Temas & Noticias



Todo a punto para Cheops, la exploradora de exoplanetas liderada por España

Todo a punto para Cheops, la exploradora de exoplanetas liderada por España

Todo a punto para Cheops, la exploradora de exoplanetas liderada por España

El satélite de la Agencia Espacial Europea (ESA) está preparado para su lanzamiento en octubre. Su misión será medir el tamaño de mundos lejanos ya conocidos para estudiar su origen y evolución

En tan solo un par de décadas hemos presenciado una profunda revolución en nuestra forma de entender el Universo y el lugar que ocupamos en él. Es el tiempo que ha hecho falta para que, desde el año 1995, hayamos comenzado a descubrir exoplanetas, mundos en torno a estrellas vecinas. Gracias a eso, hoy sabemos que la mitad de las estrellas de la Vía Láctea albergan miles de millones de mundos y hemos descubierto cerca de 4.000 de estos objetos. Sin embargo, todavía hay mucho por averiguar. Ahora llega el momento de entender cómo son los otros sistemas solares, cómo se forman los mundos, cuándo se originan planetas de lava, supertierras, minineptunos o jupíteres calientes, o en qué lugares puede haber planetas con agua en superficie, qué atmósferas tienen o si puede haber vida en ellos. Gracias a todo esto, es posible que respondamos a la pregunta de si estamos solos en el Universo en tan solo unas décadas más.

Una de las claves para lograrlo es averiguar qué composición tienen estos mundos: por ejemplo, si son rocosos o gaseosos o cuán densos y pesados son. Esto requiere discernir tanto qué tamaño como qué masa tienen. Sin embargo, lo cierto es que, por ahora, solo conocemos esta información para el diez por ciento de los exoplanetas: lo más habitual es que tengamos uno de los parámetros pero no el otro. Por este motivo, la Agencia Espacial Europea (ESA) lanzará en octubre la misión Cheops («de CHaracterising ExOPlanet Satellite»). Su finalidad es estimar con gran precisión el tamaño de al menos 350 exoplanetas ya conocidos, para cruzar esta información con los datos que ya tenemos para la masa de estos mundos.

El satélite Cheops en las instalaciones de Airbus España, en Madrid– ESA

La misión se presentó la semana pasada en Madrid, cuando se declaró a la nave como lista para el vuelo. El satélite, una pequeña sonda de 280 kilogramos de masa y equipada con un telescopio de 30 centímetros de diámetro, despegará entre el 15 de octubre y el 14 de noviembre de este año desde el espaciopuerto de Kourou, en la Guayana Francesa. Está previsto que la nave se coloque a 700 kilómetros de altitud, que comience a hacer observaciones científicas en febrero del año que viene y que esté funcionando durante tres años y medio.

Liderazgo español

Airbus España es el contratista principal de esta misión «low-cost» de la ESA, cuyo coste asciende a los 50 millones de euros. «Esta es la primera vez que España lidera e integra una misión de la ESA», destacó Fernando Varela, responsable de Space Systems de Airbus en España. Además, entre las 17 compañías que han participado en el desarrollo y ensamblaje de la pequeña nave, hay seis españolas, y el Instituto nacional de Técnica Aeroespacial (INTA) será el encargado de controlarla.

Cheops será capaz de determinar la densidad de los exoplanetas, lo que nos dará pistas fundamentales sobre su composición y estructura y, por tanto, sobre su origen y evolución. Además, Cheops identificará los mejores candidatos para futuras misiones. Por encima de todo, proporcionará objetivos para el potente telescopio espacial James Webb (JWST), de la NASA, que se lanzará en 2021, y que será capaz de buscar trazas de agua y metano, posibles huellas de vida, en ciertos exoplanetas.

Explorar sistemas solares

«Nuestro Santo Grial es encontrar planetas con vida, pero antes, necesitamos caracterizar un montón de ellos», dijo la semana pasada Günther Hasinger, director científico de la ESA, en los actos de presentación de Cheops celebrados en las instalaciones de Airbus España en Madrid.

El satélite Cheops en la sala de pruebas de vibración– ESA

Esta misión será crucial. Cheops se dedicará a observar exoplanetas ya conocidos en estrellas cercanas y brillantes, centrándose especialmente en mundos con un tamaño entre mediano y grande. Lo hará fundamentalmente por una técnica conocida como fotometría, y que le permite estudiar en gran detalle la luz de las estrellas durante los tránsitos, que son los sutiles «eclipses» que ocurren cuando los planetas pasan por delante de sus soles y reducen la luz que nos llega de ellas.

