Temas & Noticias

Sociedad



Cuba: En tren o en bicicleta, en defensa del no nacido

    Cuba: En tren o en bicicleta, en defensa del no nacido

El cubano medio tiene una mentalidad abortista, y piensa que se le hace un bien al niño que no se le permite nacer si no es sano, o si llega al mundo a vivir en condiciones económicas difíciles, y hasta se considera que es un bien para el niño ser abortado si no es “deseado”.

Leer más


REMATAN EL AUTO "MÁS BELLO DEL MUNDO"

    REMATAN EL AUTO "MÁS BELLO DEL MUNDO"

Un automóvil deportivo que alguna vez perteneció a la actriz Diana Dors, considerada la Marilyn Monroe británica, fue vendido en US$ 3 millones en una subasta en California, Estados Unidos.

Leer más


MIEDO AL FUTURO

    MIEDO AL FUTURO

El declive del compromiso matrimonial y la opción por las relaciones efímeras o la brutal caída de la natalidad son algunas de las causas del miedo al futuro.

Leer más


LA TIRANÍA DE LAS MAYORÍA

  LA TIRANÍA DE LAS MAYORÍA

El filósofo Sergio Belardinelli: “La cultura dominante trata de implantar la convicción de que no existe ninguna verdad sobre la convicción de que existen tantas verdades como individuos”.

Leer más


UNA SOCIEDAD EN BUSCA DE SALVACIÓN

  UNA SOCIEDAD EN BUSCA DE SALVACIÓN

El entusiasmo ante los futbolistas de la selección española comprueba que nuestro tiempo sigue necesitando superhéroes salvadores. Los medios los proporcionan con generosidad. La fascinación por los poderes sobrehumanos es una corriente que, en los últimos tiempos, se ha convertido en una tendencia global en el cine, televisión y, por supuesto, su crisol natural, el comic book.

Leer más


EL SÍNDROME DE PETER PAN NO ERA UN CUENTO

  EL SÍNDROME DE PETER PAN NO ERA UN CUENTO

Desde hace varios años, algunos expertos venían advirtiendo sobre el síndrome de los que no quieren crecer: esos jóvenes que retrasan las decisiones vitales para evitar las responsabilidades de los adultos.

Leer más


TRIBUNAL EUROPEO NO AMPARA EL “MATRIMONIO GAY”

  TRIBUNAL EUROPEO NO AMPARA EL “MATRIMONIO GAY”

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos acaba de respaldar la decisión de Austria de negarse a casar a dos homosexuales. Además, la sentencia aclara que el Convenio Europeo de Derechos Humanos no obliga a los Estados firmantes (o sea, a los países miembros del Consejo de Europa) a reconocer el derecho al matrimonio gay.

Leer más


LA REVOLUCIÓN BOOM BOOM

  LA REVOLUCIÓN BOOM BOOM

Un grupo expande por la Internet una campaña de gestos amables, emplea una baraja de cartas que contiene 26 acciones de amabilidad.

Leer más


CURAS DE LA ESPERANZA

  CURAS DE LA ESPERANZA

“Frente a quienes traicionaron la sagrada investidura pastoral existen miles de hombres que a lo largo del mundo cotidiana y lealmente cumplen su compromiso vocacional”.

Leer más

Powerpoint de la semana

Video Recomendado

Asombroso lo que hizo
Intervención Cerro San Cristóbal
Impresionantes Pinturas 3D del Artista Edgar Muller
La risa de Juan Pablo II

Humor

A comienzos de siglo XVIII reinó en Prusia un hombre muy temperamental. Federico Guillermo tenía la costumbre de pasear sin escolta por las calles de Berlín. Cuentan que cuando encontraba alguien que le desagradara, lo que ocurría con frecuencia, no dudaba en golpearlo con su bastón. Por esa razón cuando la gente lo veía a lo lejos, prudentemente huía lo más rápido posible.

En cierta ocasión, como de costumbre, el rey avanzaba golpeando el suelo con su bastón. Un berlinés, tomado por sorpresa, tratando de huir del monarca, se ocultó en un portal. Ahí lo sorprendió Federico Guillermo, y lo increpó de inmediato:

- Eh, tú, ¿A dónde vas?

El pobre hombre, que temblaba de miedo, le indicó con la cabeza una la puerta.

- ¿Vives ahí?, lo interrogó.

El hombre hizo un gesto de negación.

- ¿Es la casa de un amigo tuyo? Volvió a preguntar.

- No, Majestad.

El rey lo miró con sospecha,

-Entonces, ¿por qué entras en ella?

El hombre tuvo miedo de que se le considerara como ladrón, así que confesó:

- Lo hacía para evitar encontrarme con su Majestad. Federico Guillermo lo miró extrañado.

- ¿Y por qué quieres evitarme?

Bajando la vista, decidió decirle la verdad:

- Porque tengo miedo de su Majestad.

Al escuchar esto, Federico Guillermo montó en una de sus famosas rabietas. Agarró al infeliz por el cuello, lo sacudió violentamente, y lo increpó:

- ¿Cómo te atreves a tener miedo de mí? ¡Soy tu rey, así que tienes que amarme! ¡Ámame, desgraciado! ¡Te ordeno que me ames!

----------------------------------------------------------------