Temas & Noticias



Macri le devuelve la jugada a Cristina Kirchner y propone a un peronista como candidato a vicepresidente

Macri le devuelve la jugada a Cristina Kirchner y propone a un peronista como candidato a vicepresidente

Macri le devuelve la jugada a Cristina Kirchner y propone a un peronista como candidato a vicepresidente

La noticia de la elección del senador Miguel Pichetto (derecha en la foto) descolocó a propios y ajenos. Crece la polarización de cara a las primarias de agosto y las presidenciales de octubre

Los guionistas de «House of cards» pueden buscar inspiración en Argentina si en el futuro decidieran reflotar la serie: tras la sorpresiva decisión de Cristina Kirchner de postularse a vicepresidenta, Mauricio Macri anunció que buscará la reelección acompañado por un senador del histórico rival, el peronismo, como candidato a vicepresidente.

«Es un hombre de Estado, que con el correr de los difíciles años de gobierno supe conocer y respetar por su compromiso con la patria y las instituciones», dijo Macri al anunciar a Miguel Pichetto como compañero de fórmula. La novedad política determinó que subieran los bonos y las acciones argentinas en Wall Street y retrocediera el riesgo país.

«Cuando eligió al Frank Underwood argentino como su candidato a vicepresidente, Mauricio Macri interrumpió el modelo de construcción política que cultivaba desde 2007″, analizó el politólogo Andrés Malamud en el diario La Nación». «(Macri) ya no apela a mujeres que suavicen su imagen, sino a un hombre que la viriliza. Se aparta de la nueva política para entregarse a la política tradicional».

La noticia descolocó a propios y ajenos. Cristina Kirchner, número dos de la fórmula peronista que encabeza Alberto Fernández, no dijo palabra sobre su ex aliado, pese a que se extendió en un largo discurso en un acto en la provincia de Santiago del Estero. A su vez, la Unión Cívica Radical (UCR), el principal partido de la coalición Cambiemos, que lidera Macri debió tragarse un sapo. Días atrás había exigido públicamente al jefe del Estado y a su entorno que ampliara la base política de la coalición. Macri le hizo caso, pero dejó fuera de la vicepresidencia a los radicales, que soñaban con ella.

Con las candidaturas de los dos grandes bloques políticos argentinos ya definidas, se advierte una creciente polarización de cara a las primarias del 11 de agosto y a las elecciones presidenciales del 27 de octubre, que podrían ser seguidas de un eventual balotaje el 24 de noviembre. La tercera opción motorizada por Roberto Lavagna, ex ministro de Economía de Néstor Kirchner, se está viendo fagocitado por la potencia de los dos polos que resumen el dilema histórico de Argentina: peronismo versus antiperonismo.

EL CANDIDATO DE MACRI, UN PRAGMÁTICO SENADOR

Pichetto, abogado y senador de 68 años, es cultor de un discurso certero, por momentos ampuloso y antiguo, pero casi siempre práctico y pragmático. Fue el jefe del grupo peronista en el Senado durante los 12 años del kirchnerismo y lo era hasta renunciar hoy a su puesto, pero en los últimos años fue comprensivo con Macri, al que ayudó en muchas ocasiones a aprobar leyes pese a su minoría parlamentaria. «Defiende al gobierno mejor que varios de los propios», suelen decir en la Casa Rosada.

Emocionado, Pichetto dijo en la noche del martes durante una conferencia de prensa que no dudó «ni un segundo» en aceptar el ofrecimiento de Macri, y anunció la incorporación de más peronistas en los próximos días a la coalición Cambiemos, que se redefine hasta tal extremo que en los próximos días cambiará de nombre.

«Miguel no aporta votos, sino un mensaje de fortaleza. Le estamos mostrando al país y al mundo la vocación de construir gobernabilidad», explicó una fuente de la Casa Rosada a La Nación. El senador es objetado por algunos dentro de la coalición por haberse opuesto al desafuero de la ex presidenta Kirchner, con pedido de prisión preventiva por parte de la Justicia debido a los casos de corrupción en los que está involucrada.

«Esa «impureza» de Pichetto será algo nuevo para Cambiemos, una alianza que supo construirse y conseguir energía en muchos períodos de su historia en base a la denuncia de la corrupción y la ineficiencia del kirchnerismo», destacó «Clarín».

Y el analista político Joaquín Morales Solá puso el foco en el pensamiento político de Pichetto hoy, en las razones que lo llevaron a aliarse con el signo político rival: «Su disidencia con Cristina Kirchner no es solo política y económica, sino también histórica. Pichetto cree que Cristina se quedó en una Argentina que ha sido, en la de los años 70, y en un mundo que ya no existe, salvo en sus expresiones más extravagantes, como las de Venezuela, Nicaragua o Cuba».

Sebastián Fest, Buenos Aires. EL MUNDO, España, 12-06-2019

Video de la semana

Renoir Con Musica

Video Recomendado

Para mi, lo mejor de la pintura Impresionista

Guadalupe Ortiz de Landázuri

KATICA ILLÉNYI theremin - O sole mio



Humor

El cardenal Richelieu (1585-1642) era hombre de pocas palabras. En una de las fiestas en que se veía obligado a participar, permanecía apartado del resto de los invitados y se dedicaba a observar todo lo que sucedía a su alrededor. Notando su soledad, un duque se le acercó y le dijo:

—¿Se aburre, su eminencia?

—No —contestó lacónicamente Richelieu.

—¿De veras no se aburre, su eminencia? —insistió el duque al rato.

—No, estimado duque; no me aburro jamás, a no ser que los demás insistan en aburrirme.

-------------------------------------------------

El escritor satírico español Luis Taboada (1848-1906) publicó en 1890 un tomo titulado Madrid en broma. A todos y cada uno de sus amigos y conocidos les fue diciendo:

—Perdona, chico, si en mi libro te aludo un tanto así... descaradamente. No hay nada de mala intención. El amigo, intrigado, compraba el libro y no veía en el alusión alguna a su persona. En pocos días se agotó la edición.