Temas & Noticias



UNA VOZ CONTRACORRIENTE

UNA VOZ CONTRACORRIENTE

UNA VOZ CONTRACORRIENTE

Lillian Calm escribe: “Ojalá hubiera en este país en que todos callan más voces como la de la diputada Ossandon, que se atreve a ir contracorriente del ‘monstruo’. Un monstruo que no piensa, que no discierne, que no dilucida, y que aplaude a rabiar al extranjero que nos viene a convencer, con las letras de sus canciones, de las maravillas de la droga”.

No conozco a la diputada Ossandon. Ni de vista. Incluso hay veces en que no he concordado con ella como me ha ocurrido con otros parlamentarios, al menos con los que tienen ideas e iniciativas propias (no con aquellos que como morsas duermen en sus asientos del Congreso)

Y si no he concordado con ella es por mi espíritu crítico que con la profesión de periodista, y es natural, se agudiza muchísimo más.

Pero es ese mismo espíritu crítico -que no tiene por qué ser siempre negativo- el que me ha llevado a celebrar sus últimas declaraciones a la prensa.

En síntesis se atrevió contra el “monstruo”, como suelen referirse al festival de Viña del Mar. Los monstruos no suelen ser positivos y aunque reconozco que no tengo mayor autoridad para referirme a éste, porque no lo sintonizo, dispongo sí de algunos parámetros.

Ximena Ossandon, diputada RN, señaló que “el Festival debe replantearse algunas cosas. Yo no soy crítica de espectáculos, soy política, pero no veo el aporte que hacen artistas como Bad Bunny que en sus letras instan al consumo de drogas y también muchas veces denigran a la mujer”.                                             Enfatizó que “artistas que naturalizan el consumo de droga en un evento tan masivo, que llega con tanta fuerza a los jóvenes y que nos muestra como país hacia el extranjero no me parece que sea una buena combinación”. Fundamentó sus dichos al señalar que el espacio que se le dio al cantante en Viña es “una vitrina demasiado potente y muy grande como para que actúe gente que en sus mensajes incentiven a la gente a que se droguen como si la marihuana fuera una sustancia inocua”.                 Realmente es preocupante que nuevas generaciones repitan como borregos, es decir, sin ni siquiera saber lo q dicen sino por mera reacción instintiva, palabras de una canción de un señor que ni siquiera ha adoptado un nombre original, sino un remedo trap del universalmente aceptado Bugs Bunny o Conejo de la Suerte. Este parece no ser tan inocentón como el conejo, por lo menos a juzgar por las letras de sus canciones.

                               ¿En qué están los padres?

Me temo que repitiendo también las mismas palabras, igualmente como borregos.

 Espero que los abuelos por lo menos sean más críticos ante esta invasión televisiva que no es inocua.

Estando invitada a una casa de campo me propusieron ver la gala del festival.  Acepté por cortesía porque habría preferido un buen libro, pero duré lo que se llama un santiamén. Ante mi desconcierto lo primero que vi fue a una animadora de esa gala, cuyo nombre no recuerdo, que le pidió a un señor cuyo nombre tampoco recuerdo pero que iba pasando por la alfombra roja, que la besara en la boca. Luego a otro y a otro…

Me pregunto: ¿cómo no se va a denigrar a la mujer si ella misma cae en esta chabacanería que se  trasmite en la televisión?

Defender a la mujer no es enmendarle la plana a la Real Academia de la Lengua y decir “todes” en vez de “todos”. Es hacer la diferencia entre mujeres y mujerzuelas, y estoy segura de que no es lo mismo.

Ojalá hubiera en este país en que todos callan más voces como la de la diputada Ossandon, que se atreve a ir contracorriente del “monstruo”. Un monstruo que no piensa, que no discierne, que no dilucida, y que aplaude a rabiar al extranjero que nos viene a convencer, con las letras de sus canciones, de las maravillas de la droga.

Y luego nos quejamos del aumento de la delincuencia.

Como para reflexionar no una sino dos veces.

Lillian Calm

Periodista

TEMAS Y NOTICIAS, 7-3-2019

 

Video de la semana

KATICA ILLÉNYI theremin - O sole mio

Video Recomendado





JUAN PABLO II
Párroco: "Tenemos que mirar para adelante, decir que es la parroquia de Karadima es tendencioso"

Humor

Cuando notificaron a Luis XIV la muerte del cardenal Mazarino, sucesor de Richelieu en el gobierno de Francia, le dijeron:

- Majestad, el cardenal ha entregado su alma a Dios. Y el rey, que no sentía demasiada simpatía por el cardenal, respondió:

- ¿Estáis seguro de que Dios la ha aceptado?

----------------------------------------------------

En una ocasión Luis XIV mostró a Nicolás Boileau unos versos que acababa de escribir. El ensayista, tratando de no mentir y al mismo tiempo de no ofender al Rey, le dijo:

- Nada hay imposible para vuestra majestad. Habéis querido hacer unos malos versos y ¡con qué facilidad lo habéis logrado!

----------------------------------------------------------------------