Temas & Noticias



Ministro Larraín: “El mantener el impuesto a las empresas es una señal de parte del gobierno y espero que nos ayude a encontrar un acuerdo”

Ministro Larraín: “El mantener el impuesto a las empresas es una señal de parte del gobierno y espero que nos ayude a encontrar un acuerdo”

Ministro Larraín: “El mantener el impuesto a las empresas es una señal de parte del gobierno y espero que nos ayude a encontrar un acuerdo”

-El secretario de Estado señaló que una de las principales razones detrás de la decisión fue que “la situación fiscal que recibimos como gobierno es mucho peor a la que pensábamos”. -La definición de integrar el sistema se dará a conocer junto con el proyecto.

 

La disyuntiva que tuvo el gobierno de seguir adelante con la idea de reducir el impuesto de primera categoría de 27% a 25%, fue resuelta finalmente por el propio Presidente Sebastián Piñera. En su primera cuenta pública, zanjó la discusión y anunció que se mantendrá la carga impositiva que pagan las empresas, debido principalmente al escenario fiscal, cerrando así el debate. El encargado de elaborar esta política pública es el ministro de Hacienda, Felipe Larraín, quien profundizó en los cambios que tendrá uno de los principales proyectos que desarrollará la administración de Piñera. En este nuevo escenario, el jefe de las finanzas públicas enfatizó que el resto de los cambios, incluida la decisión de avanzar hacia la integración total del sistema impositivo, se dará a conocer una vez que se presente el proyecto. No obstante, añadió que para tener un sistema tributario moderno se deben simplificar la cantidad de regímenes que tiene el actual sistema a la renta.

-El gobierno finalmente decidió no seguir adelante con la promesa de rebajar el impuesto de primera categoría del 27% al 25%, ¿cuáles serán los ejes de la modernización tributaria?

-En las reuniones que tuvimos con el Presidente Piñera fuimos poniendo acento mucho más en la modernización tributaria, que es un elemento fundamental para el desarrollo del país. Esto contempla una simplificación del sistema, porque nuestro principal objetivo es hacerle más fácil la vida al contribuyente que quiere cumplir. En segundo lugar, nuestra reforma apuntará a aumentar la certeza jurídica al contribuyente y eso es lo más importante de nuestra modernización tributaria. Esto fue precisamente lo que dije a la salida de esas reuniones cuando conversé con la prensa.

-¿Qué factores primaron para esta decisión?

-El análisis que hicimos nos dejó bien en claro que la situación fiscal que recibimos como gobierno es mucho peor a la que pensábamos. Un ejemplo de aquello es que la noche anterior al cambio de mando se dio a conocer que el déficit fiscal estructural había aumentado 0,4% del PIB. Esto se traduce en que hay alrededor de US$ 1.150 millones más de déficit del cual tenemos que hacernos cargo. Después nos pusimos a revisar las cuentas fiscales y nos dimos cuenta de que había más de US$ 5.500 millones de gastos comprometidos no financiados. Estas son presiones de gasto que son muy difícil o imposible de gestionar. Además, tenemos que financiar el programa de gobierno con que el Presidente Piñera fue elegido, con fuerte acento social. Todo esto nos llevó a concluir que lo responsable era mantener la tasa de impuesto corporativo en 27%.

-En ese sentido, ¿no era responsable iniciar una rebaja de impuestos hoy?

-Dada la situación fiscal, no. Y por lo demás, nunca dijimos que se reduciría la carga tributaria. Siempre se dijo que se mantendría. Dadas las circunstancias, hoy mantener la tasa de impuesto corporativo es una medida de responsabilidad fiscal.

-Pero en el programa sí se dijo claramente que se reduciría el impuesto a las empresas.

-Siempre dijimos que eso sería considerando las condiciones fiscales y de manera gradual. Hoy día esas condiciones no están. No hay espacio fiscal para impulsar esta rebaja.

-¿No lo califica entonces como una promesa incumplida de campaña?

