Jueves 14 de junio del 2012

EL PLAN DE FALKLANDS PARA PONER FIN AL CONFLICTO CON ARGENTINA

malvinasLas autoridades de Malvinas o Falklands convocaron un referendo para mediados de 2013 para determinar cuál es el estatus político del territorio, que en la actualidad se encuentra bajo soberanía británica.

El resultado de la consulta en el archipiélago —que cuenta con unos 3.000 habitantes— es relativamente previsible. Diferentes voceros del gobierno isleño, así como los lugareños, han reiteradamente manifestado su disposición a seguir siendo un territorio asociado a Reino Unido con un gobierno propio.

Un conteo en las urnas probablemente confirmaría esa posición. Tal confianza en el resultado quedó de manifiesto al ver que el anuncio del referendo se hizo en conjunto entre la autoridad de la isla y un alto funcionario del gobierno británico.

“No tengo la menor duda de que el pueblo de las Falklands quiere que las islas sigan siendo un territorio auto gobernado de ultramar del Reino Unido”, señaló el presidente de la Asamblea Legislativa de las islas.

“No tenemos el deseo de ser gobernados desde Buenos Aires, algo que es obvio para cualquiera que venga a estas islas (…) pero el gobierno argentino trata de confundir al decir que los isleños no tenemos un punto de vista o que somos rehenes de los militares británicos. Eso es absurdo”, agregó.

Este año se cumplieron tres décadas del conflicto bélico entre Argentina y el Reino Unido por estos territorios del Atlántico Sur.

En los últimos meses el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner ha intensificado su presión diplomática para tratar de lograr que sus pares británicos se sienten en una mesa de negociación a dirimir la soberanía de las islas. Algo que no ha tenido éxito hasta el momento.

¿Pero puede un referéndum en Malvinas / Falklands afectar o hacer tambalear el reclamo argentino?

TERRITORIO Y POBLACIÓN

malvinasBBC Mundo se comunicó con el Ministerio de Relaciones Exteriores —y otros altos funcionarios diplomáticos— para conocer la visión del gobierno argentino sobre el tema y no obtuvo respuesta.

Lo único que se dijo fue que quizás habría un comunicado al respecto, pero que era algo sin confirmar.

“Los efectos de esa consulta gozan a priori de nulidad insanable, puesto que son ciudadanos ingleses, trasplantados a un territorio usurpado por la fuerza, confirmando de que manera desean continuar siendo súbditos de la corona inglesa”, señaló a BBC Mundo Juan Recce, directivo del Centro Argentino de Estudios Internacionales, quien es afín a la postura gubernamental sobre las islas.

“Para auto-validarse (los isleños) buscan referenciar el uso de sus potestades remitiéndose a la ‘voluntad’ de sus propios súbditos que habitan en ese territorio que nos les pertenece”, agregó.

Por su parte Jorge Castro, analista en relaciones internacionales y director del Instituto de Planeamiento Estratégico, descartó que el referéndum debilite el reclamo argentino en el esperado caso de que reivindique a través del voto popular un rechazo a acogerse a la soberanía del país sudamericano.

“El reclamo de Argentina es puramente territorial y desconoce la existencia de las islas como actor político, como por ejemplo en su constitución o la autoridad misma. Por eso es irrelevante lo que suceda con el referéndum”.

Este planteamiento incluso está plasmado en la Constitución de la República Argentina, en donde se señala que hay un reclamo por medios pacíficos sobre las islas y que se reconoce los intereses de la población, más no así sus deseos o voluntad política.

“En cambio para los británicos la cuestión de Malvinas o Falklands es netamente de carácter político y se fundamenta en la autodeterminación de los isleños”, señaló Castro.

De hecho, Jeremy Browne, viceministro de Relaciones Exteriores británico, quien estuvo presente en Puerto Stanley para el anuncio, manifestó el apoyo de su gobierno a la iniciativa y que respetarían sus resultados.

“Esto le dará al pueblo de las Falklands la oportunidad de enviar un mensaje claro no sólo a Argentina sino a toda la comunidad internacional, en el que se les dirá que los isleños son los dueños de su destino”, dijo Browne.

¿ENCUENTRO?

malvinasLa presidenta Fernández de Kirchner ha señalado en repetidas ocasiones que no tiene deseos de expulsar a los isleños, pero sí aspira a recuperar el territorio como parte de la soberanía del país.

En varias entrevistas con la BBC, los propios isleños han manifestado su disconformidad al respecto, al insistir que ellos son una población que existe desde hace más de 100 años en el lugar y que merece el reconocimiento debido.

De hecho, una comisión de jóvenes isleños viaja actualmente a Nueva York, para la reunión del comité de descolonización de Naciones Unidas del jueves 14 de junio, que los recibiría en una sesión especial.

Su objetivo es tratar de darle un mensaje a Fernández de Kirchner y a su canciller, Héctor Timerman, quienes acuden a la cita para reafirmar ante el comité el reclamo argentino.

“Muchas veces la discusión se centra entre Argentina y el Reino Unido. Esta es una oportunidad en la que como isleños podremos decir cómo nos sentimos y por qué somos importantes en esta ecuación”, dijo Ailie Biggs (una de las jóvenes isleñas que viaja) al diario Penguin News, de Malvinas / Falklands.

“A fin de cuentas somos nosotros los que vivimos ahí”, apuntó.▄▀

Vladimir Hernández

Buenos Aires

Última actualización: BBC Mundo

12 06 2012