Jueves 3 de enero del 2013

LA DESCENTRALIZACIÓN Y EL CONGRESO EN VALPARAÍSO.

dattarriEscribe Ernesto Dattari: “¿Realmente alguien puede seguir creyendo que la presencia del Congreso en Valparaíso ha sido un aporte a la descentralización del país?”.

Nuevamente un grupo de parlamentarios han presentado un proyecto de ley para trasladar el Congreso a Santiago.

Soy un firme partidario de la descentralización de nuestro país, una nueva manera de gobierno con una fuerte participación ciudadana, dándole poder político y económico a las regiones para que se hagan cargo de su propio desarrollo dentro de un contexto de país unitario. La modernización del Estado, para hacerlo más eficiente y eficaz, es parte de la esencia de la descentralización. El Congreso en Valparaíso produce una serie de externalidades negativas que van en contra de contar justamente con un Estado moderno, eficiente y eficaz. En qué favorece al resto de las regiones tener el Congreso en Valparaíso? ¿Qué gana la Región de los Lagos? Absolutamente nada, sólo la perjudica. ¿Cuánto tiempo pierden los parlamentarios en viajes a sus regiones, a Santiago y también a Valparaíso? ¿Cuánto tiempo pierden los ministros, jefes de servicio, expertos y actores sociales, cuando es requerida su presencia en el Congreso? ¿Cuánto le cuesta al país este derroche en tiempo y en viáticos? ¿Cuánta pérdida de productividad involucra mantener el Congreso lejos de Santiago, en donde los parlamentarios deben reunirse a diario con Ministerios y Servicios para atender a sus Regiones. Cuánto le cuesta al país mantener dos sedes del Congreso? Aquí no se trata de alivianarle la pega a los parlamentarios y ministros, al contrario, que hagan más pega que la que actualmente hacen y a un menor costo para el país.

El traslado del Congreso a Valparaíso correspondió técnicamente a una deslocalización, de ninguna manera a un proceso descentralizador, ya que la Región de Valparaíso no contó con la esencia de un proceso descentralizador que es tener autonomía en lo político y económico para generar su desarrollo integral. Estamos pagando un alto costo por una medida que se ha disfrazado de descentralización, confundiendo a la opinión pública y desviando justamente el centro del problema, para permitir continuar con un centralismo cada día más agobiante en desmedro del desarrollo económico y social potente de nuestro país desde sus regiones.

Poco o nada ha significado para Valparaíso tener el Congreso, lo han dicho los propios porteños. Más allá de lo irrelevante de su resultado estético, muy criticado por connotados urbanistas, el Congreso ni siquiera ha aportado nada de vitalidad o regeneración urbana al barrio del Almendral.

¿Realmente alguien puede seguir creyendo que la presencia del Congreso en Valparaíso ha sido un aporte a la descentralización del país? ¿Seguiremos perjudicando al resto de las regiones y al país en su conjunto, manteniendo la sede del Congreso en Valparaíso? El Congreso en Valparaíso representa una mofa a las legítimas necesidades de autonomía de las regiones incluyendo a la propia Región de Valparaíso.

Lo dice un regionalista. αὨ

Ernesto Dattari Escudé

Director Conarede Regional Metropolitano

Director ChileRegional

www.chile-regional.cl

temas.cl

03 01 2013