-Al hacer un programa de gobierno se realiza un planteamiento de lo que se quiere hacer, considerando un determinado escenario económico y fiscal. Si ese escenario cambia de manera significativa y para peor en lo que se refiere a las cuentas fiscales, lo responsable es revisar qué es lo que uno puede hacer. Por ello había que tomar decisiones y una de ellas era que no hay espacio para bajar el impuesto corporativo.

-Ahora bien, ¿la modernización tributaria no contempla una reducción de impuestos?

-No hemos dicho que no vamos a tocar otras tasas. El Presidente Piñera se refirió a una sola tasa, que es la del impuesto corporativo.

-¿Entonces sí habrá baja o alzas de impuestos?

-Estamos evaluando y estudiando de manera completa el Código Tributario, la ley del IVA y la ley de impuesto a la renta en su conjunto. No debemos “tasificar” la discusión, porque lo que queremos hacer es mucho más importante. Quiero poner el acento en que esto no es una reforma a la reforma. Tampoco un ajuste. Es una modernización completa al sistema tributario.

-¿Con este anuncio el gobierno se cierra entonces a una rebaja en el impuesto a las empresas durante su mandato o es una postergación para cuando la economía mejore?

-Yo puedo hablar por lo que estamos haciendo ahora. Y eso incluye que hoy no estamos en condiciones de realizar una rebaja en el impuesto de primera categoría.

-Dentro de los otros cambios, ¿está definido que habrá una integración del sistema?

-Lo vamos a dar a conocer junto con el proyecto de ley de modernización tributaria.

-Según cálculos de Hacienda, la integración le significaría un costo fiscal de unos US$ 300 millones, ¿cómo se podrían compensar?

-No podría darle la cifra exacta, no porque no la tenga, sino porque todo es parte de lo que vamos a dar a conocer en su momento.

-En definitiva, ¿la decisión de no seguir con la rebaja se debió a la administración fiscal que tuvo el gobierno anterior?

-Los números son claros. Nadie duda del deterioro fiscal que tuvo Chile en los últimos cuatro años. Uno puede tener derecho a su propia opinión, pero no a sus propias cifras, y acá las cifras son claras: el déficit fiscal y efectivo se cuadruplicó o más y la deuda pública se dobló. Esas son las cifras y datos oficiales y nuestra intención es enmendar el rumbo hacia unas finanzas públicas mucho más sólidas.

-¿La decisión de no avanzar con la reducción del impuesto a las empresas responde también a la viabilidad política de aprobar este proyecto, ya que desde un principio la oposición se cerró a esa posibilidad?

-En el tema político, si bien es indudable que vimos una oposición a la rebaja de impuestos a las empresas, la razón de fondo son las circunstancias fiscales y el cumplimiento de nuestro programa de gobierno. No obstante, espero también que esto genere una buena disposición de parte de aquellos que estaban en contra de este proyecto, ya que esta es una señal de parte del gobierno y espero que nos ayude a encontrar un acuerdo.

-¿Este cambio de no perseverar con la rebaja en el impuesto podría afectar negativamente las expectativas y el crecimiento económico dado que era una promesa de campaña que no se cumplirá?

-Yo creo que las expectativas están en otros temas. Este es un punto entre muchos que tendrá el proyecto, por ello, cuando conozcan el detalle se van a dar cuenta de que será una modernización muy potente y muy positiva para el crecimiento, la inversión y el desarrollo del país. Cuando se conozca el detalle creo que los chilenos van a estar gratamente sorprendidos.

-¿El análisis completo que están haciendo al sistema tributario apunta a que con el proyecto de modernización tributario quieren zanjar la discusión y que este nuevo sistema perdure por los próximos 20 años al menos?

-Ese es el ideal, pero no sabemos lo que puede ocurrir a futuro. Lo que sí tenemos claro es que el sistema actual no nos ayuda al crecimiento ni a la inversión, ya que si queremos ser un país desarrollado dentro de la próxima década tenemos que tener un sistema tributario moderno, porque el que tenemos es complejísimo, con varios regímenes distintos y nosotros queremos simplificar todo eso.

