Temas & Noticias



Cambio paradigmático

Cambio paradigmático

Cambio paradigmático

La llegada de los robots, el internet, el big data, los drones y la impresión digital, entre otras cosas, debería ser un tema del que hablen los candidatos presidenciales.

 

Entre los muchos temas que no han tocado los candidatos a la Presidencia de la República se encuentra el referente a lo que se ha denominado como la cuarta revolución industrial, misma que incluye la llegada de los robots, el internet, el big data, los drones y la impresión digital, entre otras cosas que, sin duda, ya están afectando al mundo laboral y en el próximo decenio inundarán no sólo a los países industrializados, sino a casi todo el mundo. Por tanto, éste debería ser un asunto de ocupación de los aspirantes a gobernarnos, pues les tocará a ellos hacerle frente.

Existen decenas de estudios sobre qué tanto afectará la llegada de esta cuarta revolución al empleo, varios de los cuales son contradictorios entre sí. Por un lado, se menciona que más de 65 millones de puestos laborales serán sustituidos en los próximos diez años, y esto no lo dice un apocalíptico, sino la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), el club de los ricos, del cual formamos parte.

Este nuevo paradigma productivo provoca necesariamente un cambio radical en la forma en que se viene dando el empleo en el mundo. Según la consultora McKinsey, esta revolución añadirá 12 billones de dólares más al PIB global en tan sólo siete años más y, en la actualidad, 1.1 millones de empleados dedican casi 50 por ciento de su tiempo de trabajo a actividades que podrían ser automatizadas con tecnología incluso ya existente.

Para darse una idea del significado, este incremento del PIB equivaldría a las economías conjuntas de Japón, Alemania y Reino Unido, o la totalidad de la riqueza escondida en los paraísos fiscales, según el analista Diego Herranz.

Algunos estudios ya refieren cuáles pueden ser los empleos más afectados, tales como el transporte, la logística y la industria, en donde se podrían perder uno de cada tres empleos para el año 2030. Datos como que China está instalando alrededor de 70 mil robots cada año, es decir, más que toda Europa en su conjunto, dan una idea de lo que viene.

También hay otro tema que está siendo estudiado cada día más y se refiere a las consideraciones éticas del uso de los robots. La propia Unión Europea ha comenzado a debatir cuáles son los compromisos y responsabilidades y está pidiendo un proyecto de legislación que atienda las cuestiones éticas. El señor Pierre Bourdin ha mencionado el caso extremo que se dio en el año 2016 en Estados Unidos, donde la policía utilizó un robot para matar a una persona.

Corea del Sur tiene un código de ética para evitar que los humanos abusen de los robots, siendo la principal norma que éstos deben obedecer las órdenes humanas y no se debe permitir que corran peligro los ciudadanos.

Adicionalmente, también ha surgido la discusión sobre la necesidad de gravar a las empresas que utilizan robots para sufragar, en primer lugar, el desempleo que ocasionan. Esta propuesta ha sido respaldada por el World Economic Forum de Davos a través del señor Schwab, organizador de estos foros y, recientemente, por el señor Bill Gates, quien ha mencionado que le parece lógico que las compañías paguen cuando reemplacen trabajadores.

Otro tema a debatir, a mi juicio, principal, es la urgente y necesaria revisión del papel de la educación en todos sus niveles para este mundo robotizado. Hay que definir cuáles son las nuevas habilidades que se deben aprender desde la temprana edad para hacer frente a los nuevos trabajos derivados de la robotización.

En todo el mundo se están discutiendo en mayor medida estos temas, mientras que en nuestro país sólo los académicos se interesan en ellos. Por eso, considero necesario que quien vaya a ser Presidente de la República considere esta cuarta revolución industrial como un tema fundamental, no sólo de política económica, sino social. Porque, como mencionó el recientemente fallecido Stephen Hawking: “si bien el desarrollo de la inteligencia artificial podría ser el evento más grande en la historia humana, por desgracia podría ser el último”.

Enrique Del Val Blanco. EXCELSIOR, México, 02-06-2018

Social

Powerpoint de la semana

Video Recomendado

Psiquiatra Marian Rojas Explica Que Es La Ideología De Genero
LA DEVOCION MARIANA DE UN SANTO
Asombroso lo que hizo
Intervención Cerro San Cristóbal

Humor

Cuando en 1865 se realizó la autopsia al doctor James Barry, cirujano del ejército británico en la batalla de Waterloo, se descubrió que era ¡mujer! El estudio de la Medicina estaba prohibido para las mujeres en esa época.

-------------------------------------------

En 1898, catorce años antes de que el Titanic zarpara, el marino norteamericano Norman Robertson escribió una novela llamada Futilidad, sobre un lujoso barco que se hunde en su viaje inaugural al chocar con un iceberg en el Atlántico. La nave era la más grande del mundo, con un casco triple, imposible de hundir. Sus pasajeros eran la flor y nata de la aristocracia y no había suficientes botes salvavidas. ¿El nombre del barco imaginario? Titan.

-------------------------------------------------------