Temas & Noticias



Frankenstein en el camino

Frankenstein en el camino

Frankenstein en el camino

No vamos a restarle al PP ni un ápice de responsabilidad en el momento de enorme riesgo que vive España, pero la ansiedad de Rivera, la contumacia obsesiva de Sánchez y la cada vez más evidente inconsistencia de Iglesias nos abocan a una situación que la inmensa mayoría no nos merecemos.

 

En todo este circo político que vivimos, ¿creen ustedes que alguien se ha detenido a pensar en el bien común de los españoles? ¿Realmente el país necesitaba ahora una moción de censura que destroza la economía, da alas a los independentistas y provoca un serio retroceso en el juego democrático de las alternancias, vía la lista más votada? Solo a Sansón le fue permitido el privilegio de tirar de las columnas y llevarse el templo por delante junto a su vida. Pero Pedro Sánchez no es un Sansón de la política. No vamos a restarle al PP ni un ápice de responsabilidad en el momento de enorme riesgo que vive España, pero la ansiedad de Rivera, la contumacia obsesiva de Sánchez y la cada vez más evidente inconsistencia de Iglesias nos abocan a una situación que la inmensa mayoría no nos merecemos. Cada día nos parecemos más a los italianos; y en este punto no son el espejo donde reflejarse, cuando políticos de extrema derecha y aprendices de bufones sitúan a los transalpinos en un bucle de inoperancia y decadencia democráticas. Ya veremos, si tras el parto de los montes, efectivamente aparece Frankenstein.

Bieito Rubido en El Astrolabio

ABC, España, 31-05-2018

Video de la semana

Para mi, lo mejor de la pintura Impresionista

Video Recomendado

Guadalupe Ortiz de Landázuri

KATICA ILLÉNYI theremin - O sole mio




Humor

Se cuenta que durante una cacería, el rey Alfonso XIII decidió permanecer un rato sentado a la sombra de un árbol para así poder descansar un poco, mientras sus compañeros de la partida de caza continuaron con la actividad.

Poco después se paró frente a él un campesino que estaba de paso, quien le preguntó al monarca si era verdad que por allí andaba el rey y de ser afirmativo le podía indicar quién era, pues le gustaría conocerlo personalmente.

Alfonso XIII se incorporó y pidió a aquel hombre que lo acompañara hasta donde se encontraba el resto de cazadores de la montería y podría averiguar quién era el rey porque todos los presentes estarían con sus cabezas descubiertas menos él.

Al alcanzar al resto de la partida, todos se descubrieron ante el rey a excepción del campesino.

-«Ahora ya sabe usted quién es el rey» comentó Alfonso XIII

A lo que el hombre contestó:

-«Una de dos. O es usted o soy yo, porque somos los únicos que seguimos con el sombrero puesto»

----------------------------------------------------

El 8 de octubre de 1881, durante la inauguración de la línea férrea que unía las capitales de Madrid y Lisboa, con paso por Cáceres, el rey Alfonso XII tuvo un despiste a la hora de pronunciar unas palabras, en las que vitoreó a la ciudad de Cáceres.

Rápidamente fue advertido de su error, ya que no era ciudad sino villa, a lo que el monarca muy digno contestó:

«Pues desde hoy es ciudad»

Y así fue, ya que pocos meses después, el 9 de febrero de 1882, Alfonso XII ratifico sus palabras y nombró oficialmente ciudad a la hasta entonces villa de Cáceres.

---------------------------------------------------