Temas & Noticias



LA PEQUEÑA GRETA

LA PEQUEÑA GRETA

LA PEQUEÑA GRETA

Lillian Calm escribe: “Me da mucha pena, una pena inmensa, Greta Thunberg, esa adolescente de solo dieciséis años, que está siendo utilizada incluso por los organismos internacionales, ideológicamente siempre tan dudosos”.

No me atrevía a escribir esta columna porque sabía que iría absolutamente contracorriente de la opinión pública no solo nacional sino universal. Pero al hablar con diferentes interlocutores comprobé que yo no andaba tan descaminada y que muchos pensaban como yo.

Debo reconocer que me hizo fuerza un “escríbelo” con que me conminó una amiga que ha vivido décadas en Europa y, claro, allá la gente es más libre para decir lo que piensa y, por otra parte, ellos son más y no se encuentran encerrados en un marco cordillerano.

Ergo, lo digo con todas sus letras: me da mucha pena, una pena inmensa, Greta Thunberg, esa adolescente de solo dieciséis años, que está siendo utilizada incluso por los organismos internacionales, ideológicamente siempre tan dudosos.

La pobrecita ni siquiera ha terminado el colegio y como es lógico debería estar yendo a clases. Pero a vista y presencia de los que deberían velar por los derechos humanos de niños y adolescentes, el hecho es que nadie vela por Greta.

Ni sus propios padres. ¿Dónde estarán?

Incluso me temo que en toda esta puesta en escena esté corriendo muchísimo dinero. No me atrevo a decir en qué bolsillos estará cayendo, pero ¿qué hace la mocosita que, en vez de estar concientizando a los más altos funcionarios internacionales, debería primero estar terminando el colegio? ¿No hay nadie que se atreva a impedir su utilización?

Esto no tiene nada que ver con el cambio climático que, por supuesto, preocupa y mucho. Pero ése es otro tema.

En tanto quise conocer la biografía de Greta que siempre presupuse que era cortita, porque a los dieciséis años… Y no me equivoqué. Era cortita. Wikipedia dice textualmente:

“Greta Thunberg nació el 3 de enero de 2003. Su madre es Malena Emman, una cantante de ópera sueca. Su padre es Svante Thunberg, un actor cuyo nombre de pila es en honor al científico Svante Arrhenius. Su abuelo es el actor y director Olof Thunberg”.

Prosigue la mini biografía: “Thunberg ha sido diagnosticada con autismo (síndrome de Asperger), mutismo selectivo, trastorno obsesivo-compulsivo y TDAH. Insistió en que su familia se volviera vegana y dejara de volar en avión para así reducir la huella de carbono. En 2019 publicó el libro ‘No one is too small to make a difference” (Nadie es demasiado pequeño como para no hacer una diferencia).

Hasta ahí la biografía.

No soy médico ni psicóloga como para opinar sobre las enfermedades que la aquejan, pero como ser humano me dolió el alma. Su familia, en todo caso, parece haber decidido hacerse vegana y no volar en avión, pero me temo que no ha logrado obligarla a ir al colegio… aunque no sé si de acuerdo a los cánones actuales de educación es lícito que los padres obliguen a un menor a ir al colegio.

Esta niñita no solo llegó a Estados Unidos vía marítima en un velero ecológico. Hay que destacar todo el costoso montaje anexo: fue escoltada por una flotilla de diecisiete barcos de Naciones Unidas. ¿Será posible que esa flotilla también escolte a las pateras que navegan hacia Europa desde África y salve, por lo menos, a algunos inmigrantes ilegales que se han embarcado en ellas procurando un mejor porvenir?  Es una pregunta, pero no se la hago a ella porque quizás ni siquiera ha oído hablar de pateras ya que estas nunca enfilan hacia las costas de Suecia.

Y en tanto en Chile imagino que ahora todos los viernes seguiremos teniendo marchas estudiantiles inspiradas por la adolescente. En todo caso espero que las decisiones para defendernos del cambio climático sean más maduras, sólidas y perdurables que aquellas aconsejadas por la pequeña Greta.

Lillian Calm

Periodista

TEMAS Y NOTICIAS, 26-9-2019

Video de la semana

Video Recomendado

El Monte Carmelo.



Renoir Con Musica

Para mi, lo mejor de la pintura Impresionista



Guadalupe Ortiz de Landázuri



KATICA ILLÉNYI theremin - O sole mio

Humor

El escritor francés Jean Lorrain, célebre en su época, no podía ver al pintor Henri de Toulouse-Lautrec (1864-1901). Durante una discusión le gritó:

—¿Usted me toma por imbécil?

—En absoluto, pero puedo equivocarme —le respondió Toulouse-Lautrec.

---------------------------------------

Alejandro Dumas, padre, contaba con un equipo de escritores fantasmas que le ayudaban a escribir sus novelas. Sólo así pudo publicar tanto en tan poco tiempo. Se cuenta que un día que se encontraron Dumas padre e hijo, el primero preguntó:

—¿Has leído, hijo, mi última novela?

—No, padre. ¿Y tú?

---------------------------------------