Temas & Noticias

Libros



JOHN HENRY NEWMAN

    JOHN HENRY NEWMAN

Una biografía, escrita por Ian Ker, que narra la vida de este hombre que dejó el anglicanismo para ser cardenal de la Iglesia católica.

Leer más


HÉROES VIAJEROS. LOS GRIEGOS Y SUS MITOS

    HÉROES VIAJEROS. LOS GRIEGOS Y SUS MITOS

Más que presentar la Odisea como resultado de estos viajes —algo que cabía esperar por el título del libro—, Robin Lane Fox demuestra cómo los griegos acostumbran a identificar a posteriori los lugares geográficos hallados con espacios del mapa mitológico ofrecidos por Homero y otros autores.

Leer más


LA IMPOSTURA FREUDIANA

    LA IMPOSTURA FREUDIANA

El profesor Juan B. Fuentes realiza una crítica profunda de los fundamentos antropológicos de uno de los baluartes de la filosofía de la sospecha.

Leer más


RICHARD YATES Y LOS ESCOMBROS DE SU PROPIA FAMILIA

  RICHARD YATES Y LOS ESCOMBROS DE SU PROPIA FAMILIA

En 1986, en medio de borracheras que terminaban en el hospital, Yates publicó su última novela, Cold Spring Harbor. Por primera vez en Chile, el libro retrata las frustraciones de dos familias en los suburbios. El más amargo de los libros del autor de Vía Revolucionaria también tiene un trasfondo autobiográfico.

Leer más


CARTAS A STALIN

  CARTAS A STALIN

Dos escritores rusos en sus misivas al dictador comunista reclaman contra la prohibición de escribir impuesta por el régimen.

Leer más


ENVIDIA

  ENVIDIA

Yuri Olesha está entre los novelistas rusos que han alcanzado cotas de perfección inigualada en el arte de colocar el espejo cóncavo ante la siempre excesiva historia de un pueblo desmesurado para todo.

Leer más


HA MUERTO MIGUEL DELIBES, UN ESCRITOR CRISTIANO

  HA MUERTO MIGUEL DELIBES, UN ESCRITOR CRISTIANO

Su obra y su vida están llenas de referencias a su fe católica, “espero que Cristo cumpla su palabra y ella nos traiga una paz y una justicia perdurables a los que tanto las hemos predicado. Para mí eso podía ser una forma de vida eterna”, declaraba.

Leer más


EL SALTO AL VACÍO DE ROBERTO BOLAÑO

  EL SALTO AL VACÍO DE ROBERTO BOLAÑO

Cronista de un mundo oscuro y a la deriva. Anagrama publica “El Tercer Reich”, su primera novela, hasta ahora inédita.

Leer más


DIOS NOS ENSEÑA A DESEARLE

  DIOS NOS ENSEÑA A DESEARLE

Se reedita Reflexiones sobre los salmos, de C.S. Lewis, que con gran belleza explica importantes hitos en la historia de la Revelación, incidiendo en aspectos del primitivo conocimiento del hombre acerca de Dios, que, aunque superados, encierran valiosísimas enseñanzas.

Leer más

Powerpoint de la semana

Video Recomendado

Asombroso lo que hizo
Intervención Cerro San Cristóbal
Impresionantes Pinturas 3D del Artista Edgar Muller
La risa de Juan Pablo II

Humor

A comienzos de siglo XVIII reinó en Prusia un hombre muy temperamental. Federico Guillermo tenía la costumbre de pasear sin escolta por las calles de Berlín. Cuentan que cuando encontraba alguien que le desagradara, lo que ocurría con frecuencia, no dudaba en golpearlo con su bastón. Por esa razón cuando la gente lo veía a lo lejos, prudentemente huía lo más rápido posible.

En cierta ocasión, como de costumbre, el rey avanzaba golpeando el suelo con su bastón. Un berlinés, tomado por sorpresa, tratando de huir del monarca, se ocultó en un portal. Ahí lo sorprendió Federico Guillermo, y lo increpó de inmediato:

- Eh, tú, ¿A dónde vas?

El pobre hombre, que temblaba de miedo, le indicó con la cabeza una la puerta.

- ¿Vives ahí?, lo interrogó.

El hombre hizo un gesto de negación.

- ¿Es la casa de un amigo tuyo? Volvió a preguntar.

- No, Majestad.

El rey lo miró con sospecha,

-Entonces, ¿por qué entras en ella?

El hombre tuvo miedo de que se le considerara como ladrón, así que confesó:

- Lo hacía para evitar encontrarme con su Majestad. Federico Guillermo lo miró extrañado.

- ¿Y por qué quieres evitarme?

Bajando la vista, decidió decirle la verdad:

- Porque tengo miedo de su Majestad.

Al escuchar esto, Federico Guillermo montó en una de sus famosas rabietas. Agarró al infeliz por el cuello, lo sacudió violentamente, y lo increpó:

- ¿Cómo te atreves a tener miedo de mí? ¡Soy tu rey, así que tienes que amarme! ¡Ámame, desgraciado! ¡Te ordeno que me ames!

----------------------------------------------------------------