Temas & Noticias



2020

2020

2020

“2020 es un año prisionero de 2019. Sus rasgos ya están determinados. Un proceso constituyente haciéndose cargo, o no, de la debacle institucional; deterioro de la economía combinada con una cuantiosa agenda social; incertidumbre compartida por esperanzas y pesimismos. Y con falencias de la política y la economía – vaya que las tienen – entrelazadas una en otra como nunca antes”, es el diagnóstico de Oscar Guillermo Garretón para el año que comienza

Un desempleo fuerte votará en el plebiscito. Parte de los que abandonaron la pobreza en estos años, volverán a ella y eso es más que economía. El proceso constituyente pone en compás de espera mucha decisión económica, especialmente sobre inversión y creación de nuevas actividades, aguardando que estén redactadas y oficializadas las nuevas reglas del juego que las regirán. La “agenda social”, con una economía creciendo dos puntos menos del PIB que se proyectaba (unos US$6.000 millones menos al año) y déficit fiscal creciente, es más que política voluntariosa. Un clima de violencia cotidiana, de amedrentamiento a los discrepantes, de descontrol del orden público, de inundación de “fake news”, de ataques y boicots a eventos de la política o a actividades productivas, es el entorno preciso para que el proceso constituyente pierda legitimidad y la economía se deteriore aún más de lo que ya está.

2019 creó conciencia masiva de que necesitamos un Chile menos desigual. Pero el camino para llegar a él se inicia en un angosto desfiladero amenazado por desprendimientos. Pedir responsabilidad en el clima de estos meses, puede motivar mofas y funas. Me importa poco. El peligro de desbarrancarse como democracia y como economía es real. 2020 será un año peligroso para Chile y la irresponsabilidad saldrá muy cara. Lo creo y lo advierto.

Es impresionante lo que ha perdido Chile en poco más de dos meses. El gobierno y el parlamento con su prestigio por los suelos (nadie los quiere, a ambos), el orden público desbordado, la institucionalidad en bancarrota; la economía que se proyectaba creciendo más, lo hará menos y algunos prevén recesión; 140.000 empleos menos en dos meses y seguirá cayendo; importaciones, exportaciones y comercio interno bajando. La violencia, el odio y la desconfianza mutua, en niveles hasta ahora desconocidos. No exageraba el Presidente del Banco Central cuando dijo que podíamos volver 27 años atrás en pobreza y desigualdad. Quienes postulan que nada ha pasado en 30 años, salvo abusos y fraudes, pueden encogerse burlonamente de hombros; pero no será la actitud de quienes lo vivan.

En 2020 se probará si somos capaces de construir como nación un futuro que a todos les valga la pena o si encarnaremos el caso de quien se vio alguna vez exitoso, pero terminó naufragando en sus propias incapacidades. Si el destino fuera éste último, nutriremos “papers” y carreras académicas en todos los idiomas; pero con las víctimas nos quedaremos nosotros. Como ocurrió con la UP.

Columna de Oscar Guillermo Garretón. LA TERCERA, 30-12-2019

Video de la semana

Video Recomendado












Humor

El dramaturgo francés Victorien Sardou (1831-1908) dio a un mendigo una moneda de diez céntimos. El pobre se enfadó ante lo exiguo de la limosna y le dijo desafiante:

—¿Qué quiere usted que haga con esto?

—Puedo sugerirle que dé esa moneda a un pobre —le contestó Sardou.

~ ~ ~



Le preguntaron durante una comida al abogado, diplomático y multimillonario estadounidense Joseph Hodges Choate (1832-1917), durante muchos años embajador de su país en el Reino Unido, quién le habría gustado ser, y respondió sin dudar:

—Mi heredero.