Temas & Noticias



Fin a impunidad de Maduro

Fin a impunidad de Maduro

Fin a impunidad de Maduro

«El Gobierno debe reforzar, con prontitud y efectividad, el apoyo unilateral y bilateral que merece el pueblo de Venezuela». 

Inexplicable es que el régimen del Presidente Maduro no reciba más sanciones internacionales, después de su fraudulenta reelección. Es posible apretarle los tornillos para forzarlo a transitar a la democracia.

El Grupo de Lima, que incluye a Chile y a las principales democracias latinoamericanas; las siete mayores potencias de Occidente: Estados Unidos, Canadá, Reino Unido, Alemania, Francia, Japón e Italia; y la Unión Europea, parecen inmovilizados.

Desapareció el temor al poder exterior del chavismo: no cabe la amenaza de su influencia ideológica, sus financiamientos, subsidios petroleros y de su comercio exterior. Vastos sectores de izquierda y los presidenciables López Obrador de México, y Petro de Colombia se han diferenciado abiertamente del régimen venezolano. El PT de Brasil, Lula, Dilma y Cristina Fernández, otrora aliados, guardan silencio. Ecuador, en los hechos, está fuera del ALBA.

El apoyo -reducido a Xi, Putin, Assad, Evo Morales, los clérigos iraníes y de los gobernantes de Argelia y Cuba- confirma el aislamiento de Maduro, ninguno comparte los principios de la libertad, todos aspiran a la reelección indefinida.

Con Venezuela destruida, social, económica y moralmente, por Chávez y Maduro, están dadas las condiciones para incrementar la legítima presión de los gobiernos del continente apoyados por los europeos.

Es inaceptable que Venezuela tenga una numerosa agregaduría militar en Santiago y en los países de la región. Las fuerzas armadas venezolanas, principal sustentación de ese régimen, deben sentir el aislamiento. Lo mismo su diplomacia y embajadores y los de Cuba, el otro soporte importante: merecen asumir el costo, y ver limitado su acceso a los organismos internacionales, a las autoridades chilenas y demás en el extranjero. Si el Grupo de Lima sigue estancado, nada impide medidas unilaterales. Indispensable es urgir la cooperación europea para sumar países caribeños, a fin de aplicar la Carta Democrática y marginar a Maduro de la OEA. El Reino Unido no puede estar indiferente a que once miembros del Commonwealth Británico en la región estén ausentes o sean contrarios a esa causa. Habrá que proseguir en esa senda en varios otros foros regionales. Se hizo en Mercosur. Y no se objetó la reciente asamblea de la Cepal en La Habana. La Corte Penal Internacional es competente para juzgar los crímenes de Maduro y sus dirigentes.

En Chile hay transversal apoyo para estas y otras medidas: no existen las limitaciones que tuvo la Nueva Mayoría, el Partido Comunista no es parte del Gobierno y ni sumado a unos pocos del Frente Amplio es capaz de impedirlas. El Gobierno debe reforzar, con prontitud y efectividad, el apoyo unilateral y bilateral que merece el pueblo de Venezuela.

Columna de Hernán Felipe Errázuriz. EL MERCURIO, 26-05-2018

Video de la semana

Para mi, lo mejor de la pintura Impresionista

Video Recomendado

Guadalupe Ortiz de Landázuri

KATICA ILLÉNYI theremin - O sole mio




Humor

Se cuenta que durante una cacería, el rey Alfonso XIII decidió permanecer un rato sentado a la sombra de un árbol para así poder descansar un poco, mientras sus compañeros de la partida de caza continuaron con la actividad.

Poco después se paró frente a él un campesino que estaba de paso, quien le preguntó al monarca si era verdad que por allí andaba el rey y de ser afirmativo le podía indicar quién era, pues le gustaría conocerlo personalmente.

Alfonso XIII se incorporó y pidió a aquel hombre que lo acompañara hasta donde se encontraba el resto de cazadores de la montería y podría averiguar quién era el rey porque todos los presentes estarían con sus cabezas descubiertas menos él.

Al alcanzar al resto de la partida, todos se descubrieron ante el rey a excepción del campesino.

-«Ahora ya sabe usted quién es el rey» comentó Alfonso XIII

A lo que el hombre contestó:

-«Una de dos. O es usted o soy yo, porque somos los únicos que seguimos con el sombrero puesto»

----------------------------------------------------

El 8 de octubre de 1881, durante la inauguración de la línea férrea que unía las capitales de Madrid y Lisboa, con paso por Cáceres, el rey Alfonso XII tuvo un despiste a la hora de pronunciar unas palabras, en las que vitoreó a la ciudad de Cáceres.

Rápidamente fue advertido de su error, ya que no era ciudad sino villa, a lo que el monarca muy digno contestó:

«Pues desde hoy es ciudad»

Y así fue, ya que pocos meses después, el 9 de febrero de 1882, Alfonso XII ratifico sus palabras y nombró oficialmente ciudad a la hasta entonces villa de Cáceres.

---------------------------------------------------