-En cuanto al financiamiento total del programa, ¿subió en relación a lo que había en el programa original?

-El costo total de lo que ha planteado el Presidente en la cuenta pública son US$ 13.500 millones en gasto corriente y US$ 21.000 millones de mayor inversión. De esos, hay US$ 8.000 millones en concesiones, por lo que de los US$ 21.000 millones quedan en US$ 13.500 millones de mayor inversión pública, lo que se traduce en un ritmo de algo más de US$ 3 mil millones por año. Es decir, en total el gasto es del orden de US$ 26.500 millones. Nuestro programa de gobierno contemplaba US$ 14.000 millones adicionales, el resto es gasto que venía de años anteriores.

Nueva institucionalidad fiscal

-En otro ámbito, se anunció que mañana se presentará el proyecto que dará autonomía al Consejo Asesor Fiscal, ¿cuáles serán los ejes centrales?

-El proyecto se ingresará el lunes al Congreso. Esta iniciativa busca dar al Consejo Fiscal una amplia autonomía política y operacional, en línea con las recomendaciones de expertos y organismos internacionales. Con consejeros ratificados por el Congreso y presupuesto propio, el nuevo Consejo Fiscal tendrá no solo autonomía, sino que también legitimidad política, lo cual significará un salto significativo en lo referido a la institucionalidad fiscal en nuestro país y nos pondrá a la vanguardia mundial en esta materia.

-¿Se mantendrán por ahora los mismos integrantes del Consejo Fiscal Asesor?

-No necesariamente.

-Por todo lo que originó la polémica de los gastos comprometidos versus presiones de gastos, donde se terminó politizando la discusión, ¿la forma de entregar esa información sería otra?

-No entremos en una discusión semántica. Se llame como se quiera, pero son presiones de gasto muy difíciles o imposibles de controlar. El nuevo Consejo Fiscal debe ser un organismo eminentemente técnico y actuar como tal en el debate público, del cual debe ser un activo participante para cumplir adecuadamente con su rol. En ese sentido, las opiniones que emanen de esta institución deben contar con el acuerdo de la mayoría de los consejeros, deben respetar la institucionalidad y evitar la emisión de opiniones personales. El reglamento de funcionamiento del consejo debe hacerse cargo de muchos temas una vez que la ley sea aprobada por el Congreso.

“No corresponde señalar que la economía crece solo por cuestiones cíclicas”

-Tras el crecimiento de 4,2%, sumado al 3,6% que registró la inversión en el primer trimestre, ¿cuáles son sus perspectivas de crecimiento para este año y el promedio 2018-2021?

-Las perspectivas de crecimiento para este año las mantenemos en torno a 3,5%, proyección que contempla que este año la inversión crecerá por primera vez después de cuatro años consecutivos de caídas. Para el período de gobierno, la proyección de crecimiento se ubica entre 3,5% y 4,0%, lo que implica más que duplicar el crecimiento de los últimos cuatro años.

-¿Las expectativas de Imacec para abril alcanzan incluso el 6% de expansión, ¿mantiene su proyección de 3,5%?

-Un mes no hace un cambio fundamental en el crecimiento económico del país, pero sin duda que es positivo. Primero tuvimos un marzo con un crecimiento de 4,6% y luego un abril que probablemente estará sobre 5%. Será un dato bastante positivo y hay que celebrar que el país se esté poniendo de pie. Detrás de este impulso hay una mezcla de varias cosas. Una de ellas es la recuperación de las expectativas y de la confianza, también la reducción de la incertidumbre. Si bien también tenemos mejores condiciones externas, lo principal es interno. Un ejemplo de aquello es que en 2017 la economía mundial creció 3,7% y la proyección para 2018 es 3,8% a 3,9%, por lo tanto, no hay una gran mejora. Es más, la mayor alza del crecimiento internacional se produjo entre 2016 y 2017, cuando el mundo pasó de crecer del 3,2% al 3,7% pero la economía chilena lo hizo a 1,5%. ¿Entonces de dónde sale esta diferencia?

