Temas & Noticias



Inquietud en Washington y entre diplomáticos sobre permanencia de Maduro en el poder

Inquietud en Washington y entre diplomáticos sobre permanencia de Maduro en el poder

Inquietud en Washington y entre diplomáticos sobre permanencia de Maduro en el poder

El entusiasmo en algunos círculos estadounidenses y diplomáticos sobre el surgimiento de Juan Guaidó (ver foto) y la expectativa de una salida del poder de Nicolás Maduro ha sido reemplazado por la frustración ante la permanencia de Maduro y preocupaciones sobre la interferencia de Rusia y China, según varias fuentes.

La permanencia de Maduro en el poder ha llevado a diplomáticos, líderes extranjeros y algunos funcionarios en Washington a reevaluar la situación y a considerar que, excepto una acción militar, Maduro pudiera seguir el camino de otros líderes autoritarios y aferrarse al poder a pesar de fuertes sanciones.

“Maduro ha mostrado definitivamente que es más flexible de lo que la gente pensaba. Eso es un hecho”, dijo un diplomático latinoamericano, quien no estaba autorizado a hablar públicamente sobre la estrategia regional. “Piense en lo que el gobierno de Washington dijo, ‘este es el final, este es el final’, pero Maduro sigue ahí”.

Diplomáticos extranjeros en Washington dicen que también quedaron atrapados en las expectativas alentadas por algunos en el gobierno de Trump en el sentido de que Guaidó tomaría el control del gobierno, y quedaron desilusionados de que el régimen de Maduro siga en el poder. La confianza de que la caída de Maduro estaba garantizada se ha convertido ahora en esperanza de que finalmente suceda, y preocupaciones de que quizás no.

“Hubo esta reacción eufórica que todos sentimos de que era el fin de Maduro”, dijo Fernando Carrera, canciller guatemalteco entre el 2013 y el 2014. “Yo lo sentí. Yo fui parte de ese grupo. Yo pensé que Maduro estaba acabado. Pero no, Guaidó no pudo conseguirlo. El gobierno de Trump no pudo conseguirlo. Y los chinos y los rusos se han subido la parada”.

El enviado especial de Trump para asuntos de Venezuela, Elliott Abrams, declaró a McClatchy: “No tenemos la capacidad de pronosticar exactamente cuándo caen regímenes como estos, pero tenemos la capacidad de analizar, y tenemos confianza en que el régimen de Maduro se acabará. Al final debe irse de Venezuela, mientras más rápido, mejor, porque su situación va a empeorar mientras más tiempo se aferre al poder y mientras más miseria haya en el país”.

Diplomáticos de la región dicen que la presión económica, en lo fundamental las sanciones estadounidenses, quizás no sean suficientes para sacar a Maduro si el pueblo venezolano no se levanta.

Maduro ha podido aferrarse al poder a pesar del reconocimiento de Guaidó por parte de más de 50 naciones, incluido Estados Unidos, las fuertes sanciones petroleras y bancarias.

Los generales venezolanos que Estados Unidos considera son claves para mantener el control de la población se han mantenido fieles a Maduro, a pesar de veladas amenazas de Washington de tomar medidas militares y promesas de que impedirá a sus familias entrar a Estados Unidos.

Algunos alegan que hay que dar tiempo a las sanciones. El sector petrolero venezolano representa el 70 por ciento de los ingresos del régimen de Maduro.

Otro diplomático señaló que las sanciones bancarias —impuestas la semana pasada como respuesta al arresto del jefe de despacho de Guaidó— también pudieran tener un impacto igualmente devastador sobre la capacidad de Maduro de mantener su base.

“A Maduro le será muy difícil pagar a los empleados públicos”, dijo otro diplomático de la región, quien no estaba autorizado a hablar públicamente sobre la campaña de presión contra Maduro. “Eso lo afectará gravemente”.

Un alto funcionario del gobierno dijo que Estados Unidos y sus aliados regionales siguen comprometidos a ver la salida de Maduro del poder y la restauración de la democracia.

“En este momento siguen firmemente del lado del presidente interino Juan Guaidó y la Asamblea Nacional”, dijo el funcionario, a condición de no ser identificado. “El apoyo abrumador del pueblo de Venezuela y en la región a una transición democrática y pacífica en Venezuela se ha fortalecido”.

Por su parte, el gobierno de Trump sigue aumentando la presión. Además de las sanciones bancarias de la semana pasada, Trump se reunió con la esposa de Guaidó, Fabiana Rosales, en la Oficina Oval, donde Rosales habló de los niños que están muriendo por falta de alimentos y medicinas, y los temores por la seguridad de su esposo.

“Esto es una lucha de vida o muerte”, le dijo Rosales a Trump. “Sabemos que al final lo que triunfará es la vida. Estoy segura de que usted será parte de ese proceso”.