«Es muy excitante. La mayor parte de los planetas que estudiará Cheops son mundos que no existen en el Sistema Solar», explicó a ABC Ignasi Ribas, miembro del equipo científico de la misión y astrónomo en el Instituto de Ciencias del Espacio de Cataluña. «Cheops estudiará supertierras, neptunos calientes o jupíteres calientes, con temperaturas de centenares a miles de grados».

Según este astrónomo, esta misión se centrará especialmente en la transición entre supertierras, grandes planetas rocosos mayores que la Tierra, y neptunos, mundos igualmente masivos pero de composición gaseosa. Gracias a esto, se podrá investigar en qué tipo de estrellas, órbitas o condiciones se forman unos u otros.

¿Para qué? «El Sistema Solar es solo un ejemplo del resultado del proceso de formación de sistemas planetarios», explicó Ribas. «Estudiando muchos sistemas solares entenderemos en qué contexto estamos y entenderemos mejor nuestro sistema solar».

En busca de los gemelos de la Tierra

Cheops podrá estudiar el tamaño de planetas en estrellas frías y pequeñas que estén cerca, o más grandes y calientes que estén lejos. En algunos casos, permitirá deducir si ciertos mundos tienen atmósferas gruesas o no. «Pero la mayor parte de los planetas que nos encantaría observar, que son los que podrían tener agua en superficie, quedarán fuera del alcance de Cheops», según Ignasi Ribas.

Habrá que esperar a los próximos eslabones de la cadena investigadora: la misión PLATO, de la ESA, que se lanzará en 2026 y que tendrá como finalidad buscar gemelos de la Tierra, y, más tarde, a la misión Ariel, que estudiará las atmósferas de estos mundos. Antes de eso, el telescopio espacial James Webb y la próxima generación de telescopios terrestres gigantes, como el Extremely Large Telescope o el Thirty Meter Telescope, comenzarán a investigar «primos» de la Tierra en estrellas frías y pequeñas cercanas.

¿Qué nos deparará el futuro? ¿Descubriremos si estamos solos en el Universo? «No estamos solos de ninguna forma. Cada galaxia –y hay cientos de miles de millones de ellas– está llena de planetas», dijo Ignasi Ribas. «Pero, si me pongo el sombrero de científico, he de decir que no lo sabemos todavía. Hasta ahora, hemos descubierto 10 mundos potencialmente habitables –de la gran lista de 4.000 exoplanetas descubiertos–. Hay cero que sean habitables. Hay cero que estén habitados. Tenemos un largo camino por recorrer».

«Yo todavía no he cumplido los 50 y espero que antes de morir vea exoplanetas donde podamos anunciar que hay vida»

¿Qué quiere decir esto? Después de que averigüemos que es posible que haya mundos con agua en superficie –es decir, exoplanetas habitables–, hay que comprobarlo, examinando sus atmósferas en busca de huellas inequívocas de vida –en este caso se podría decir que están habitados–. Por ahora, se sabe que hay muchos lugares o tierras donde puede haber las condiciones adecuadas para la aparición de vida. «Yo todavía no he cumplido los 50 y espero que antes de morir vea exoplanetas donde podamos anunciar que hay vida».

Gonzalo López Sánchez. ABC, España, 05-04-2019

Video de la semana

KATICA ILLÉNYI theremin - O sole mio

Video Recomendado





JUAN PABLO II
Párroco: "Tenemos que mirar para adelante, decir que es la parroquia de Karadima es tendencioso"

Humor

Al rey español Felipe IV (1605-1665) le gustaba que le llamasen «el Grande». Tras la pérdida de Portugal, el duque de Medinaceli (1607-1671) comentó:

—A su majestad le pasa como a los hoyos, que cuanta más tierra pierden, más grandes son.

-------------------------------------------

El filósofo francés Voltaire (1694-1778) tuvo de hablar, contra su voluntad, ante la tumba de una persona por la que nunca había sentido predilección. Comenzó pues su panegírico diciendo:

—Era un gran patriota, un amigo fiel, un esposo abnegado y un padre ejemplar..., suponiendo, claro está, que haya muerto.

-------------------------------------------------