Temas & Noticias

Ciencia y Tecnología



¿CÓMO CALLAR A LA VUVUZELA… EN LA TV?

El sonido de la vuvuzela probablemente pasará a la historia como uno de los recuerdos del Mundial de Fútbol Sudáfrica 2010. Para algunos es parte la festividad africana, mientras que para otros se trata de un ruido insoportable.

Leer más


LOS BAJOS TIENEN MÁS RIESGO CARDÍACO

La gente de baja estatura tiene más probabilidades de sufrir enfermedades del corazón que la gente más alta, revela una investigación.

Leer más


ELLOS SE QUEJAN MÁS QUE ELLAS

Un estudio realizado por la compañía británica Engage Mutual descubrió que los hombres se quejan más y tienden a exagerar más que las mujeres para ganar la simpatía de éstas cuando están enfermos.

Leer más


CÉLULAS SINTÉTICAS: ¿DEBEN TENER RESTRICCIONES?

El descubrimiento de la primera célula creada a partir de ADN sintético abre un abanico de posibilidades pero también de riesgos que deben de ser contemplados en su justa medida. En la fotografía Graig Venter, padre de la primera célula con ADN sintético.

Leer más


LARVAS DE CORAL: SIN OÍDOS, PERO ESCUCHAN

Hasta ahora, se pensaba que las larvas de coral se desplazaban sin rumbo fijo por el mar, a merced de las corrientes marinas, hasta que, casi por azar, algunas de ellas lograban regresar a la colonia madre, para iniciar su desarrollo y transformarse en corales adultos.

Leer más


INTERNET: ¿HA MEJORADO EL MUNDO?

Desmitificados siete paradigmas de las supuestas “bondades” de la Red, aunque no se pueden minusvalorar las potencialidades positivas.

Leer más


IRON MAN 2: CIENCIA FICCIÓN Y TECNOLOGÍA REAL

En FayerWayer no hablamos mucho de cine, excepto en algunas ocasiones en que nos hemos referido a algunas (recientemente en el caso de Avatar) porque son grandes sucesos en el mundo geek. Y este es uno de esos casos.

Leer más


ENGANCHADOS AL TECLADO

Cerca de dos millones de personas son adictas a Internet, según los datos dados a conocer por el gobierno de Corea del Sur, una de las naciones más avanzadas tecnológicamente. Se estima que tres de cada diez adultos y el 26% de los adolescentes están enganchados a los juegos en red.

Leer más


NARCISISMO SANO Y DEL OTRO: CUÁNDO ESTAMOS EN PROBLEMAS

Hay una cuota normal que tiene que ver con la “energía vital” imprescindible. Pero hacer foco en el propio ombligo más de lo aconsejable y enamorarse de la propia imagen afecta el vínculo con los demás. ¿Qué se esconde detrás de estas personalidades? Aquí, una reflexión de la psicóloga Carmen Iriondo.

Leer más

Powerpoint de la semana

Video Recomendado

Asombroso lo que hizo
Intervención Cerro San Cristóbal
Impresionantes Pinturas 3D del Artista Edgar Muller
La risa de Juan Pablo II

Humor

A comienzos de siglo XVIII reinó en Prusia un hombre muy temperamental. Federico Guillermo tenía la costumbre de pasear sin escolta por las calles de Berlín. Cuentan que cuando encontraba alguien que le desagradara, lo que ocurría con frecuencia, no dudaba en golpearlo con su bastón. Por esa razón cuando la gente lo veía a lo lejos, prudentemente huía lo más rápido posible.

En cierta ocasión, como de costumbre, el rey avanzaba golpeando el suelo con su bastón. Un berlinés, tomado por sorpresa, tratando de huir del monarca, se ocultó en un portal. Ahí lo sorprendió Federico Guillermo, y lo increpó de inmediato:

- Eh, tú, ¿A dónde vas?

El pobre hombre, que temblaba de miedo, le indicó con la cabeza una la puerta.

- ¿Vives ahí?, lo interrogó.

El hombre hizo un gesto de negación.

- ¿Es la casa de un amigo tuyo? Volvió a preguntar.

- No, Majestad.

El rey lo miró con sospecha,

-Entonces, ¿por qué entras en ella?

El hombre tuvo miedo de que se le considerara como ladrón, así que confesó:

- Lo hacía para evitar encontrarme con su Majestad. Federico Guillermo lo miró extrañado.

- ¿Y por qué quieres evitarme?

Bajando la vista, decidió decirle la verdad:

- Porque tengo miedo de su Majestad.

Al escuchar esto, Federico Guillermo montó en una de sus famosas rabietas. Agarró al infeliz por el cuello, lo sacudió violentamente, y lo increpó:

- ¿Cómo te atreves a tener miedo de mí? ¡Soy tu rey, así que tienes que amarme! ¡Ámame, desgraciado! ¡Te ordeno que me ames!

----------------------------------------------------------------