Temas & Noticias



La creación de e’ScrivaLite App’

La creación de e’ScrivaLite App’

La creación de e’ScrivaLite App’

La creadora de una app que ofrece escritos de San Josemaría relacionados con el Evangelio de cada día, cuenta cómo se le ocurrió programar esta aplicación gratuita que está disponible en siete idiomas

Cuando el prelado del Opus Dei visitó Londres en diciembre del 2017, nos insistió en la necesidad de poner a Cristo en el centro de nuestras vidas.

Leyendo y meditando más a menudo el Evangelio del día es una buena manera de conocer más y mejor a Jesucristo y oír su mensaje para ese día. San Josemaría aconsejaba que al leer los pasajes del Evangelio, los leyéramos metiéndonos en las escenas, como un personaje más. Muy pronto me surgió el deseo de saber qué había escrito San Josemaría sobre los pasajes del Evangelio, y con esto me vino el pensamiento: “¡Debería de haber una App para eso!”.

Descarga la App eScrivaLite en Google Play, Apple Store o para Android

Así se me ocurrió la App eScrivaLite, que con pinchar en “Hoy” ofrece el Evangelio del día con textos de las obras publicadas de San Josemaría que tienen que ver con ese texto. Será quizás una referencia pasajera, o formará la base de una reflexión más honda y devota, pero siempre ofrece una pista para aplicar el Evangelio a las circunstancias personales. Sigo mejorando la app, con actualizaciones y nueva funcionalidad.

Santificar el desarrollo ordinario

Los dispositivos móviles no existían cuando San Josemaría vio el Opus Dei en 1928 ni cuando se fue al cielo en 1975. Pero este trabajo como cualquier otro puede y es material de santificación. Yo he encontrado que creando y desarrollando una app es una manera muy buena de poner en práctica el mensaje de San Josemaría sobre la santificación del trabajo y la vida cotidiana.

Me ofrece muchas oportunidades de vivir su mensaje sobre la importancia de las cosas pequeñas y cómo todo se puede hacer con amor. “Insisto: en la sencillez de tu labor ordinaria, en los detalles monótonos de cada día, has de descubrir el secreto −para tantos escondido− de la grandeza y de la novedad: el Amor” (Surco, 489). Por ejemplo mediante la práctica de añadir notas para ayudar a futuros desarrolladores a entender la lógica que se ha seguido. Esta práctica es algo aburrida, pero como cualquier otro tipo de trabajo se puede convertir en amor.

Desarrollar al servicio de los demás

Este trabajo me dio muchas oportunidades de pensar en los demás al tener que pensar cómo hacer para que la experiencia de la app fuera la mejor posible. Por ejemplo, como el usuario quiere llegar a la información con el menor número de clicks, tuve que aprender nuevas técnicas o desarrollar más código para hacer esto posible. En Forja San Josemaría escribe: “Que sepas, a diario y con generosidad, fastidiarte alegre y discretamente para servir y para hacer agradable la vida a los demás. −Este modo de proceder es verdadera caridad de Jesucristo” (Forja, 150).

Paz y alegría entre los “bugs”

El mensaje de San Josemaría sobre ser sembradores de paz y alegría tiene mucha resonancia cuando encuentro “bugs” en la aplicación. Varias cosas pueden causar un “bug”, como por ejemplo un cambio en el formato de contenido de terceros que la app no sabe cómo tratar. Es entonces cuando hay que tener paciencia y tiempo para descubrir el problema −proceso llamado de-bugging−, arreglarlo y poner una versión nueva de la app. “En esa tarea profesional vuestra, hecha cara a Dios, se pondrán en juego la fe, la esperanza y la caridad. Sus incidencias, las relaciones y problemas que trae consigo vuestra labor, alimentarán vuestra oración. El esfuerzo para sacar adelante la propia ocupación ordinaria, será ocasión de vivir esa Cruz que es esencial para el cristiano”. (Es Cristo que pasa, 49).

Un mensaje permanente

Claramente el mensaje del Opus Dei no es solo para desarrolladores y creadores de apps, pero para cualquier persona que quiere encontrar a Cristo en medio de su tarea profesional y ocupaciones diarias. Es un mensaje sobre ser santo ahí en medio del mundo, “amando al mundo apasionadamente” como predicó en una homilía en 1967: “Sabedlo bien: hay un algo santo, divino, escondido en las situaciones más comunes, que toca a cada uno de vosotros descubrir”. O “No hay otro camino, hijos míos: o sabemos encontrar en nuestra vida ordinaria al Señor, o no lo encontraremos nunca” (Conversaciones, 114). Su mensaje, que se remonta al siglo pasado, es tan aplicable hoy para gente como yo trabajando en nuevos campos, y será siempre aplicable: ¡está permanentemente al día!

Un click para recibir inspiración del Evangelio del día

La app eScrivaLite proporciona al usuario una manera fácil y atractiva de leer el Evangelio del día y de acceder a los escritos publicados de San Josemaría relacionados con ese evangelio. Ofrece una herramienta para acercarse a Dios en medio de las tareas profesionales y encontrarse con Jesucristo ahí. Uno de los puntos para la Epifanía dice: “Oyendo esto −que ha venido a la tierra el Rey−, Herodes se turbó, y con él toda Jerusalén.

¡Es la vida cotidiana! Esto mismo sucede ahora: ante la grandeza de Dios, que se manifiesta de mil modos, no faltan personas −incluso constituidas en autoridad− que se turban. Porque… no aman del todo a Dios; porque no son personas que desean encontrarle de veras; porque no quieren seguir sus inspiraciones, y se hacen obstáculo en el camino divino. −Estáte prevenido, sigue trabajando, no te preocupes, busca al Señor, reza…, y El triunfará” (Forja, 248).

¡La app es gratis, es fácil de usar, está en siete idiomas y estás a un click de recibir inspiración diaria del Evangelio del día!

Ana Ferrer. Fuente: opusdei.org.

ALMUDI, 11-01-2019

Social

Video de la semana

Video Recomendado




JUAN PABLO II
Párroco: "Tenemos que mirar para adelante, decir que es la parroquia de Karadima es tendencioso"
Reabren la joya barroca de la Ópera del Margrave

Humor

Hacia 1770, la moda de las pelucas empolvadas de la aristocracia francesa e inglesa habían alcanzado tal magnitud, que las pelucas podían alcanzar 1,2 metros de alto, y se decoraban hasta con pájaros embalsamados, réplicas de jardines, platos de fruta o barcos a escala.

La falta de higiene (no se las quitaban por semanas o meses) y el volumen de estas pelucas ocasionaba que no sólo piojos y pulgas las infestaran, sino que hasta pequeños ratones hicieran de ellas su hogar.

------------------------------------------