Temas & Noticias

Humor



CHISTES

    CHISTES

En el cine: -Oiga señor, esta es la 5ª vez que compra el ticket. -Es que el hombre de la puerta me lo rompe cada vez que se lo doy.

Leer más


CHISTES

    CHISTES

Las mujeres son tan complicadas que cuando se les aparece el príncipe azul no es del tono de azul que ellas esperaban   -Mamá, ¿otra vez mariscos? -Más fuerte, hija

Leer más


AVISOS PARROQUIALES

    AVISOS PARROQUIALES

Son avisos de diferentes parroquias, reales todos ellos, que seguramente habrán sido hechos con toda la buena voluntad, inocencia y total respeto. Para que tengamos en cuenta la redacción…..

Leer más


UNA EMPUJADITA:

  UNA EMPUJADITA:

UNA EMPUJADITA:

Leer más


HUMOR

  HUMOR
Leer más


RECUERDOS DEL DIECIOCHO

  RECUERDOS DEL DIECIOCHO

FIN DE FIESTAS, SEGÚN LUKAS

Leer más


EL TORITO "FRUTILLA" Y LA POLÍTICA

  EL TORITO "FRUTILLA" Y LA POLÍTICA

Cayó dentro de una cámara de agua potable, en el sector de San Carlos de Apoquindo, en Santiago. Desde las redes sociales pedían que fuera auxiliado

Leer más


HUMOR HIDROELÉCTRICO

  HUMOR HIDROELÉCTRICO

Para sonreír con la paradoja de los manifestantes.

Leer más


HUMOR: ANUNCIOS EN PARROQUIAS

  HUMOR: ANUNCIOS EN PARROQUIAS

Aseguran que fueron escritos en parroquias; ya los publicamos en 2006, pero como hacen sonreír los repetimos.

Leer más

Para leer en familia



Ver mas artículos

Powerpoint de la semana

Video Recomendado

Lo que está detrás de la ideología de género (Benigno Blanco)
Loving Vincent - Trailer 2016 (web)
¿Qué es la felicidad?

Humor

Cuenta la historia que en el transcurso de la Campaña de Tarapacá, un soldado fue premiado por su valor en el combate. El día de la condecoración, el brigadier Erasmo Escala vio que el soldado tenía puesta la medalla al lado derecho, y le dijo:

-Hombre, ¿no sabe que las medallas van al lado del corazón?
A lo que el aludido, algo ebrio, le contestó:
-Mi general es que los chilenos tenemos el corazón tan grande que nos cubre todo el pecho.

--------------------------------------------------------------------------

Una noche en que el Presidente de la República Domingo Santa María paseaba por la Plaza de Armas de Santiago, vio a un borracho durmiendo en uno de los bancos. El presidente intentó despertarlo tocándolo con su bastón. El borracho sintiéndose interrumpido, solo se dio vuelta de posición, pero como don Domingo insistió, el ebrio preguntó algo soñoliento y malhumorado:
- ¿Quién molesta?
A lo que el Presidente de la República respondió: - Santa María
El borracho, sin inmutarse y con los ojos cerrados, contestó:
- Ora pro nobis ....... y siguió durmiendo.
------------------------------------------------------------------