Temas & Noticias



El contraste de Berlín

El contraste de Berlín

El contraste de Berlín

El muro simbolizó el espíritu de todos los berlineses: de los occidentales para ser libres y de los orientales para hallar la libertad.

Decía Jean François Revel que el certificado del fracaso comunista no fue el derribo del muro en 1989, sino su construcción en 1961. Antes del muro, los berlineses vivían una situación única en la historia. Por acuerdos y desacuerdos ruso-occidentales, estaban encajonados en mundos distintos y remotísimos pese a su proximidad y separados por una línea divisoria pintada en el pavimento. Berlín, situada en mitad de la zona de ocupación rusa y fuera del territorio de las repúblicas alemanas occidental y oriental, constituía una isla sin nacionalidad, partida en dos por desavenencias entre comunistas y demócratas. Con ser de tantos, era la ciudad de nadie. Una mecha encendida en el polvorín de Europa. Un peligroso agujero abierto en el telón de acero por el cual Occidente se asomaba a la tiranía del comunismo ejerciendo, al mismo tiempo, un fuerte magnetismo sobre un millón de alemanes subyugados bajo esa tiranía a escasos metros del mundo libre.

Moscú no podía tolerar que el contraste entre el lado occidental y el lado comunista, entre la libertad y la represión, entre la esperanza y el derrotismo estuviera a la vista de todos. Y por eso, el comunismo se vio obligado a levantar un muro. Su construcción certificó el fracaso de un sistema político y la admisión de su derrota. Fue un desesperado intento, el primero en la historia de la humanidad, de erigir una barrera, no para repeler invasores, sino para encerrar a un pueblo. Aquél entramado de alambradas, fosos, adoquines y hormigón, reforzado con abundancia de guardias y perros, de ametralladoras y tanques, dividió Berlín en dos, separó a familias, amigos y vecinos impidiendo verse y hablarse entre ellos, resquebrajó viviendas, calles y parques públicos, y ni siquiera respetó iglesias, utilizadas como parte del mismo muro. Pero la libertad tumbó la pared. Quizás resulte exagerado considerar el derribo del muro como el final de la II Guerra Mundial. Pero si Normandía significó la victoria militar sobre el fascismo y el nazismo, el Plan Marshall marcó el triunfo económico de la libertad sobre la opresión soviética. Y un histórico 9 de noviembre de 1989, el derrumbe del infamante muro dio la victoria política a la democracia sobre la dictadura comunista. Europa dejó de estar mutilada comenzando su verdadera reconstrucción.

El muro simbolizó el espíritu de todos los berlineses: de los occidentales para ser libres y de los orientales para hallar la libertad. El alcalde Reuter, fallecido en 1953, no conoció el muro, pero cuando arreciaban los duros días del bloqueo de Berlín por los soviéticos (del 25 de junio de 1948 al 12 de mayo de 1949), pronunció estas perdurables palabras: Aquí en Berlín, nadie necesita de lecciones académicas sobre la democracia, la libertad y tantas otras cosas bellas que hay en el mundo. Aquí cada uno vive todo eso, lo vive cada día y cada hora. En momentos de revuelo como los presentes, en que proliferan partidarios de separar tierras y personas, conviene recordar las nefastas consecuencias de regímenes con muros.

Raúl Mayoral, abogado. raulmayoral.es

EL IMPARCIAL, España, 03-11-2019

Video de la semana

Video Recomendado

QUE PASA EN CHILE ?



El Monte Carmelo.


Para mi, lo mejor de la pintura Impresionista


Guadalupe Ortiz de Landázuri


Humor

El escritor francés Jean Lorrain, célebre en su época, no podía ver al pintor Henri de Toulouse-Lautrec (1864-1901). Durante una discusión le gritó:

—¿Usted me toma por imbécil?

—En absoluto, pero puedo equivocarme —le respondió Toulouse-Lautrec.

---------------------------------------

Alejandro Dumas, padre, contaba con un equipo de escritores fantasmas que le ayudaban a escribir sus novelas. Sólo así pudo publicar tanto en tan poco tiempo. Se cuenta que un día que se encontraron Dumas padre e hijo, el primero preguntó:

—¿Has leído, hijo, mi última novela?

—No, padre. ¿Y tú?

---------------------------------------