El gobierno de Trump parece haber involucrado a todos los niveles de la administración, como la Casa Blanca, el Departamento de Estado, la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional y el Departamento del Tesoro. John Bolton, asesor de Seguridad Nacional tuitea sobre Venezuela varias veces al día.

“Lo que está sucediendo en Venezuela es una crisis obra de una sola, Nicolás Maduro, y su pandilla de ladrones. Estados Unidos y sus aliados internacionales están listos para ayudar al pueblo venezolano a reconstruir el país y prosperar”, escribió Bolton el viernes.

Abrams dijo que no considera que el tema de la transición democrática en Venezuela esté perdiendo impulso a nivel internacional y que numerosos embajadores extranjeros quieren venir para hablar con la administración sobre la crisis.

“No he visto una disminución del interés. Ciertamente no veo eso en el gobierno, es una preocupación del presidente, del vicepresidente, del asesor de Seguridad Nacional. No cabe duda que el secretario de Estado Pompeo dedica mucho tiempo a eso”, dijo a los reporteros.

José Cárdenas, quien sirvió en el Consejo Nacional de Seguridad bajo el presidente George W. Bush y habla con regularidad con altos funcionarios del gobierno de Trump, dijo que todas las oficinas del Departamento de Estado participan en esto.

“Hay mucha presión de la Casa Blanca para presentar ideas creativas”, dijo Cárdenas. “‘¿Qué más podemos hacer? ¿Quién está jugando un papel particularmente poco positivo? Entreguen justificaciones para nuevas sanciones. Se está presionando a la burocracia para generar todo tipo de ideas”.

La historia muestra que las sanciones por sí solas no son necesariamente la forma más efectiva para un cambio de régimen, dijo Robert S. Litwak, ex director de No Proliferación del Consejo de Seguridad Nacional, quien ahora es vicepresidente del Woodrow Wilson Center.

“Si se observa lo que ha sucedido, no se puede encontrar un caso en que las sanciones económicas por sí solas llevaran a un cambio de régimen”, dijo Litwak. “Cuba ha estado sancionada 60 años. Le hemos aplicado las sanciones más rigurosas. Pero la gente sigue manejando vehículos de los años 1950 y han burlado las sanciones. Las sanciones no llevaron al colapso del régimen”.

Litwak señala que Estados Unidos ha impuesto fuertes sanciones a Irak, Libia, Corea del Norte e Irán, pero en ningún caso ha logrado un cambio de régimen.

Esas realidades se hacen sentir en momentos que Maduro sigue en el poder tras absorber cuatro golpes devastadores: el reconocimiento de Guaidó por parte de Estados Unidos como presidente interino, las sanciones petroleras, la promesa de Guaidó de entregar cientos de toneladas de asistencia a través de la frontera y las restricciones bancarias.

“Hace unos días hablé con cuatro o cinco asesores y todos están muy pesimistas”, dijo Michael Shifter, quien como presidente de Diálogo Interamericano tiene relaciones estrechas con muchos líderes en toda América Latina. “Eso me deprimió. Yo no soy exactamente el Sr. Optimismo”.

John Feeley, quien fue embajador en Panamá, exhortó a los socios internacionales a mantener la presión. “Este es un desastre que ha tardado 20 años en creare, y aunque las expectativas no se han cumplido, en palabras de Margaret Thatcher, ‘mejor no nos asustemos’ ”, dijo.

Feeley aseguró que es equivocado pensar que Maduro va a salir rápido del poder.

“Sé de hecho que la gente que trabaja en esto a diario en el Departamento de Estado no pensaba que se iba a marchar así de fácil”, dijo Feeley. “Pienso que en la Casa Blanca puede haber habido un exceso de optimismo poco realista, y el hecho de que Maduro siga ahí significa que no ha salido del poder, pero hay que fijarse lo que ha ocurrido en otras transiciones de dictaduras. Rara vez suceden de la noche a la mañana”.

Franco Ordóñez. EL NUEVO HERALD, 29-03-2019

Video de la semana

El Monte Carmelo.

Video Recomendado

Renoir Con Musica

Para mi, lo mejor de la pintura Impresionista

Guadalupe Ortiz de Landázuri

KATICA ILLÉNYI theremin - O sole mio

Humor

Al devolver un original no solicitado a un autor novel, el sabio estadounidense Samuel Johnson (1709-1784), sin más miramientos, le dijo:

—Su manuscrito es a la vez bueno y original; pero la parte que es buena no es original, y la parte que es original no es buena.

---------------------------------------------------

Durante la llamada «ley seca» puesta en vigor en Estados Unidos durante los locos años veinte, se vendían unos paquetes de zumo de frutas en los que se podía leer el siguiente mensaje:

«Atención: el contenido de este paquete no debe ponerse en una vasija de barro, mezclarlo con levadura y ocho litros de agua, porque entonces se obtendría una bebida alcohólica cuya fabricación está prohibida».

---------------------------------------------------