Temas & Noticias



Homecoming

Homecoming

Homecoming
diciembre 19

Serie TV | 330 min. | Thriller | Drama. Público apropiado: Jóvenes. Dirección: Sam Esmail. Intérpretes: Julia Roberts, Bobby Cannavale, Stephan James, Alex Karpovsky, Shea Whigham, Sissy Spacek

 

Original serie de Amazon Prime basada en un podcast de Gimlet Media, donde suma fuerzas Sam Esmail –el creador de Mr. Robot–, con los recién llegados a la tarea Micah Bloomberg y Eli Horowitz.

Describe en dos tiempos, que se distinguen por el formato de pantalla, normal en un caso, cuadrado en el otro, lo ocurrido en un centro que atiende a veteranos de las guerras de Irak y Afganistán, antes y después de una fecha crítica, el 14 de mayo de 2018, en que se supone que ocurrió un importante incidente. En Homecoming, que gestiona una empresa que tiene una subcontrata con el ejército estadounidense, se atiende a militares que vuelven de la guerra y necesitan terapia antes de reincorporarse a la vida normal, y se supone que ofrecen una novedosa metodología para prestarles ayuda. En la parte del «antes», Heidi Bergman ejerce tareas de trabajadora social y terapeuta, y empatiza especialmente con un soldado afroamericano, Walter Cruz, que empieza a andar mosqueado con el modo en que se opera en el centro. Tampoco Heidi acaba de entender la presión a que le somete su supervisor, Colin Belfast. Mientras que en el «después» Heidi trabaja de camarera, y no recuerda qué pasó el 14 de mayo, el incidente que le obligó a dejar su trabajo en Homecoming e irse a vivir con su madre. Al mismo tiempo Thomas Carrasco investiga para el Pentágono, tratando de averiguar si ha habido malas prácticas en la empresa que gestiona Homecoming.

Siguiendo el estilo de su anterior serie, y con capítulos de no más de media hora, Esmail, que también ejerce de director, pergeña una serie que combina intriga de tintes hitchcockianos –la amnesia, los estados mentales vertiginosos, las terapias– con un poderoso elemento humano, donde los personajes arrastran traumas, tratan de averiguar la verdad, o ejercen actividades manipuladoras. La trama juega con ideas como la simulación y el fingimiento, los seres humanos usados como cobayas de un experimento, de modo que resulta difícil saber dónde se encuentra los personajes, no sólo físicamente –el soldado que duda que realmente Homecoming se encuentre en Florida, las palmeras podría ser de pega, y consistir todo en un montaje– sino emocionalmente. Hacía tiempo que no se abordaba en la pantalla de modo tan logrado los peligros de la deshumanización, la consideración de los demás como objetos para utilizar, olvidando su condición de personas, cada una irrepetible; incluso quien trata de hacer lo correcto, Carrasco, puede verse atrapado en la maraña de la burocracia despersonalizada.

Julia Roberts atrapa bien la fragilidad de Heidi, incluidas sus inseguridades a la hora de maquillarse y ponerse guapa –da gusto recuperar su proverbial sonrisa, aquí de doble uso, como bienvenida a Homecoming, pero también de conexión emocional con Walter–, al igual que Stephan James encaja en el perfil de «buen chico», Shea Whigham en el de investigador concienzudo, y Bobby Cannavale en el de tipo con doblez y engaño. Como madres, de Heidi y de Walter, están perfectas Sissy Spacek y Marianne Jean-Baptiste.

José María Aresté. DECINE21, 19-12-2018

 

Video de la semana

Renoir Con Musica

Video Recomendado

Para mi, lo mejor de la pintura Impresionista

Guadalupe Ortiz de Landázuri

KATICA ILLÉNYI theremin - O sole mio



Humor

Al devolver un original no solicitado a un autor novel, el sabio estadounidense Samuel Johnson (1709-1784), sin más miramientos, le dijo:

—Su manuscrito es a la vez bueno y original; pero la parte que es buena no es original, y la parte que es original no es buena.

---------------------------------------------------

Durante la llamada «ley seca» puesta en vigor en Estados Unidos durante los locos años veinte, se vendían unos paquetes de zumo de frutas en los que se podía leer el siguiente mensaje:

«Atención: el contenido de este paquete no debe ponerse en una vasija de barro, mezclarlo con levadura y ocho litros de agua, porque entonces se obtendría una bebida alcohólica cuya fabricación está prohibida».

---------------------------------------------------