Temas & Noticias



Alemania: Una debacle mundial

Alemania: Una debacle mundial

Alemania: Una debacle mundial
junio 28

Alemania, que nunca había caído en la fase de grupos, se despide de Rusia 2018 tras perder ante Corea del Sur en el tiempo añadido

Alemania está fuera del Mundial. El actual rey, tetracampeón y vencedor hace cuatro años en Brasil, se despidió por primera vez en su historia de una Copa del Mundo en la fase de grupos. Adiós a las primeras de cambio tras no poder con la débil Corea del Sur en un encuentro en el que la falta de gol, mal endémico del equipo en su periplo por Rusia, castigó a los de Low, condenados a una despedida inesperada.

Andaba el planeta fútbol tan pendiente de Argentina estos días, que el adiós prematuro de Alemania pilló casi por sorpresa. Parecía que el gol milagroso de Kroos frente a Suecia había enjugado los problemas de la campeona. Más que nada, porque un triunfo por la mínima ante Corea le servía a para estar en la siguiente ronda. Quizá por la aparente facilidad de la empresa, salió más relajado que de costumbre el equipo de Low, al que incluso le valía un empate si los suecos no derrotaban a México en el otro partido del grupo. El técnico revolucionó el once inicial como castigo por la agónica victoria ante los nórdicos. Hasta cinco cambios –solo uno obligado por la expulsión de Boateng–, con los que buscaba recuperar el buen juego o, al menos, mejorar la versión ofrecida hasta el momento en Rusia.

Los nervios de Neuer

No ocurrió ni lo uno ni lo otro, atascada otra vez Alemania en cuanto se acercaba al área rival. Esta vez, ante la frágil Corea, el gol parecía cuestión de tiempo, pero el paso de los minutos no hizo más que ahogar a los germanos. Los nervios evidentes del equipo atraparon de lleno a Neuer, que estuvo a punto de pifiarla en un lanzamiento cómodo que despejó con muchos problemas. Las dudas del guardameta se trasladaron a sus compañeros, que no terminaban de acertar en el último pase. Ozil, de nuevo en el once, vagaba por el césped sin ninguna relevancia, ajeno a las urgencias. El exmadridista juega siempre al mismo ritmo cansino y elegante. Como si no sudara. Como si no hiciera falta correr para ser efectivo. Su «ausencia» obligó a Kroos a multiplicarse para crear juego. En sus botas nacía el poco peligro que generaba el equipo alemán, que tuvo su ocasión más clara en un cabezazo de Goretzka –otra de las novedades del once inicial– que el portero coreano despejó acrobáticamente a saque de esquina.

La ocasión coincidió en el tiempo con el primer gol sueco. El tanto que cambiaba el panorama y obligaba a los alemanes a ganar para no quedar eliminados. La noticia del triunfo sueco llegó rápido al césped del Kazán Arena y ejerció un cambio de actitud inmediato en el conjunto germano. La entrada de Mario Gómez mandó a la banda a Werner y de su alianza con Kimmich comenzó a manar la esperanza del campeón. Los coreanos, conscientes de su inferioridad, apenas pasaban ya de medio campo, con Son –delantero del Tottenham– como única referencia ofensiva. Quedaba media hora, pero el asedio era ya brutal. Reus, Kroos, Gómez, Werner… todos rozaron la gloria, pero ninguno la alcanzó. Tampoco Hummels, que tuvo en su cabeza el gol, pero que no acertó a rematar con claridad cuando solo tenía que alojar el balón en la red.

Goles coreanos

En los últimos diez minutos, Alemania estuvo cerca del triunfo en multitud de ocasiones, pero fue Kim –con la complicidad del VAR– el que acertó en la portería contraria. El gol coreano, que en un inicio parecía fuera de juego, fue validado por el videoarbitraje y desató la locura en el banquillo asiático. Alegría inmensa que contrastaba con los rostros de los jugadores alemanes. Quedaban siete minutos de añadido para buscar otro milagro, pero en medio de la misión imposible particular del campeón llegó el segundo gol de Corea, obra de Son, que confirmaba la debacle histórica de Alemania.

ABC, España, 29-06-2018

Social

0 Comentarios

Sin comentarios!

No hay comentarios por el momento ¿Quieres agregar uno?.

Escribe un comentario

Escribe un comentario

Para leer en familia



Ver mas artículos

Powerpoint de la semana

Video Recomendado

Psiquiatra Marian Rojas Explica Que Es La Ideología De Genero
LA DEVOCION MARIANA DE UN SANTO
Asombroso lo que hizo
Intervención Cerro San Cristóbal

Humor

Al desembarcar en África durante una de sus campañas, Julio Cesar tropezó y cayó al suelo al descender del barco. Pensando que los soldados podrían ver en la caída un signo de mala suerte, hizo como si esta fuera voluntaria y besando el suelo exclamó: ¡África, por fin te tengo!

-------------------------------------------

En la Francia prerrevolucionaria el tuteo se consideraba una impertinencia grosera. Con la Revolución, cambiaron las costumbres y a partir de 1793 el tuteo se hizo obligatorio en la administración pública por considerarlo un gesto de fraternidad universal. Pero la moda solo duró un año, hasta la caída de Robespierre.

--------------------------------------------------------