Temas & Noticias

Matrimonio y Familia



CONSTRUIR UNA FAMILIA

    CONSTRUIR UNA FAMILIA

Los datos actuales manifiestan la crisis en la que se encuentran muchas familias, derivada en gran parte, de una carencia de valores y de un mal entendimiento de lo que es el amor conyugal en su punto de partida.

Leer más


LOS DAÑOS DE CRECER SIN UN PADRE Y UNA MADRE

    LOS DAÑOS DE CRECER SIN UN PADRE Y UNA MADRE

El ambiente ideal para criar a los hijos es la estabilidad biológica de la relación entre el padre y la madre.

Leer más


PARA QUE SU AMOR NO MUERA, CONSTRUYE UN TAJ MAHAL

    PARA QUE SU AMOR NO MUERA, CONSTRUYE UN TAJ MAHAL

Un funcionario del gobierno retirado en India está construyendo una réplica de tamaño reducido del Taj Mahal en una aldea al norte del país para honrar la memoria y el amor que sentía por la que fue su esposa durante 58 años.

Leer más


LA SOLEDAD DE LOS PADRES ANCIANOS

  LA SOLEDAD DE LOS PADRES ANCIANOS

Apartados de la sociedad por sus propios hijos, algo que ya ocurre en las avanzadas sociedades occidentales y que se intuye está comenzando a pasar en la sociedad china.

Leer más


DIEZ CLAVES PARA CRECER EN PAREJA

  DIEZ CLAVES PARA CRECER EN PAREJA

La vida en pareja es de esas realidades que, si no crecen, mueren. El cuidado es esencial, pues de ello depende nuestra felicidad y la de nuestros hijos.

Leer más


MERKEL ANTE LA CAÍDA DEMOGRÁFICA AYUDA A LA FAMILIA

  MERKEL ANTE LA CAÍDA DEMOGRÁFICA AYUDA A LA FAMILIA

La canciller alemana asigna 7.500 millones de euros a subsidios por hijos, 20.000 millones a ayudas a madres, pensionistas y personas con discapacidad laboral, y 12.500 millones a aumentar y mejorar las jubilaciones para madres de familia

Leer más


MÁS DE 710.000 FIRMAS A FAVOR DEL MATRIMONIO EN CROACIA

  MÁS DE 710.000 FIRMAS A FAVOR DEL MATRIMONIO EN CROACIA

La iniciativa “En el nombre de la familia” está promoviendo la recogida de firmas para un referéndum que modifique la Constitución e incluya la definición de matrimonio como unión entre un hombre y una mujer

Leer más


LA ESENCIA DEL AMOR

  LA ESENCIA DEL AMOR

El amor que se da es el que verdaderamente cuenta.

Leer más


CÓMO LES VEMOS Y CÓMO SE SIENTEN LOS NIÑOS

  CÓMO LES VEMOS Y CÓMO SE SIENTEN LOS NIÑOS

Un reciente informe de Unicef sobre el bienestar infantil en los países ricos plantea la pregunta de cómo valorar la calidad de vida de los más pequeños, y de si su punto de vista coincide con el de los adultos.

Leer más

Powerpoint de la semana

Video Recomendado

Asombroso lo que hizo
Intervención Cerro San Cristóbal
Impresionantes Pinturas 3D del Artista Edgar Muller
La risa de Juan Pablo II

Humor

A comienzos de siglo XVIII reinó en Prusia un hombre muy temperamental. Federico Guillermo tenía la costumbre de pasear sin escolta por las calles de Berlín. Cuentan que cuando encontraba alguien que le desagradara, lo que ocurría con frecuencia, no dudaba en golpearlo con su bastón. Por esa razón cuando la gente lo veía a lo lejos, prudentemente huía lo más rápido posible.

En cierta ocasión, como de costumbre, el rey avanzaba golpeando el suelo con su bastón. Un berlinés, tomado por sorpresa, tratando de huir del monarca, se ocultó en un portal. Ahí lo sorprendió Federico Guillermo, y lo increpó de inmediato:

- Eh, tú, ¿A dónde vas?

El pobre hombre, que temblaba de miedo, le indicó con la cabeza una la puerta.

- ¿Vives ahí?, lo interrogó.

El hombre hizo un gesto de negación.

- ¿Es la casa de un amigo tuyo? Volvió a preguntar.

- No, Majestad.

El rey lo miró con sospecha,

-Entonces, ¿por qué entras en ella?

El hombre tuvo miedo de que se le considerara como ladrón, así que confesó:

- Lo hacía para evitar encontrarme con su Majestad. Federico Guillermo lo miró extrañado.

- ¿Y por qué quieres evitarme?

Bajando la vista, decidió decirle la verdad:

- Porque tengo miedo de su Majestad.

Al escuchar esto, Federico Guillermo montó en una de sus famosas rabietas. Agarró al infeliz por el cuello, lo sacudió violentamente, y lo increpó:

- ¿Cómo te atreves a tener miedo de mí? ¡Soy tu rey, así que tienes que amarme! ¡Ámame, desgraciado! ¡Te ordeno que me ames!

----------------------------------------------------------------