Temas & Noticias

Humanidad



Aborto en Francia: 43 años de experiencia que llaman a la reflexión

El aborto se usa como anticoncepción de segunda mano. Así, desapareció de la cultura francesa el bebé sorpresa: el que no está programado se suprime.

0 comentarios Leer más


Qué sienten los adolescentes cuando publican en las redes

Uno de los mayores temores que experimentan es sentirse marginados, tener pocos seguidores o poca aprobación en las redes

0 comentarios Leer más


Inmigrantes en la escuela: con peores notas pero más motivados

Los alumnos de origen inmigrante son casi uno de cada cuatro a los 15 años, por término medio, en los países de la OCDE. En general, tienen más dificultades para aprender y suponen una carga adicional para las escuelas. Pero también son una promesa y una oportunidad, pues están más motivados, como señala un reciente informe de la Organización.

0 comentarios Leer más


La emotiva carta de amor de George Bush padre a Barbara que se ha hecho viral

El que fue presidente de Estados Unidos le escribió una misiva a su entonces prometida en la que describía lo afortunado que se sentía por poder casarse con la mujer de su vida

0 comentarios Leer más


París viaja en el tiempo con una subasta del lujoso mobiliario del Ritz

En 2012, el Ritz cerró sus puertas por primera vez en su historia para hacer unas importantes reformas que duraron cuatro años, hasta junio de 2016.

0 comentarios Leer más


La veta Gnóstica

En un sentido u otro, el gnosticismo siempre ha sido una veta para los buscadores de fantasías. ¿Qué sucede al final con toda esta ilusión gnóstica?

0 comentarios Leer más


El liderazgo según los clásicos. Lecciones para el mundo de hoy

Hay que recuperar la educación en valores que parecen haber caído en desuso, tales como el esfuerzo, el servicio, la magnanimidad o la solidaridad

Leer más


Ciudadanía digital y dignidad humana

Es imposible predecir los avances tecnológicos, pero sí podemos anticipar para qué mundo los queremos. El gran reto es anticiparse al impacto de la transformación digital en el mundo laboral y la sustitución de trabajadores por robots

Leer más


Londres registra más asesinatos que Nueva York

En lo que llevamos de año, han muerto 46 personas, 13 en los últimos 19 días, fruto de una ola de apuñalamientos que tiene sobrecogida a la capital. Scotland Yard culpa a las redes sociales de la “epidemia” de asesinatos en Londres

Leer más
1 2 3 95

Powerpoint de la semana

Video Recomendado

Asombroso lo que hizo
Intervención Cerro San Cristóbal
Impresionantes Pinturas 3D del Artista Edgar Muller
La risa de Juan Pablo II

Humor

A comienzos de siglo XVIII reinó en Prusia un hombre muy temperamental. Federico Guillermo tenía la costumbre de pasear sin escolta por las calles de Berlín. Cuentan que cuando encontraba alguien que le desagradara, lo que ocurría con frecuencia, no dudaba en golpearlo con su bastón. Por esa razón cuando la gente lo veía a lo lejos, prudentemente huía lo más rápido posible.

En cierta ocasión, como de costumbre, el rey avanzaba golpeando el suelo con su bastón. Un berlinés, tomado por sorpresa, tratando de huir del monarca, se ocultó en un portal. Ahí lo sorprendió Federico Guillermo, y lo increpó de inmediato:

- Eh, tú, ¿A dónde vas?

El pobre hombre, que temblaba de miedo, le indicó con la cabeza una la puerta.

- ¿Vives ahí?, lo interrogó.

El hombre hizo un gesto de negación.

- ¿Es la casa de un amigo tuyo? Volvió a preguntar.

- No, Majestad.

El rey lo miró con sospecha,

-Entonces, ¿por qué entras en ella?

El hombre tuvo miedo de que se le considerara como ladrón, así que confesó:

- Lo hacía para evitar encontrarme con su Majestad. Federico Guillermo lo miró extrañado.

- ¿Y por qué quieres evitarme?

Bajando la vista, decidió decirle la verdad:

- Porque tengo miedo de su Majestad.

Al escuchar esto, Federico Guillermo montó en una de sus famosas rabietas. Agarró al infeliz por el cuello, lo sacudió violentamente, y lo increpó:

- ¿Cómo te atreves a tener miedo de mí? ¡Soy tu rey, así que tienes que amarme! ¡Ámame, desgraciado! ¡Te ordeno que me ames!

----------------------------------------------------------------