Temas & Noticias

Columnistas nacional



"ESTADO" NACIONAL

    "ESTADO" NACIONAL

Lo peor es saber qué hacer ahora con las más de cinco mil butacas “instaladas” que ya se compraron y que están sobrando. Escribe el arquitecto Felipe Assadi.

Leer más


DEL “COFFE-BREAK” AL “SIESTA-BREAK”

    DEL “COFFE-BREAK” AL “SIESTA-BREAK”

Gloria Urgelles escribe que “pocos se atreven a contar que duermen la siesta, por la injusta relación que tiene con la flojera. Pero hoy, cada pestañada extra se prestigia y es objeto de serios estudios”.

Leer más


DEL BÁSQUETBOL A LA MITRA

    DEL BÁSQUETBOL A LA  MITRA

“¿Los métodos de control buscan garantizar la felicidad en las discotecas, con sexo sin hijos? ¿Dónde están los papás de esos chicos? ¡Habría que meterlos presos, por irresponsables sociales!”, afirma el Cardenal Cipriani, Arzobispo de Lima. Escribe Lillian Calm.

Leer más


EDUCACIÓN Y LENGUAJE

  EDUCACIÓN Y LENGUAJE

Escribe Otto Dörr: “No se puede pensar sin palabras y por lo tanto, esa dramática pérdida de vocablos y en particular de sustantivos que estamos observando, sobre todo en nuestra juventud, va a conducir necesariamente a una atrofia de la capacidad de pensar”.

Leer más


JUNTÉMONOS CUALQUIER DÍA DE ÉSTOS

  JUNTÉMONOS CUALQUIER DÍA DE ÉSTOS

Nicolás Luco Rojas escribe: “David Benavente, el dramaturgo, me dijo una vez que a lo mejor el día del Juicio Final iba a ser una reunión social de todos. Todos llegaríamos allí con una cassette —hoy sería un pendrive— que retiraríamos de nuestros cráneos para intercambiarlas entre nosotros”.

Leer más


¿BANQUEROS O PRESTAMISTAS?

  ¿BANQUEROS O PRESTAMISTAS?

“Se dice que los bancos son pródigos en ofrecer dinero durante el boom cuando poco se necesita y lo mezquinan en las recesiones cuando más se necesita”. Escribe Javier Fuenzalida.

Leer más


ENTRE CALLAR Y NO CALLAR

  ENTRE CALLAR Y NO CALLAR

Hay “frases o cuñas que hacen las delicias de los periodistas, pero… hay que enfatizar, el periodista es sólo quien se encarga de difundirlas… Hay personajes que se hacen famosos por sus frases, algunas hasta deliberadas”. Escribe Lillian Calm.

Leer más


¿QUE TIENEN LOS TOREROS QUE LOS FUTBOLISTAS ENVIDIAN?

  ¿QUE TIENEN LOS TOREROS QUE LOS FUTBOLISTAS ENVIDIAN?

La otra Roja, la de España, abrió mal el Mundial de Fútbol. Esto pone en peligro el fervor de sus fanáticos. Y mientras bajan los bonos del “deporte rey” en el cotizado “show bussines” hispano, suben los de los toreros y su “fiesta nacional”. Escribe Gloria Urgelles V.

Leer más


OTERO: DE LA VERDAD AL PERDÓN

  OTERO: DE LA VERDAD AL PERDÓN

“En la concepción histórica, el izquierdismo ha indexado nuevos dogmas, a los que pretende que todos los chilenos deban adherir con alma, corazón y vida”, escribe Gonzalo Rojas.

Leer más

Powerpoint de la semana

Video Recomendado

Asombroso lo que hizo
Intervención Cerro San Cristóbal
Impresionantes Pinturas 3D del Artista Edgar Muller
La risa de Juan Pablo II

Humor

A comienzos de siglo XVIII reinó en Prusia un hombre muy temperamental. Federico Guillermo tenía la costumbre de pasear sin escolta por las calles de Berlín. Cuentan que cuando encontraba alguien que le desagradara, lo que ocurría con frecuencia, no dudaba en golpearlo con su bastón. Por esa razón cuando la gente lo veía a lo lejos, prudentemente huía lo más rápido posible.

En cierta ocasión, como de costumbre, el rey avanzaba golpeando el suelo con su bastón. Un berlinés, tomado por sorpresa, tratando de huir del monarca, se ocultó en un portal. Ahí lo sorprendió Federico Guillermo, y lo increpó de inmediato:

- Eh, tú, ¿A dónde vas?

El pobre hombre, que temblaba de miedo, le indicó con la cabeza una la puerta.

- ¿Vives ahí?, lo interrogó.

El hombre hizo un gesto de negación.

- ¿Es la casa de un amigo tuyo? Volvió a preguntar.

- No, Majestad.

El rey lo miró con sospecha,

-Entonces, ¿por qué entras en ella?

El hombre tuvo miedo de que se le considerara como ladrón, así que confesó:

- Lo hacía para evitar encontrarme con su Majestad. Federico Guillermo lo miró extrañado.

- ¿Y por qué quieres evitarme?

Bajando la vista, decidió decirle la verdad:

- Porque tengo miedo de su Majestad.

Al escuchar esto, Federico Guillermo montó en una de sus famosas rabietas. Agarró al infeliz por el cuello, lo sacudió violentamente, y lo increpó:

- ¿Cómo te atreves a tener miedo de mí? ¡Soy tu rey, así que tienes que amarme! ¡Ámame, desgraciado! ¡Te ordeno que me ames!

----------------------------------------------------------------