Temas & Noticias



La vuelta de Zidane

La vuelta de Zidane

La vuelta de Zidane

Al mediodía del martes saltaba el bombazo.  Zinedine Zidane se convertía en protagonista indiscutible de medios y tertulias callejeras. La razón, su regreso como entrenador del Real Madrid.

Todos se preguntaban cómo regresaba al club blanco  tan solo nueve meses después de su marcha. Esa misma tarde el técnico francés despejaba las dudas en una multitudinaria comparecencia en la que dejaba claro que no podía decir que ‘no’ a la llamada del presidente Florentino.

Acompañado de su mujer Veronique, Zidane lucía más fashion que nunca y desde luego muy, muy ajustado. Atuendo casual, camisa blanca y americana de tonos verdes militar y zapatillas de cuero del mismo color con suela blanca.

Pero quizás lo más llamativo de su outfit fueran los desgastados vaqueros pitillo azul con numerosos rotos -algunos a la altura de la rodilla y de la pelvis- y con una ancha vuelta a la altura de los tobillos.

Zidane reconocía este lunes que varios clubes grandes le habían trasladado propuestas pero que en su cabeza solo estaba reconstruir al Real Madrid y diseñar un nuevo proyecto. “Vamos a cambiar cosas. Tenemos que hacerlo para el próximo año pero no se trata de eso ahora. He vuelto y tenemos tiempo para hablar con el presidente y el club para lo que se pueda hacer. Hoy en día el tema es que nos faltan once partidos y queremos acabar bien”, dijo.

ABC, España, 13-03-2019

 

Video de la semana

KATICA ILLÉNYI theremin - O sole mio

Video Recomendado





JUAN PABLO II
Párroco: "Tenemos que mirar para adelante, decir que es la parroquia de Karadima es tendencioso"

Humor

Cuando notificaron a Luis XIV la muerte del cardenal Mazarino, sucesor de Richelieu en el gobierno de Francia, le dijeron:

- Majestad, el cardenal ha entregado su alma a Dios. Y el rey, que no sentía demasiada simpatía por el cardenal, respondió:

- ¿Estáis seguro de que Dios la ha aceptado?

----------------------------------------------------

En una ocasión Luis XIV mostró a Nicolás Boileau unos versos que acababa de escribir. El ensayista, tratando de no mentir y al mismo tiempo de no ofender al Rey, le dijo:

- Nada hay imposible para vuestra majestad. Habéis querido hacer unos malos versos y ¡con qué facilidad lo habéis logrado!

----------------------------------------------------------------------