-¿Factores internos?

-Por supuesto que son factores internos, pero no son los únicos. Y eso siempre lo he dicho, que la parte más importante de este desafío la jugamos internamente.

-Varios economistas señalan que este crecimiento es solo cíclico y que, por ende, el PIB tendencial que calculan los expertos para el presupuesto no debería tener modificaciones, ¿cuál es su visión al respecto?

-Esa opinión carece de todo fundamento. No corresponde señalar que la economía crece solo por cuestiones cíclicas, en circunstancias que la recuperación económica parte con el inicio de un nuevo gobierno. La economía se está recuperando tanto por un mayor dinamismo global, que comenzó en 2017, como por un mejor ánimo de las empresas para invertir y de los consumidores para gastar. Esto es gracias a la confianza que tienen familias y empresas en la gestión del gobierno, pero también gracias a que con esta administración se han despejado focos de incertidumbre y a que el gobierno ha puesto desde el primer día dentro de sus prioridades que el país recupere la capacidadde crecer y de crear empleos de calidad.

-¿Entonces usted prevé que es posible que se corrija al alza el PIB tendencial?

-En relación con el PIB tendencial, si los expertos independientes confían en lo que está haciendo el gobierno y proyectan una recuperación de la inversión y de la productividad en los próximos años mayor que en los años previos, es probable que tengamos una corrección al alza en la estimación del crecimiento tendencial.

-Una de las críticas que se hace al primer gobierno de Sebastián Piñera apunta a que no se hizo ninguna reforma estructural para mejorar el crecimiento. En ese sentido, ¿qué proyectos o medidas se impulsarán para elevar el crecimiento tendencial del país?

-Esto es un mito urbano. Se hicieron reformas importantes, por ejemplo, en materia fiscal y de gestión pública y tributaria. En este gobierno estamos trabajando en una serie de medidas para elevar el crecimiento de mediano y largo plazo. Por lo pronto, el proyecto de modernización y simplificación tributaria va directamente en la dirección de reducir incertidumbres en el sistema impositivo.

-Pero, además de la reforma tributaria, ¿qué medidas pro crecimiento se impulsarán?

-Estamos trabajando también en una intensa agenda para aumentar la productividad; para fortalecer y hacer más eficiente el uso de la infraestructura pública; promover la competencia; mejorar la capacitación laboral; modernizar el Estado y seguir avanzando en el desarrollo del mercado de capitales y en la inserción internacional de Chile. La mayor parte de estos temas está siendo abordada por la mesa del Acuerdo por el Desarrollo Integral, instancia convocada por el Presidente Piñera durante el mes de mayo, que busca entregar propuestas de consenso para que Chile avance decididamente hacia el desarrollo en los próximos años.

Carlos Alonso. PULSO, 03-06-2018

 

Social

0 Comentarios

Sin comentarios!

No hay comentarios por el momento ¿Quieres agregar uno?.

Escribe un comentario

Escribe un comentario

Para leer en familia



Ver mas artículos

Powerpoint de la semana

Video Recomendado

Psiquiatra Marian Rojas Explica Que Es La Ideología De Genero
LA DEVOCION MARIANA DE UN SANTO
Asombroso lo que hizo
Intervención Cerro San Cristóbal

Humor

En el siglo 19, las salchichas se comerciaban en Inglaterra como “Bolsas de misterio” (bags of mystery)

-------------------------------------------------

La reina Isabel I de Inglaterra pasó una ley que obligaba a todos los hombres a usar boinas los domingos.

-------------------------------------------------

El rey Enrique III mantenía un oso polar en la Torre de Londres. Cada día, los guardias lo bajaban al Támesis para que nadara un rato.

-------------------------------------------------