Temas & Noticias



ENVEJECIMIENTO ACTIVO: ¿EN QUÉ CONSISTE?

ENVEJECIMIENTO ACTIVO: ¿EN QUÉ CONSISTE?

ENVEJECIMIENTO ACTIVO: ¿EN QUÉ CONSISTE?

ENVEJECIMIENTO ACTIVO: ¿EN QUÉ CONSISTE?

PEDRO-MARINEscribe Pedro Paulo Marín: “Es el término impulsado por la OMS desde fines de los años 90, para trasmitir un mensaje más amplio e integral que el slogan previo de “envejecimiento saludable””.

Envejecimiento activo se refiere al proceso por el cual se optimizan las oportunidades de bienestar físico, social y mental DURANTE TODA LA VIDA, con el objetivo de ampliar la esperanza de vida saludable, la productividad y la calidad de vida en la vejez. Así, “activo” se refiere a lo social, económico, espiritual, cultural y cívico, no simplemente a la capacidad de mantenerse físicamente activo. Se debe entender como un buen estado de salud, que incluye la no limitación funcional (o ausencia de discapacidad) y de óptimo estado cognitivo y físico junto con un alto compromiso con la participación social.

Salud y capacidad funcional

Sabemos que si se puede “envejecer bien”. Se demostró que se puede disminuir las tasas de discapacidad mediante la prevención de la enfermedad, la promoción de salud y el aprendizaje de estilos de vida saludables a toda edad. El envejecimiento habitual, eso sí implica una menor capacidad de homeostasis y reserva funcional, o sea cuesta más adaptarse frente a un insulto externo, como enfermedades, caídas, fármacos y otros.

FUNCIONAMIENTO COGNITIVO

El ser humano puede llegar a los cien y más años sin demencia. Diferentes estudios demuestran que las personas mayores tienen plasticidad intelectual y conductual, creando estrategias para lograr aprendizaje. El potencial de aprendizaje es una medida de la capacidad de reserva del individuo, por lo tanto un indicador de envejecimiento exitoso. Siempre es posible y se debe estimular el aprender cosas nuevas.

FUNCIONAMIENTO FÍSICO

Hay decenas de investigaciones que han demostrado la relación entre actividad física regular y envejecimiento activo, así como los beneficios globales del ejercicio físico en la salud física y mental. La mejor tableta diaria recetada seria “hacer ejercicio regularmente”. Esto implica caminar (como si uno fuere atrasado) a lo menos 30 minutos diarios.

COMPROMISO CON LA VIDA

Con los años, a veces, las personas se desvinculan social y afectivamente. El aislamiento social y la ausencia de relaciones sociales estables son factores predictores de enfermedad y dependencia. Mantener una amplia red de apoyo social, realizar actividades de voluntariado o participando como trasmisores de experiencia, cultura y valores mantiene la autoestima, provoca sentimientos de pertenencia y utilidad. Si participar en clubes, grupos etc.

La prevención es un factor fundamental para lograr que el envejecimiento activo sea habitual. De cada uno de nosotros depende, envejeceremos según como hayamos vivido. Debemos PREVENIR DURANTE TODA LA VIDA, A toda edad hay tiempo y oportunidades, no debemos desaprovecharlas. Consulte a su médico a tiempo.

DECÁLOGO PARA TENER UN “ENVEJECIMIENTO ACTIVO”

1. Comer de todo, pero bien balanceado. (dieta mediterránea, beber moderado)

2. Evitar siempre el tabaco y exceso de alcohol

3. Mantener diariamente una actividad física moderada (caminar apurado)

4. Cuidar la salud (prevenir las enfermedades y atenderse a tiempo)

5. Evitar la soledad, (siempre agruparse, participar, emparejarse)

6. No dejar de estudiar, al menos leer. Aprender cosas nuevas

7. Mantenerse informado (barrio, ciudad, país, del mundo)

8. Divertirse. Reírse.

9. Programar la jubilación a tiempo y ocupar el tiempo libre

10. Nunca es tarde para emprender cualquier cosa.▄

Pedro Paulo Marín
La Tercera
11 01 2011

Video de la semana

Video Recomendado












Humor

El dramaturgo francés Victorien Sardou (1831-1908) dio a un mendigo una moneda de diez céntimos. El pobre se enfadó ante lo exiguo de la limosna y le dijo desafiante:

—¿Qué quiere usted que haga con esto?

—Puedo sugerirle que dé esa moneda a un pobre —le contestó Sardou.

~ ~ ~



Le preguntaron durante una comida al abogado, diplomático y multimillonario estadounidense Joseph Hodges Choate (1832-1917), durante muchos años embajador de su país en el Reino Unido, quién le habría gustado ser, y respondió sin dudar:

—Mi heredero.