Temas & Noticias



Nicolás Maduro anuncia “medidas radicales” ante la «sedición» del Parlamento

Nicolás Maduro anuncia “medidas radicales” ante la «sedición» del Parlamento

Nicolás Maduro anuncia “medidas radicales” ante la «sedición» del Parlamento

En víspera de su toma de posesión, Maduro amenaza a los países del Grupo de Lima con «medidas crudas, urgentes y enérgicas» si no cambian su postura hacia Venezuela

Caracas amaneció este miércoles bajo un intenso control policial y militar, en vísperas de la juramentación de Nicolás Maduro prevista para el jueves ante el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ). La revolución se ha desplegado por entera, desde sus fuerzas de choque hasta sus principales dirigentes, para apoyar la investidura de su jefe político pese a la creciente presión internacional y la confrontación de quienes se le oponen dentro del país. Parlamento, oposición, Iglesia Católica, chavismo disidente, organizaciones civiles, sindicatos y movimiento estudiantil mantuvieron este miércoles sus acusaciones de «usurpador» e «ilegítimo» contra Maduro, pese al hostigamiento que ya se siente desde el poder. «Urge asumir el clamor popular de un cambio, de una concertación para una transición esperada y buscada por la inmensa mayoría», repitió, contra vientos y mareas revolucionarios, la Conferencia Episcopal. La contraofensiva ya iniciada aceleró el martes liderada por el radical Diosdado Cabello desde la Asamblea Nacional Constituyente (ANC). Y el «hijo de Chávez» prolongó este miércoles la embestida revolucionaria anunciando «medidas radicales» contra la «sedición y golpe abierto de la Asamblea Nacional». «Lo que están haciendo [la ANC], de revisar la conducta conspiradora, golpista, dependiente del cártel de Lima [Grupo de Lima, 13 países de la región contrarios al chavismo] y de la oligarquía colombiana de la mayoría de esos diputados es pertinente, es justo», añadió el presidente. Al chavismo parece no bastarle con desconocer todas las decisiones del Parlamento, encarcelar a sus diputados, perseguirles hasta el exilio y asfixiarles sin sus sueldos. Ahora evalúa la posibilidad de disolverlo por haber apoyado al Grupo de Lima, que anunció que desconocerá la juramentación de Maduro y le exigió que entregue el poder Ejecutivo a la Asamblea Nacional. También ha ordenado a Fiscalía y al Supremo que investigue su «traición a la patria». Las amenazas bolivarianas incluyeron un ultimátum de 48 horas contra Colombia, Argentina, Brasil, Canadá, Perú, Chile, Paraguay, Costa Rica, Panamá, Honduras, Guatemala, Guyana y Santa Lucía, países que conforman el Grupo de Lima. «El gobierno tomará medidas crudas, urgentes y enérgicas para que rectifiquen su política grosera e intervencionista», advirtió el «hijo de Chávez». La narrativa elegida por la revolución en vísperas de la polémica investidura profundiza la conspiranoia estrenada por Maduro en 2013, con un añadido nuevo: la soberanía sobre el territorio del Esequibo, en disputa con Guyana. «Han querido convertir mi juramentación en una guerra mundial», clamó Maduro, tras denunciar incluso que un nuevo golpe de Estado «está en marcha». El mandatario cargó con dureza contra los «insolentes gobiernos» a las órdenes de Washington, que les habría mandado «derrocar a Maduro por la vía que sea». Las horas previas a la investidura que convertirá a Maduro en presidente de facto transcurrieron entre las habituales expectación e inquietud, mezcladas con la lucha diaria por escalar el ‘Everest’ venezolano en que se ha convertido el día a día de los ciudadanos. No importa dónde se viva, incluso si es en las cercanías del Palacio de Miraflores. Vecinos del barrio de la Candelaria protestaron en las calles tras 10 días sin luz ni agua. «Y además pretenden cobrarle al pueblo la reparación de un transformador», denunció el líder social Carlos Julio Rojas. El Gobierno vigila las protestas callejeras muy de cerca, pero tampoco aparta la mirada a lo que sucede dentro del Ejército. «La Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) comienza a ser obligada a expresar apoyo y lealtad a Maduro para el periodo 2019-2025. Sin duda hay nerviosismo en el alto Gobierno por los efectos del 10-E en la FANB», destacó Rocío San Miguel, directora de Control Ciudadano para la Seguridad y la Fuerza Armada. La asunción del mandato presidencial renovará también la comandancia en jefe de las fuerzas armadas, tal y como ordena la Constitución. Más allá de la cúpula militar, que forma parte del núcleo duro de poder y que se encuentra entre las más privilegiadas por el sistema, la desbandada es enorme entre la tropa, lo mismo que ocurre en el país. Más de 4.000 soldados y oficiales habrían desertado en los últimos meses, en busca de un futuro mejor dentro y fuera del país. «Las dos grandes preocupaciones gubernamentales son las posibles sanciones petroleras y una conspiración militar», confirmó el politólogo Edgard Gutiérrez. Venezuela ha perdido más de la mitad de su economía en sólo seis años y sufre una de las tres peores inflaciones de la historia de la Humanidad: casi 1.700.000% subieron los precios según los cálculos hechos públicos este miércoles por el Parlamento. Cuando el derrumbe es de tal tamaño, la esperanza se administra gota a gota: «Maduro no va a ceder alegremente el poder», confirmó Juan Guaidó, nuevo presidente de la Asamblea, quien ha pasado a acaparar buena parte de los insultos que llegan desde el poder. «¿Qué esperar para el 10? La comunidad internacional intensificará su presión y las sanciones se agudizarán, pero su capacidad de acción de cambio es muy limitada. Maduro se juramentará frente a las instituciones que controla. Habrá más presión [oposición] y represión [Gobierno]», vaticinó Luis Vicente León, presidente de Datanálisis, quien incluyó una sentencia final: «Y la crisis se agudiza».

Daniel Lozano. EL MUNDO, España, 09-01-2019

Video de la semana

El Monte Carmelo.

Video Recomendado

Renoir Con Musica

Para mi, lo mejor de la pintura Impresionista

Guadalupe Ortiz de Landázuri

KATICA ILLÉNYI theremin - O sole mio

Humor

Al devolver un original no solicitado a un autor novel, el sabio estadounidense Samuel Johnson (1709-1784), sin más miramientos, le dijo:

—Su manuscrito es a la vez bueno y original; pero la parte que es buena no es original, y la parte que es original no es buena.

---------------------------------------------------

Durante la llamada «ley seca» puesta en vigor en Estados Unidos durante los locos años veinte, se vendían unos paquetes de zumo de frutas en los que se podía leer el siguiente mensaje:

«Atención: el contenido de este paquete no debe ponerse en una vasija de barro, mezclarlo con levadura y ocho litros de agua, porque entonces se obtendría una bebida alcohólica cuya fabricación está prohibida».

---------------------------------------------------