Temas & Noticias



INFORME BACHELET

INFORME BACHELET

INFORME BACHELET

Lillian Calm escribe: “Se ha especulado si durante su breve estancia en Caracas estuvo realmente con quienes debía estar, pero eso ya es pasado. Lo importante, ahora, es el futuro: ¿qué puede y debe hacer Bachelet, más allá de este informe, desde su alto cargo? Muchísimo”.

Algo tiene que haber visto ella misma cuando estuvo en Caracas. Muchísimo más de algo deben haber visto los agentes que la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU dejó en ese país. El caso es que moros y cristianos han calificado el informe de Michelle Bachelet sobre la Venezuela de Maduro como lapidario.

Eso sí el documento llegó tarde, cuando ella ya se había declarado “consternada” por la muerte del capitán venezolano Rafael Acosta, víctima de las torturas de sus carceleros.

Y si digo esto es porque al revisar sus declaraciones hacia atrás, uno se encuentra con que se declaró “consternada” no solo al conocer la muerte del capitán venezolano sino en muchas otras ocasiones.

Es una palabra a la que la ex mandataria chilena suele recurrir: así, dijo estar “consternada” tras el ataque terrorista en Francia contra la revista satírica “Charlie Hebdó” (el saldo fue de 12 muertos); dijo estar “consternada” cuando se impuso del atentado de un camión que atropelló en Niza a una multitud dejando 86 muertos y más de 400 heridos; dijo estar “consternada” al conocer el tiroteo en Las Vegas que dejó 50 muertos y 200 heridos; dijo estar “consternada” al saber que un terremoto…

Y está bien que utilice ese término, “consternada”, porque ella nada habría podido hacer en esos casos. Distinta es la tragedia de Venezuela y en relación a ese país es de esperar que ahora venga el “hacer” porque mucho  puede lograr como Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

Se ha especulado si durante su breve estancia en Caracas estuvo realmente con quienes debía estar, pero eso ya es pasado. Lo importante, ahora, es el futuro: ¿qué puede y debe hacer Bachelet, más allá de este informe, desde su alto cargo? Muchísimo.

Las redes sociales están abarrotadas de críticas en su contra de parte de los propios venezolanos, pero de ellas no me hago cargo ya que es difícil filtrar: saber cuáles son auténticas y cuáles obedecen a una campaña prefabricada y bien urdida para desacreditarla. Sin embargo lo que sí es auténtico y a mi modo de ver no se ha destacado suficientemente es un video que contiene las declaraciones del secretario general de la OEA, Luis Almagro, quien fuera canciller del ex presidente uruguayo y a la vez ex tupamaro José Mujica.

No obstante su afinidad con Mujica, Almagro, desde el sitial más alto de la OEA, ha tenido una posición crítica frente a la Venezuela de Maduro, lo que llevó al ex mandatario Mujica a puntualizarle: “Lamento el rumbo por el que enfilaste y lo sé irreversible, por eso ahora formalmente te digo adiós y me despido”.

Ese adiós de Mujica al parecer le ha importado muy poco a Almagro, a juzgar por la independencia y dureza con que juzgó a Michelle Bachelet en conferencia de prensa desde Medellín donde se realizó, hace escasos días, la 49 Asamblea General de la OEA. Y pienso que, viniendo de un político con su trayectoria, esas palabras le hicieron mella a Bachelet más de lo que se supone. A mi modo de ver algo y mucho han tenido que ver finalmente en la claridad de su informe.

La periodista Alejandra Redondo, en rueda de prensa, le planteó a Luis Almagro que el Canciller de Donald Trump había calificado, a la Voz de América, de “ridículas” las declaraciones de Michelle Bachelet según las cuales las  sanciones de Estados Unidos a Venezuela estaban agravando  la crisis de ese país.

La respuesta de Almagro no es breve sino bastante larga y merece ser transcrita in extenso lo que, me parece, aún no ha hecho medio alguno.

Dijo:

 “Nosotros no vamos a decir que son ridículas las afirmaciones de la Alta Comisionada de Derechos Humanos respecto al efecto de las sanciones sobre la población venezolana. Lo que vamos a decir es que es una afirmación incorrecta.

Y detalló:

“Si vamos a hablar de efecto de las sanciones sobre el pueblo venezolano, tenemos que, en primer lugar, la sanción más fuerte que ha tenido el pueblo venezolano ha sido la corrupción del sistema madurista. Y tendría que haber empezado, la Alta Comisionada de Derechos Humanos, refiriéndose a ese punto, porque esta gente se robó por lo menos ochenta mil millones de dólares. Esta es la cifra estimada más baja. O sea, hay cálculos y estimaciones que son tres y hasta cuatro veces más que eso. Pero ochenta mil millones de dólares es un plan Marshall en moneda actualizada. Imagínense lo que le serviría eso a Venezuela; lo que sería eso como impacto social y económico…

Luego recalcó:

“Entonces tendría que haber empezado diciendo (Bachelet) que la peor sanción contra el pueblo venezolano son los ladrones que están sentados en la dictadura venezolana.

Luego continuó:

“La segunda peor sanción son los cuarenta mil barriles de petróleo diarios que se roba Cuba de Venezuela, que se los lleva por su cuenta. Porque aunque mañana Venezuela tuviera un gobierno marxista leninista que fuera soberano y legítimo, no le podría dar eso a Cuba. Tendría que utilizarlo para resolver la crisis humanitaria que tiene en su propio país. Tendría que haber empezado por ahí…

Subrayó:

“Pero hay un tercer error, que es más grave todavía: primero la aplicación de esas sanciones no fue inmediata. Fue suspendida en el tiempo y se comenzaron a aplicar después. Y los defectos de la crisis humanitaria ya estaban ahí hace rato. Entonces vemos que los intentos de apaciguamiento de una dictadura infame que le cuesta la vida a su pueblo, que avasalla sus derechos, se llevan a extremos que son inconcebibles”.

Es más, el secretario general de la OEA señaló que “todas las acciones internacionales que ayuden a Maduro a permanecer en el poder, como afirmaciones como las de la Alta Comisionada de Derechos Humanos, son una sanción durísima para el pueblo venezolano, porque le dan aire a un régimen oprobioso”.

Hasta ahí Almagro.

Quizás esas declaraciones del secretario general de la OEA movieron más de lo que pensamos a Bachelet a decidirse a emitir, finalmente, un informe lapidario sobre Venezuela. Es una opinión mía muy personal pero dudo de que me equivoque.

A posteriori, el presidente del Partido Comunista Guillermo Teillier le hizo una durísima crítica al informe Bachelet. Eso a mi modo de ver significa que vamos bien.

Lillian Calm

Periodista

TEMAS Y NOTICIAS, 11-7-2019

Video de la semana

Video Recomendado

El Monte Carmelo.



Renoir Con Musica

Para mi, lo mejor de la pintura Impresionista



Guadalupe Ortiz de Landázuri



KATICA ILLÉNYI theremin - O sole mio

Humor

El escritor francés Jean Lorrain, célebre en su época, no podía ver al pintor Henri de Toulouse-Lautrec (1864-1901). Durante una discusión le gritó:

—¿Usted me toma por imbécil?

—En absoluto, pero puedo equivocarme —le respondió Toulouse-Lautrec.

---------------------------------------

Alejandro Dumas, padre, contaba con un equipo de escritores fantasmas que le ayudaban a escribir sus novelas. Sólo así pudo publicar tanto en tan poco tiempo. Se cuenta que un día que se encontraron Dumas padre e hijo, el primero preguntó:

—¿Has leído, hijo, mi última novela?

—No, padre. ¿Y tú?

---------------------------------------