Temas & Noticias

Historia



La globalización comenzó en 1492

El ciclo organizado por la Fundación Banco Santander y coordinado por Carmen Iglesias (foto) conmemora el V centenario de la primera vuelta al mundo de Magallanes y Elcano y repasará el papel de la mujer en la Conquista.

Leer más


Al menos 10.000 personas murieron en la matanza de Tiananmen, según varios documentos desclasificados

Los telegramas del embajador británico en China en 1989, Alan Donald, revelan la cifra de asesinados en las protestas prodemocráticas

Leer más


Así veían los nazis a Franco: “No es un héroe, sino un pequeño mequetrefe”

A día de hoy, sigue siendo un misterio lo que ocurrió en la entrevista entre el español y Adolf Hitler. Lo que sí sabemos es que el antiguo jefe del Estado no era demasiado apreciado por los oficiales germanos

Leer más


Roma absuelve a Ovidio del exilio 2.000 años después

El Movimiento Cinco Estrellas italiano ha logrado en el Parlamento revocar una sentencia de exilio impuesta hace 2.000 años por el emperador Octavio Augusto contra el poeta Ovidio, autor de ‘Las metamorfosis’.

Leer más


La radicalización de Lenin

En su libro Lénine, l’inventeur du totalitarisme (2007, 2017) Stéphane Courtois sostiene que fue Lenin el que dio a la Revolución sus rasgos totalitarios. En la conferencia que dio el 9 de octubre en la Universidad CEU San Pablo, habló del líder comunista y de su extremismo ideológico.

Leer más


Leyenda y verdad de la Revolución rusa

Stéphane Courtois editó en 1997 El libro negro del comunismo, que reveló el terror y la represión implantada en los países comunistas de todo el mundo. Director de investigación en el CNRS francés, ha estudiado en profundidad la historia del comunismo y su naturaleza totalitaria. Con motivo del Congreso “Cien años de la Revolución Rusa”, celebrado el 9 y 10 de octubre pasados, la Universidad CEU San Pablo le invitó a impartir la conferencia inaugural. Ofrecemos un extracto de su intervención.

Leer más


¿Quiénes eran los Rapanui, los misteriosos creadores de las estatuas gigantes de la Isla de Pascua?

Una investigación genética parece descartar el contacto con los sudamericanos antes de la llegada de los europeos a la isla en 1722

Leer más


Toda la verdad sobre la amante de Hitler

Se ha dicho siempre que detrás de todo gran hombre hay una gran mujer. ¿Y detrás de un demonio? Cómo era de verdad la mujer que acompañó hasta sus últimos días al ‘Führer’.

Leer más


El hispanista, el catalanista

El hispanista John H. Elliott acaba de entregar a sus editores de Yale University Press más de 600 páginas de historia comparada entre Cataluña y Escocia. El libro se publicará en 2018 y generará polémica. Las semejanzas en las peripecias de ambos territorios, que son notables, pueden nublar las diferencias, que son decisivas.

Leer más

Powerpoint de la semana

Video Recomendado

Asombroso lo que hizo
Intervención Cerro San Cristóbal
Impresionantes Pinturas 3D del Artista Edgar Muller
La risa de Juan Pablo II

Humor

A comienzos de siglo XVIII reinó en Prusia un hombre muy temperamental. Federico Guillermo tenía la costumbre de pasear sin escolta por las calles de Berlín. Cuentan que cuando encontraba alguien que le desagradara, lo que ocurría con frecuencia, no dudaba en golpearlo con su bastón. Por esa razón cuando la gente lo veía a lo lejos, prudentemente huía lo más rápido posible.

En cierta ocasión, como de costumbre, el rey avanzaba golpeando el suelo con su bastón. Un berlinés, tomado por sorpresa, tratando de huir del monarca, se ocultó en un portal. Ahí lo sorprendió Federico Guillermo, y lo increpó de inmediato:

- Eh, tú, ¿A dónde vas?

El pobre hombre, que temblaba de miedo, le indicó con la cabeza una la puerta.

- ¿Vives ahí?, lo interrogó.

El hombre hizo un gesto de negación.

- ¿Es la casa de un amigo tuyo? Volvió a preguntar.

- No, Majestad.

El rey lo miró con sospecha,

-Entonces, ¿por qué entras en ella?

El hombre tuvo miedo de que se le considerara como ladrón, así que confesó:

- Lo hacía para evitar encontrarme con su Majestad. Federico Guillermo lo miró extrañado.

- ¿Y por qué quieres evitarme?

Bajando la vista, decidió decirle la verdad:

- Porque tengo miedo de su Majestad.

Al escuchar esto, Federico Guillermo montó en una de sus famosas rabietas. Agarró al infeliz por el cuello, lo sacudió violentamente, y lo increpó:

- ¿Cómo te atreves a tener miedo de mí? ¡Soy tu rey, así que tienes que amarme! ¡Ámame, desgraciado! ¡Te ordeno que me ames!

----------------------------------------------------------------