Temas & Noticias



Casado pide cambiar la Ley de Memoria Histórica y crea la Fundación Concordia y Libertad, con Suárez Illana al frente

Casado pide cambiar la Ley de Memoria Histórica y crea la Fundación Concordia y Libertad, con Suárez Illana al frente

Casado pide cambiar la Ley de Memoria Histórica y crea la Fundación Concordia y Libertad, con Suárez Illana al frente

De izqda. a dcha., Alfonso Fernández Mañueco, presidente del PP de Castilla y León; Adolfo Suárez Illana, Pablo Casado y Carlos García, presidente del PP de Ávila.

El líder del PP, Pablo Casado, ha anunciado el domingo 2 la creación de la nueva fundación del partido, que se llamará Concordia y Libertad y que presidirá Adolfo Suárez Illana. En la apertura del curso político en Ávila, Casado ha hecho este anuncio para después romper el protocolo y no cerrar este acto sin darle la palabra al que será responsable de la fundación, Suárez Illana, hijo del ex presidente del Gobierno Adolfo Suárez.

Casado ha dedicado buena parte de su discurso a reivindicar la Transición, criticar las lecturas “sectarias” de la historia y advertir de que su partido seguirá defendiendo la vigencia de la Constitución frente a las pretensiones de los separatistas y los populistas. Y ha señalado que “concordia” será una palabra clave de esta nueva etapa política y por eso estará incluida en el nombre de la nueva fundación. Suárez Illana, por su parte, ha subido al estrado para reivindicar la Transición de la que su padre fue protagonista, y ha prometido que la fundación servirá para contrastar ideas y promover proyectos siempre con respeto a ese legado. La fundación Concordia y Libertad, ha explicado el PP, acogerá a los “mejores expertos” españoles y europeos para debatir sobre los nuevos retos, económicos, sociales y políticos a los que se enfrenta España, generar así “las mejores ideas” y conformar una agenda “ambiciosa, reformista, transformadora, pero sensata y responsable”.

La Memoria Histórica, “sectaria”

Asimismo, Casado ha anunciado también que el PP presentará una “ley de concordia” con la que quiere derogar la “lectura sectaria de la historia”, que en su opinión hace la normativa actual de la Memoria Histórica, y ha defendido “no consentir que se muerda el anzuelo de desenterrar el pasado”. Para Casado, la Ley de Memoria Histórica es “irresponsable e innecesaria” y por eso ha propuesto esta ley “de concordia” que “reivindique la Transición y derogue de facto la sectaria relectura de la historia”. La propuesta de reforma legal que, según fuentes de la dirección nacional del PP, sustituiría en buena parte a la de Memoria Histórica, busca “reivindicar la Transición” y al mismo tiempo, que “se derogue de facto la reescritura sectaria de la historia, que arroja palabras de rencor sobre la sociedad española”. El líder del PP, que ha defendido la ejemplaridad de la Transición y ha considerado “irresponsable e innecesaria” la Ley de Memoria Histórica, ha lamentado que se esté hablando “otra vez de la Guerra Civil”, una “ridícula coartada de la izquierda radical para justificar su sectarismo y disimular su incompetencia”.

Ha insistido que con la Transición los españoles “derrotaron definitivamente el enfrentamiento civil” y hubo “grandeza moral, sentido de la historia, reconciliación y concordia”, algo que a muchos, ahora, “les sigue faltando”. Concordia será, según ha asegurado Casado, la “palabra clave” de esta nueva etapa política, en la que su partido seguirá revindicando la vigencia de la Constitución frente a quienes buscan la división y la fractura.

Foto:Raúl Sanchidrián, EFE

EL MUNDO, España, 02-09-2018

Social

Para leer en familia



Ver mas artículos

Powerpoint de la semana

Video Recomendado

Reabren la joya barroca de la Ópera del Margrave
Psiquiatra Marian Rojas Explica Que Es La Ideología De Genero
LA DEVOCION MARIANA DE UN SANTO
Asombroso lo que hizo

Humor

Un conocido en apuros económicos acudió en busca de consejo a John D. Rockefeller sénior. Su problema era que un individuo que le debía cincuenta mil dólares se había ido a Constantinopla, y él no tenía ningún comprobante o reconocimiento de deuda que le permitiera exigir su pago. Rockefeller le aconsejó:

—Escríbale una carta reclamándole los cien mil dólares que le debe. Seguro que él le contestará diciéndole que está en un error, que no son cien mil, que sólo son cincuenta mil. Y así ya tendrá usted su reconocimiento de deuda.

-----------------------------------------------

Cuando Jean-Baptiste Colbert (1619-1683) se hizo cargo de las finanzas de Francia, hizo llamar a los principales hombres de negocios del reino. A fin de congraciarse con ellos y para ganar su confianza, les preguntó:

—Caballeros, que puedo hacer por ustedes.

—Le rogamos, señor —le contestaron todos a una—, que no haga nada. Déjenos que lo hagamos nosotros.

------------------------------------------------------------