Viernes 17 de agosto del 2012

AL MEJOR ESTILO KRAMER

benitezEscribe Andrés Benítez: “Camila Vallejo trata de traidor al diputado PPD Pepe Auth, quien, al mejor estilo de la derecha, le responde que la actitud de la intocable líder estudiantil revela un nivel de intolerancia propia de la Guerra Fría”.

El Senador Navarro se accidenta conduciendo una moto de nieve y denuncia el hecho como un accidente laboral. Pero que ello haya ocurrido un domingo y en un centro de esquí fuera de su zona parece no importarle, porque él, según dice, trabaja los siete días de la semana. El senador Rossi, para que lo dejen fumar tranquilo, presenta un proyecto de ley que busca autorizar el autocultivo de la marihuana y que también se permita su uso personal y terapéutico. El mismo, junto a otros colegas, apoya la iniciativa que prohíbe que se fume cigarrillos en la TV y en las películas. Por si acaso, Rossi aclara que tampoco se permitirá que los actores fumen marihuana.

Camila Vallejo trata de traidor al diputado PPD Pepe Auth, quien, al mejor estilo de la derecha, le responde que la actitud de la intocable líder estudiantil revela un nivel de intolerancia propia de la Guerra Fría. Un menor de 14 años quema un bus del Transantiago y dice que no se arrepiente, porque los estudiantes no son escuchados en forma pacífica. Diputados de derecha, luego de meses de criticar a Bachelet por su silencio, ahora la quieren denunciar a la ONU por intromisión en temas de política interna. Los ministros Golborne y Longueira, que son precandidatos, pero no están en campaña, llegan con sus chaquetas rojas al aeropuerto para anunciar un proyecto fundamental para la vida nacional: regular el servicio de taxis del recinto. Una abogada del Ministerio del Interior conduce bajo la influencia del alcohol y se niega a ser controlada por el estatus de su cargo y señala que la medida no es legal. A lo mejor, inspirados en tanta diversión, un grupo español se decide a presentar lo que llaman el negocio del año, cuando en realidad es el escándalo del año.

Bueno, la cartelera nacional está tan contundente en estos días que recuerda la famosa frase del escritor argentino Marcos Aguinis, quien señala que su país da tanto espectáculo, que da para salir de gira. ¿Vamos por el mismo camino? Claro, nos gusta decir que, al contrario de ellos, nuestra economía anda bien y nuestras instituciones son sólidas, pero la verdad es que estamos dando el mismo nivel de espectáculo.

Quizás por ello la gente se vuelca a ver la película de Kramer. Y se ríen a carcajadas, porque este país está para la risa. Kramer ya tiene su éxito asegurado no sólo en esta película, sino en las sucesivas, porque en Chile están saliendo personajes que dan para actores principales. Pero eso no es todo. Los jóvenes también se ríen en la película “No” que, ojo Fulvio, ahí todos fuman. ¿Habrá que prohibirla? Bueno, la gente ahora encuentra divertido a Pinochet, el golpe y todo eso de lo cual nadie bromeaba.

Las consecuencias de todo esto no son claras. Por lo pronto, la gente, según la encuesta Casen, dice en su mayoría que está feliz. Y claro, los analistas discuten si esto es porque hay menos pobreza, más empleo o porque todos tienen celular. Pero también puede ser por el espectáculo en que se ha convertido todo. Una fiesta de contradicciones frente a la cual no queda otra que tomarlo con humor. Pero también hay un “lado B”. El prestigio de las instituciones está en el suelo. De acuerdo a la última Adimark, la Cámara de Diputados tiene un nivel de aprobación de 14% y el Senado de 19%. ¿Divertido?▀▄

Andrés Benítez

Ingeniero comercial

La Tercera”

11 07 2012