Temas & Noticias



Miel para la tos y zanahoria para la vista: qué hay de cierto en los remedios caseros

Miel para la tos y zanahoria para la vista: qué hay de cierto en los remedios caseros

Miel para la tos y zanahoria para la vista: qué hay de cierto en los remedios caseros

Los alimentos no procesados ponen a nuestra disposición una gran cantidad de nutrientes, pero estos no funcionan de forma aislada, mágica o sustitutiva de una dieta equilibrada

Cebolla para la congestión, miel para el dolor de garganta, naranjas para el resfriado, zanahorias para la vista, zumos ‘detox’ para depurar nuestro cuerpo… Desde los remedios ‘de toda la vida’ hasta las recomendaciones de los ‘influencers’ de moda, hay infinidad de publicaciones que ensalzan las virtudes de los alimentos para aliviar ciertas dolencias o mejorar aspectos de nuestra salud. Ahora bien, ¿qué hay de cierto en todos ellos? El Dr. Esteban Jódar, jefe del Departamento de Endocrinología de los hospitales Universitario Quirónsalud Madrid, Ruber Juan Bravo y Quirónsalud San José, nos ayuda a despejar algunas dudas al respecto desde un punto de vista científico.

Es muy común relacionar congestión nasal y cebolla. La congestión nasal que se produce cuando nos resfriamos y los tejidos que la recubren se hinchan debido a la inflamación de los vasos sanguíneos. Una de las creencias populares más extendidas defiende las bondades de colocar media cebolla en la mesita de noche para aliviarla. Remedio que, si bien no resulta perjudicial para la salud, tampoco tiene ninguna eficacia demostrada desde el punto de visto científico.

La vitamina C de naranjas y limones ni cura ni ayuda a reducir la incidencia de los resfriados en la población general

“La congestión nasal o rinorrea puede ser causada generalmente por el resfriado común, por una gripe o por una infección sinusal, y suele desparecer por sí sola al cabo de una semana. Encontrar maneras de mantener el moco diluido nos ayudará a drenarlo y aliviar sus síntomas. Beber muchos líquidos es una de las mejores maneras de conseguirlo», explica el Dr. Jódar.

Otras de las molestias más habituales con las patologías asociadas a los cambios bruscos de temperatura, típicos de esta época, son el dolor de garganta y la tos. El remedio de la abuela por excelencia es esa tacita caliente de miel y limón.

La miel tiene propiedades antisépticas que ayudan a combatir las enfermedades infecciosas y contribuye a eliminar la tos, por lo que tomar una o dos cucharadas lentamente, dejando que la miel repose en la parte posterior de nuestra boca, puede ser de gran ayuda.

Sin embargo, Jódar destaca que “la tos, si bien es molesta, no deja de ser un mecanismo de defensa de nuestro cuerpo para librarnos del moco de nuestras vías respiratorias. Si no hay otras patologías o complicaciones asociadas, no existe motivo para suprimir esa tos». Tampoco hay que olvidar que, cuando hablamos de niños muy pequeños, el consumo de miel no es recomendable por el riesgo de aparición de botulismo (intoxicación producida por la toxina de bacilo que se encuentra en los alimentos envasados en malas condiciones).

El limón, al igual que la naranja, tiene altos niveles de vitamina C. Esta particularidad provoca que ambas frutas sean muy populares en la prevención y tratamiento de resfriados. Sin embargo, “es cierto que la vitamina C nos ayuda a reforzar el sistema inmune y a aumentar las defensas, pero ni cura ni ayuda a reducir la incidencia de los resfriados en la población general».

Aunque se pueden elaborar batidos muy nutritivos, es mejor comer la fruta y la verdura enteras, con el fin de conservar la mayoría de sus nutrientes

Otro alimento al que se le atribuyen cualidades preventivas es la zanahoria en relación con los problemas de la vista. “Las zanahorias efectivamente contienen betacarotenos, esenciales para nuestra vista, ya que el organismo los convierte en vitamina A y un déficit de esta puede causar ceguera. No obstante, si no tenemos ninguna deficiencia de esta vitamina, no vamos a ver mejor por comer más zanahorias”.

Últimamente se han puesto de moda los famosos zumos ‘detox’ para desintoxicar nuestro organismo, y cada vez tienen más adeptos. Estos ni hacen milagros ni son todos tan recomendables para nuestra salud. Jódar destaca que “los alimentos en sí mismos no depuran ni detoxifican. De eso se encargan los órganos destinados a eliminar de nuestro organismo los compuestos de desecho: el hígado, los riñones, los pulmones y la piel”. A partir de ahí, es cierto que, teniendo en cuenta las necesidades de cada persona y las propiedades de las frutas y verduras, se pueden elaborar batidos muy nutritivos. No obstante, siempre es mejor comer la fruta y la verdura enteras porque conservan mejor la mayor parte de sus nutrientes.

En cuanto a las versiones ya preparadas, hay que tener en cuenta tanto los azúcares añadidos como que las combinaciones (a veces rayando lo excéntrico) de ingredientes pueden llegar a causar problemas a nuestra salud. “Al licuar los ingredientes, se puede estar tomando un exceso de los nutrientes que contienen, muy superiores a las cantidades diarias recomendadas, y que pueden derivar en problemas como, por ejemplo, litiasis renal [piedras en el riñón], excesos en la ingesta de nitratos o desmineralización causada por el abuso de ingredientes diuréticos, entre otros. Sin entrar en aquellos que incluyen ingredientes como el carbón activado que, paradójicamente, lo que hace es que el organismo no absorba gran cantidad de nutrientes, no solo del batido sino también del resto de nuestra dieta”.

En definitiva, podemos afirmar que prácticamente todos los alimentos no procesados ponen a nuestra disposición una gran cantidad de nutrientes beneficiosos para nuestro organismo, pero es importante ser consciente de que no funcionan de forma aislada, mágica o sustitutiva de una dieta racional y equilibrada.

EL CONFIDENCIAL, España, 27-04-2019

Video de la semana

Para mi, lo mejor de la pintura Impresionista

Video Recomendado

Guadalupe Ortiz de Landázuri

KATICA ILLÉNYI theremin - O sole mio




Humor

En 1809, el famoso novelista escocés Walter Scott (1771-1832) escribía lo siguiente:

—Alumbrar las poblaciones con gas es una quimera y una ilusión que hace reír.

Años después, en su vejez, paradójicamente, fue presidente de una compañía de alumbrado con gas.

---------------------------------------------------

En 1878, el profesor de la universidad de Oxford Erasmus Wilson (1809-1884) pronosticó que:

—En lo que respecta a la luz eléctrica, hay mucho que decir a favor y en contra. Creo poder afirmar que la luz eléctrica morirá con el fin de la Exposición Universal de París. Luego no volveremos a oír hablar de ella.

---------------------------------

En 1940 repitió diagnóstico el profesor de Harvard, Chester L. Dawes:

—La televisión nunca será popular. Hay que mirarla en una habitación semioscura y exige continua atención.

---------------------------------------------