Temas & Noticias



Trastornos del suelo pélvico

Trastornos del suelo pélvico

Trastornos del suelo pélvico

Este trastorno aparece principalmente en mujeres que han tenido un embarazo, sin embargo, no es la única causa, pues también se puede desarrollar a través de deportes de impacto, esfuerzo excesivo, malas posturas en el trabajo, estreñimiento, menopausia y la edad.

Según los datos recogidos por Benuren, 6 de cada 10 mujeres sufren algún trastorno de suelo pélvico, pero, ¿qué es exactamente el suelo pélvico? Se trata del conjunto de músculos sobre el cual se apoya el aparato genital de la mujer, encargado, además, de sostener la vejiga, la uretra, la zona anorrectal y los órganos inferiores. Su función es sostener todos esos órganos en su sitio, pero además, se encarga de sujetar al embrión durante todo el periodo del embarazo. La debilidad del suelo pélvico genera diversas patologías, algunas de las más comunes suelen ser la perdida de orina, disfunciones sexuales, prolapso (desprendimiento de útero, vejiga o recto) e incontinencia fecal.

¿Cómo aparece un trastorno de este tipo?

El síntoma más común es la perdida de orina, que padecen un 27% de mujeres, de las que un 40% tiene entre 35 y 45 años, mientras que un 6% tiene entre 18 y 25 años.

Este trastorno aparece principalmente en mujeres que han tenido un embarazo, sin embargo, no es la única causa, pues también se puede desarrollar a través de deportes de impacto, esfuerzo excesivo, malas posturas en el trabajo, estreñimiento, menopausia y la edad.

Los trastornos derivados de la debilidad del suelo pélvico ocasionan disfunciones físicas, no obstante se alerta del grave trauma psicológico que ocasiona en las afectadas. «Al menos 4 de cada 10 mujeres sufren alguno de estos síntomas con efectos psicológicos en forma de pérdida de autoestima, problemas dentro de la pareja o falta de confianza».

Según fuentes de Benuren, se explica cómo «podemos notar que nuestro suelo pélvico necesita fortalecerse por que la mujer comienza a tener escapes de orina en situaciones que antes no las tenía, como al reírse o al realizar fuerza, bien sea un deporte o al levantar peso. Además, nota que no sujeta bien el tampón, este se mueve o se sale y tiene que cambiar la talla, aunque su flujo menstrual siga siendo el mismo, o cuando mantiene relaciones sexuales la fricción en la penetración no se siente igual, tanto la mujer como la pareja. Por otro lado, la mujer puede explorar su vagina y si nota un bulto que antes no tenía es un claro signo de un principio de prolapso, que se origina por tener un suelo pélvico debilitado».

¿Cómo prevenirlo y tratarlo?

La mejor manera de tratar un trastorno en el suelo pélvico es previniéndolo y, dado que hay muchos factores que los provocan, es importante tener cuidado con el estreñimiento, mantener un peso saludable, evitar cargar con peso excesivo y, recordar que lo esencial para prevenirlo es realizar entrenamiento de suelo pélvico.

La mejor manera de entrenarlo es con los ejercicios de Kegel, con ellos no solo se previenen y solucionan los problemas de suelo pélvico, sino que mejoran las relaciones sexuales. Además, también lo pueden realizar los hombres para mejorar su suelo pélvico. Estos ejercicios consisten básicamente en la relajación y contracción de los músculos internos de las zonas genital y anal, de arriba hacia dentro (no los glúteos y piernas) acompañando estos movimientos con la respiración.

«El 60% de las mujeres españolas sufren algún trastorno derivado del suelo pélvico»

En España existe un gran desconocimiento y falta de cultura sobre el cuidado del suelo pélvico, a diferencia de la mayoría de los países europeos donde es una parte más de los cuidados de la salud. Un ejemplo claro de esta ausencia de cultura preventiva es que después de un embarazo en Europa es obligatorio redirigir a la nueva madre a un especialista sobre suelo pélvico mientras que en España esto no se hace, aunque se está comenzando a tomar conciencia de la importancia y cuidado de esta zona.

Marcelo Robles. ABC, España, 27-07-2019

Para leer en familia



Ver mas artículos

Video de la semana

Video Recomendado












Humor

El escritor francés Jean Lorrain, célebre en su época, no podía ver al pintor Henri de Toulouse-Lautrec (1864-1901). Durante una discusión le gritó:

—¿Usted me toma por imbécil?

—En absoluto, pero puedo equivocarme —le respondió Toulouse-Lautrec.

---------------------------------------

Alejandro Dumas, padre, contaba con un equipo de escritores fantasmas que le ayudaban a escribir sus novelas. Sólo así pudo publicar tanto en tan poco tiempo. Se cuenta que un día que se encontraron Dumas padre e hijo, el primero preguntó:

—¿Has leído, hijo, mi última novela?

—No, padre. ¿Y tú?

---------------------------------------