Temas & Noticias



PROTAGONISTA DE PÁGINAS GARCIAMARQUIANAS

PROTAGONISTA DE PÁGINAS GARCIAMARQUIANAS

PROTAGONISTA DE PÁGINAS GARCIAMARQUIANAS

Lillian Calm escribe: “…ahora el personaje penosamente real, tras su derrota en La Haya, ha vuelto a cruzarse en el frente informativo al ir de candidato presidencial (otra vez más) para las elecciones del 27 enero. Singularmente ese día se realizarán una especie de primarias y solo en octubre serán las elecciones generales, lo que sumirá al país vecino -Bolivia, naturalmente- en una mayor inestabilidad de las que está acostumbrado”.

Me entretiene escribir sobre Evo porque es casi, casi, como leer a García Márquez. El personaje es lúdico, fantasioso, americanista y con mucho de realismo mágico. Pero no es irreal como Amaranta o José Arcadio Buendía, sino penosamente real.

Esto me atrevo a decirlo en voz muy baja y quizás por primera vez, porque no es lo más excelso que pueda decirse del mandatario de una nación vecina.

Pero ahora el personaje penosamente real, tras su derrota en La Haya, ha vuelto a cruzarse en el frente informativo al ir de candidato presidencial (otra vez más) para las elecciones del 27 enero. Singularmente ese día se realizarán una especie de primarias y solo en octubre serán las elecciones generales, lo que sumirá al país vecino -Bolivia, naturalmente- en una mayor inestabilidad de las que está acostumbrado.

Y todo esto a pesar de que un referéndum de 2016 se pronunció mayoritariamente en contra de una nueva reelección de Morales, plebiscito que parece haber quedado sepultado entre las páginas de García Márquez.

Ha sido la propia prensa altiplánica la que ha puesto el grito en el cielo. El diario “El Deber”, por ejemplo, señaló que “la firma de diez personas terminó valiendo más que la decisión de dos millones y medio de personas y que la Constitución Política del Estado”.

¿Quiénes son esos diez funcionarios públicos que desoyeron el mandato de la Carta Magna, que solo permite dos mandatos consecutivos? Leí sus nombres pero si hay algo que marca su común denominador es que por medio de un intríngulis ellos publicaron la lista de candidatos habilitados para la elección de enero de 2019, entre ellos naturalmente Evo y su vicepresidente Álvaro García Linera.

Sus curriculum vitae no son de lo más promisorios y están donde han llegado (en el Tribunal Supremo Electoral) elegidos por una escasísima votación.

Toda esta maquinaria tiene que haber sido pensada para haber sido respaldada por un fallo de La Haya favorable a Bolivia. Conocemos el resultado (y no lo macharemos), pero Evo insiste en continuar en el Palacio Quemado, sobre todo ahora en que en ése, uno de los países más pobres de Latinoamérica, él ha soñado a lo grande, como suelen soñar algunos seres de ficción.

Esto lo ha llevado a que hoy, como en la Biblia con la Torre de Babel, el inefable mandatario altiplánico haya mandado a construir junto al histórico Palacio Quemado una mole modernísima, que inversamente proporcional a la construcción destruyó su entorno, para gobernar desde ahí. Y para eso, claro, necesita un nuevo período.

Pero, ¿qué características tiene realmente ese edificio del que se ha hablado tan poco?

Medios bolivianos han informado que esta moderna torre que irrumpe tras el decimonónico palacio, contempla una inversión oficial (la real puede ser superior a los 40…) de 34,4 millones de dólares.

Evo contaría con dos pisos: el 23 y el 24, donde según los planos que dio a conocer el diario “Página Siete”, hay una suite presidencial de 1.068 metros cuadrados, aparentemente con sauna, jacuzzi, sala de masajes, sala de lectura, un gimnasio y muchísimo más.

Todo esto parece que para Evo bien vale una reelección, saltándose todas las normas habidas y por haber. Y para nosotros resulta más asombrosamente irreal que enfrascarse en la lectura de Gabriel García Márquez.

Lillian Calm

Periodista

TEMAS Y NOTICIAS, 17-1-2019

Video de la semana

KATICA ILLÉNYI theremin - O sole mio

Video Recomendado





JUAN PABLO II
Párroco: "Tenemos que mirar para adelante, decir que es la parroquia de Karadima es tendencioso"

Humor

Al rey español Felipe IV (1605-1665) le gustaba que le llamasen «el Grande». Tras la pérdida de Portugal, el duque de Medinaceli (1607-1671) comentó:

—A su majestad le pasa como a los hoyos, que cuanta más tierra pierden, más grandes son.

-------------------------------------------

El filósofo francés Voltaire (1694-1778) tuvo de hablar, contra su voluntad, ante la tumba de una persona por la que nunca había sentido predilección. Comenzó pues su panegírico diciendo:

—Era un gran patriota, un amigo fiel, un esposo abnegado y un padre ejemplar..., suponiendo, claro está, que haya muerto.

-------------------------------------------------