Jueves 24 de mayo del 2012

ESTACIONAMIENTOS ¿QUIEN DEBE PAGAR?

javierEscribe Javier Fuenzalida A.: “La reacción pública en contra este cobro es producto de un mercado opaco e imperfecto. Hay una tarifa horaria no fraccionada”.

No son gratis. Hay una inversión que tiene un costo y gastos operacionales que hay que pagar. La Ordenanza General de Construcciones obliga a los edificios contar con estacionamientos según el Instrumento de Planificación Territorial respectivo. Así, no puede alegarse que el estacionamiento pertenece a una tercera empresa. Tampoco dice la Ordenanza quien debe pagar por su uso porque no es el objeto de dicha ley.

La reacción pública en contra este cobro es producto de un mercado opaco e imperfecto. Hay una tarifa horaria no fraccionada, de tal modo que quien se excede en un minuto debe pagar como si fueran 30, cobrándose así por un servicio no prestado durante 29 minutos. Cuando se creó el SLM telefónico se autorizó la misma práctica abusiva pero luego la competencia lo cambió al cobro por minutos. La tecnología lo permite. Existe además una discriminación odiosa. Quien va a pie a un mall, incluso a pasear como suele ocurrir los fines de semana, no se le cobra peaje por caminar por el mall. El restorán no cobra por separado el uso de sillas, metas, platos y cubiertos. El cine no cobra por separado la butaca, en cambio si va en auto tiene que pagar. Además el cobro es discriminatorio. No se cobra a los asistentes nocturnos (cine, bares, restaurantes), en cambio pagan los que concurren de día. Igualmente, a los que acuden a comprar pero no encuentran el bien procurado se les cobra sin que haya habido una contraprestación de por medio. Más abusivo aun es el pago en los centros médicos donde el paciente debe pagar por el tiempo de espera para ser atendidos. Es reconocido que los médicos no respetan el horario de las citas y son normales esperas que superan la hora. Debería ser suficiente exhibir la boleta de compra para liberarse del pago con un tiempo inicial sin restricción para los que el mall ni tiene los que busca. De esta forma se elimina los “free riders”.

La imperfección de mercado hace posible un doble cobro porque el canon de arriendo en un mall incluye los estacionamientos, es más caro que el arriendo en una calle cualquiera porque el mall le asegura una exposición privilegiada, hay un plus que, entre otras cosas, permite a los clientes acudir cómodamente en auto de modo que cobrarle por separado es cobrar dos veces. Este ingreso anormal es posible porque el pago para el cliente es una decisión marginal, pero que para el mall representa millones.

Quien paga en definitiva dependerá de la elasticidad de la demanda por estacionamiento de los clientes. Si es cero como parece ser el caso, entonces el comercio logrará traspasarle el 100 % del precio por estacionarse al público. Si tiene elasticidad infinita, el comercio tendrá que absorberlo en su totalidad. Las situaciones intermedias indican que el precio por estacionarse se prorrateará entre ambos. El único caso en que el usuario está obligado a pagar es el de los edificios y subterráneos construidos con el único objeto de recibir automóviles. Es el giro de los negocios. En los demás el Sernac está en los cierto porque los estacionamientos forman parte de un todo que es la infraestructura del edificio y por lo tanto está considerado en los arriendos.▄▀

Javier Fuenzalida A.,

Profesor, Universidad Finis Terrae

Temas.cl

24 05 2012