Temas & Noticias



Marido de Asia Bibi pide asilo en Italia: “Ayudadnos a salir de Pakistán, estamos en peligro”

Marido de Asia Bibi pide asilo en Italia: “Ayudadnos a salir de Pakistán, estamos en peligro”

Marido de Asia Bibi pide asilo en Italia: “Ayudadnos a salir de Pakistán, estamos en peligro”

Hace una semana la cristiana pakistaní Asia Bibi fue declarada inocente. La Corte Suprema de Pakistán retiró la condena a muerte y todas las acusaciones de presunta blasfemia contra el Islam. Asia lleva en la cárcel desde 2010 y todavía no ha salido. La absolución también se ha convertido en una pesadilla para su familia.

Su marido, Ashiq Masih, se ha visto obligado a hacinarse en su casa junto a sus hijas ya que fundamentalistas los han amenazado de muerte y poner un pie en la calle significaría arriesgar su vida. Ashiq ha contactado a Ayuda a la Iglesia Necesitada.

Pido al gobierno italiano que nos den asilo y nos ayuden a salir de Pakistán a mí y a mi familia, estamos en peligro”.

Explica que no les queda apenas comida porque no pueden ir a comprar. Esta situación ha afectado también a quienes defienden la inocencia de Asia. El abogado se ha visto obligado a huir y se ha refugiado en Holanda.

El plan era escapar a Canadá en cuanto Asia Bibi saliera de la cárcel, pero todavía están esperando los documentos que certifiquen la absolución. Ashiq estuvo en febrero en Roma para pedir ayuda y espera que alguien les ayude a escapar de los fundamentalistas para poder comenzar una nueva vida.

ROME REPORTS, 07-11-2018

Video de la semana

KATICA ILLÉNYI theremin - O sole mio

Video Recomendado





JUAN PABLO II
Párroco: "Tenemos que mirar para adelante, decir que es la parroquia de Karadima es tendencioso"

Humor

Cuando notificaron a Luis XIV la muerte del cardenal Mazarino, sucesor de Richelieu en el gobierno de Francia, le dijeron:

- Majestad, el cardenal ha entregado su alma a Dios. Y el rey, que no sentía demasiada simpatía por el cardenal, respondió:

- ¿Estáis seguro de que Dios la ha aceptado?

----------------------------------------------------

En una ocasión Luis XIV mostró a Nicolás Boileau unos versos que acababa de escribir. El ensayista, tratando de no mentir y al mismo tiempo de no ofender al Rey, le dijo:

- Nada hay imposible para vuestra majestad. Habéis querido hacer unos malos versos y ¡con qué facilidad lo habéis logrado!

----------------------------------------------------------------------