Temas & Noticias



ANTIDISCRIMINACIÓN

ANTIDISCRIMINACIÓN

ANTIDISCRIMINACIÓN
julio 26

ANTIDISCRIMINACIÓN

yatesCarta al director de Steven Yates, doctor y filósofo del Instituto Inglés de Negocios, publicada en “La Tercera” (21 07 2012)

Señor director:

La semana pasada, el Presidente Piñera promulgó una ley antidiscriminación. La razón por la que firmó es fácil de entender: es evidente que la violencia hacia los demás está mal. Pero, ¿es una nueva ley la mejor respuesta?

Permítaseme describir la experiencia de EE.UU. con leyes antidiscriminación. La más famosa fue, por supuesto, la Civil Rights Act de 1964. A finales de esa década, la política antidiscriminatoria se había transformado en demandas de igualdad que representaban a cada grupo que podía afirmar que había sido víctima de discriminación. El resultado fue la política conocida como “affirmative action”, supervisada por burócratas. Con ella tuvimos la contratación en puestos de trabajo de personas que no estaban calificadas; admitimos minorías raciales en las universidades que no podían hacer trabajo a nivel universitario y hubo nuevas tensiones entre grupos partidarios y detractores de gobierno. Se supone que las leyes antidiscriminación fueron hechas para contrarrestar el racismo y la discriminación en el pasado; sin embargo, sólo lograron dividir a la sociedad norteamericana.

Por supuesto, no se puede afirmar que la nueva ley de Chile tendrá estas consecuencias específicas, pero va a tener como resultado el surgimiento de grupos capaces de tomar ventaja de la ley. Después de la experiencia de EEUU, ¿el gobierno debe perseguir este tipo de política?▄▀

Steven Yates

Doctor y filósofo Instituto Inglés de Negocios

La Tercera”

21 07 2012

Video de la semana

Video Recomendado












Humor

El dramaturgo francés Victorien Sardou (1831-1908) dio a un mendigo una moneda de diez céntimos. El pobre se enfadó ante lo exiguo de la limosna y le dijo desafiante:

—¿Qué quiere usted que haga con esto?

—Puedo sugerirle que dé esa moneda a un pobre —le contestó Sardou.

~ ~ ~



Le preguntaron durante una comida al abogado, diplomático y multimillonario estadounidense Joseph Hodges Choate (1832-1917), durante muchos años embajador de su país en el Reino Unido, quién le habría gustado ser, y respondió sin dudar:

—Mi heredero.