Temas & Noticias

Posts From Administrador



Polonia ya está en marcha por la natalidad

Mientras en España los políticos se lanzan los trastos en discusiones sobre quién es más rácano con los jubilados y quién posee la varita mágica para garantizar las pensiones de 2050, los polacos no se han liado demasiado: como para que haya pensiones tiene que haber… ¡personas!, su gobierno ha fijado unas considerables ayudas monetarias a la maternidad, concretamente a quienes tengan más de un hijo.

0 comentarios Leer más


Ternium Medio

Denuncia fiscal contra el presidente Pedro Pablo Kuczynski a medio cocinar.

0 comentarios Leer más


Nicolás Maduro, “vapuleado” en la Cumbre de Las Américas

La mayoría de los países del continente no reconocerán las elecciones presidenciales de mayo por fraudulentas

0 comentarios Leer más


Ortodoxia, de G.K. Chesterton

‘Ortodoxia’ es el libro más central de Chesterton, el que mejor define su vida y pensamiento. Es un itinerario personal y una muestra de cómo la fe cristiana brilla entre la humareda de algunas cosmovisiones del siglo XX

0 comentarios Leer más


Emilio Lledó, la lectura como principio de libertad

José Ortega y Gasset está considerado como la primera inteligencia del siglo XX español. Nadie niega seriamente su influencia sobre la intelectualidad de la pasada centuria. Era tan transparente y claro, dije en alguna ocasión, que parecía el alquimista capaz de reducir toneladas de carbón a un diamante.

0 comentarios Leer más


Devolver a la autoridad su prestigio

Eliane Glaser, autora del libro Anti-Politics: On the Demonization of Ideology, Authority and the State, escribe en The Guardian sobre la cultura postautoritaria en la que vivimos.

0 comentarios Leer más


La salvación no es autoayuda

La carta Placuit Deo, dirigida a los obispos, que la Congregación para la Doctrina de la Fe publicó el mes pasado, recuerda que el hombre por sí solo no puede salvarse y que la salvación atañe a la persona en su realidad corporal y espiritual. Ofrecemos las principales claves del documento, más una visión de conjunto aportada por el teólogo Miguel Brugarolas Brufau.

0 comentarios Leer más


Gaudete et exultate

Exhortación apostólica del Santo Padre Francisco sobre la llamada a la santidad en el mundo actual

0 comentarios Leer más


Inmigrantes en la escuela: con peores notas pero más motivados

Los alumnos de origen inmigrante son casi uno de cada cuatro a los 15 años, por término medio, en los países de la OCDE. En general, tienen más dificultades para aprender y suponen una carga adicional para las escuelas. Pero también son una promesa y una oportunidad, pues están más motivados, como señala un reciente informe de la Organización.

0 comentarios Leer más

Powerpoint de la semana

Video Recomendado

Asombroso lo que hizo
Intervención Cerro San Cristóbal
Impresionantes Pinturas 3D del Artista Edgar Muller
La risa de Juan Pablo II

Humor

A comienzos de siglo XVIII reinó en Prusia un hombre muy temperamental. Federico Guillermo tenía la costumbre de pasear sin escolta por las calles de Berlín. Cuentan que cuando encontraba alguien que le desagradara, lo que ocurría con frecuencia, no dudaba en golpearlo con su bastón. Por esa razón cuando la gente lo veía a lo lejos, prudentemente huía lo más rápido posible.

En cierta ocasión, como de costumbre, el rey avanzaba golpeando el suelo con su bastón. Un berlinés, tomado por sorpresa, tratando de huir del monarca, se ocultó en un portal. Ahí lo sorprendió Federico Guillermo, y lo increpó de inmediato:

- Eh, tú, ¿A dónde vas?

El pobre hombre, que temblaba de miedo, le indicó con la cabeza una la puerta.

- ¿Vives ahí?, lo interrogó.

El hombre hizo un gesto de negación.

- ¿Es la casa de un amigo tuyo? Volvió a preguntar.

- No, Majestad.

El rey lo miró con sospecha,

-Entonces, ¿por qué entras en ella?

El hombre tuvo miedo de que se le considerara como ladrón, así que confesó:

- Lo hacía para evitar encontrarme con su Majestad. Federico Guillermo lo miró extrañado.

- ¿Y por qué quieres evitarme?

Bajando la vista, decidió decirle la verdad:

- Porque tengo miedo de su Majestad.

Al escuchar esto, Federico Guillermo montó en una de sus famosas rabietas. Agarró al infeliz por el cuello, lo sacudió violentamente, y lo increpó:

- ¿Cómo te atreves a tener miedo de mí? ¡Soy tu rey, así que tienes que amarme! ¡Ámame, desgraciado! ¡Te ordeno que me ames!

----------------------------------------------------------------