Temas & Noticias

Nacional



DATA SANTIAGUINA

Se discute si se han hecho obras destacadas con motivo del Bicentenario de la primera Junta de Gobierno. Hay que agregar una que se deja en tercer plano: El Transantiago.

Leer más


“LA COMMEDIA NON È FINITA”

En la Onemi la jornada del terremoto y declaraciones de personeros, prueban que “han sido demasiadas las improvisaciones, las excusas a la chilena, la pasividad y la falta de liderazgo, y por otro lado han sido muchísimas las víctimas que sólo con alguien que hubiera sabido tomar las riendas se podrían haber evitado. Además, en países fronterizos ya ironizan sobre el fatídico episodio”. Escribe Lillian Calm.

Leer más


DE LAS SUBPRIMES AL ESTADO FALLIDO

“La recuperación se ha visto perturbada ahora por una debacle proveniente desde Grecia, España, Portugal e Irlanda, declarados países fallidos. Han entrado en insolvencia a causa de la ligereza con que el Estado ha gastado en expandir el sistema de bienestar, creyendo que eran más ricos de lo que son”. Escribe el economista Javier Fuenzalida A.

Leer más


EL LIFTING DE MONDADORI

“¿Qué te ha pasado? ¿Te has hecho un lifting en la cara?”. Lógica interrogante en estos tiempos en que los liftings llevan décadas de moda (lo que no quiere decir que los resultados estén garantizados)”. Escribe Lillian Calm.

Leer más


EL PERIODISMO CHILENO ESTÁ DE LUTO

Falleció Arturo Fontaine Aldunate, ex director de “El Mercurio” y presidente durante 10 años del Consejo de Ética de los Medios de Comunicación.

Leer más


LA COCINA POLÍTICA CONTINGENTE

Los cinco grandes temas que deben definirse: Identidad de la Coalición por el Cambio, destino de la Concertación, posición de la UDI como partido de gobierno, fortaleza y duración del primer gabinete de Piñera y el control de la agenda pública. Escribe Sergio Melnick.

Leer más


UN NUEVO CARGO PARA DON NÉSTOR

Se buscaba el consenso en la elección del ex presidente Kirchner para la secretaría de Unasur. Y se logró, pero con dos grandes ausencias: la de los presidentes de Colombia y Perú, que delegaron en sus cancilleres. Escribe Lillian Calm.

Leer más


ESCOMBROS RECUPERABLES

El economista Javier Fuenzalida recoge la propuesta de la arquitecto Consuelo Bravo y sugiere que hacer con los destrozos dejados por el terremoto. Hay ejemplos de otras experiencias.

Leer más


LA TRAICIÓN DE JANE FONDA

Desde el envase de una crema, la actriz muestra su piel lisa, joven, conseguida —se suponía— con el producto que publicita. Pero a sus 73 años terminó por sucumbir a la tentación del bisturí… Escribe Gloria Urgelles.

Leer más

Powerpoint de la semana

Video Recomendado

Asombroso lo que hizo
Intervención Cerro San Cristóbal
Impresionantes Pinturas 3D del Artista Edgar Muller
La risa de Juan Pablo II

Humor

A comienzos de siglo XVIII reinó en Prusia un hombre muy temperamental. Federico Guillermo tenía la costumbre de pasear sin escolta por las calles de Berlín. Cuentan que cuando encontraba alguien que le desagradara, lo que ocurría con frecuencia, no dudaba en golpearlo con su bastón. Por esa razón cuando la gente lo veía a lo lejos, prudentemente huía lo más rápido posible.

En cierta ocasión, como de costumbre, el rey avanzaba golpeando el suelo con su bastón. Un berlinés, tomado por sorpresa, tratando de huir del monarca, se ocultó en un portal. Ahí lo sorprendió Federico Guillermo, y lo increpó de inmediato:

- Eh, tú, ¿A dónde vas?

El pobre hombre, que temblaba de miedo, le indicó con la cabeza una la puerta.

- ¿Vives ahí?, lo interrogó.

El hombre hizo un gesto de negación.

- ¿Es la casa de un amigo tuyo? Volvió a preguntar.

- No, Majestad.

El rey lo miró con sospecha,

-Entonces, ¿por qué entras en ella?

El hombre tuvo miedo de que se le considerara como ladrón, así que confesó:

- Lo hacía para evitar encontrarme con su Majestad. Federico Guillermo lo miró extrañado.

- ¿Y por qué quieres evitarme?

Bajando la vista, decidió decirle la verdad:

- Porque tengo miedo de su Majestad.

Al escuchar esto, Federico Guillermo montó en una de sus famosas rabietas. Agarró al infeliz por el cuello, lo sacudió violentamente, y lo increpó:

- ¿Cómo te atreves a tener miedo de mí? ¡Soy tu rey, así que tienes que amarme! ¡Ámame, desgraciado! ¡Te ordeno que me ames!

----------------------------------------------------------------