Temas & Noticias



EL ANTI-NOBEL

EL ANTI-NOBEL

EL ANTI-NOBEL

Lillian Calm escribe: “Me da pena que ningún sueco de la Academia (es la Academia Sueca la que concede el Nobel de Literatura) haya asistido a la clase magistral de José Miguel Ibáñez. Es que están en otra, como se dice ahora, procurando solucionar uno de los más bullados escándalos en la historia del Premio. Hasta se habla de supuestos abusos sexuales y ya han renunciado por lo menos siete personas clave”.

 

Sin duda murió prematuramente. Tenía apenas 103 años.

Pienso que si Nicanor Parra hubiera vivido hasta después de que se destapara toda esta escandalera del Nobel de Literatura, de la cual la prensa nos aporta cada día nuevos antecedentes, quizás le habrían dado finalmente el Premio.

El raciocinio es claro.

Fecha de fallecimiento: 23 de enero de 2018.  Es decir, apenas dos meses después de su muerte comenzó lo que a lo mejor se va a convertir en la depuración del Nobel, corrupto como tantas instituciones en estos tiempos de acosos, filtraciones, parcialidades y demases.

Conclusión: Parra siempre se mantuvo lejos de todo establishment. Ergo,  no obtuvo el Premio Nobel.

Me dejó pensando, y mucho, una clase magistral con que se inauguró el Año Académico 2018 de la Universidad de los Andes. Ahí, en presencia de autoridades y de la familia Parra (no todos porque los Parra son muchos, pero estaban algunos VIP como la hija Colombina y el nieto Tololo Ugarte Parra), oí hablar a un crítico literario de excelencia sobre un poeta también de excelencia.

El crítico literario Ignacio Valente (el sacerdote José Miguel Ibáñez para quienes lo conocemos desde que nos hizo clases, illo tempore, en Periodismo de la Universidad Católica) llegó a destacarlo como el poeta principal de habla castellana durante toda la segunda mitad del siglo pasado.

Recordó al iniciar sus palabras que un día, al conversar con el anti poeta sobre la anti poesía, él le dijo a Parra: “O sea que la anti poesía es esto: ‘Todo es poesía menos la poesía’”.

“Eso es”, le contestó Nicanor Parra.

Después de esa introducción, el crítico prosiguió con su clase magistral: “Yo espero que al final de esta exposición se entienda lo que quiere decir esta aparente contradicción”.

Y precisó:

“Comenzando por el hecho de que Nicanor Parra es esencialmente un poeta, se puede llamar ‘anti’ en el sentido que explicaré, pero él es un poeta, solo un poeta, nada más que un poeta y además un gran poeta; a mi juicio, el poeta principal de habla castellana durante toda la (segunda) mitad del siglo pasado. ¿Qué quiere decir anti? Anti quiere decir solamente otra poesía, distinta. ¿De qué? De la poesía que solía escribirse hacia 1950, cuando él empezó con sus anti poemas…”.

La clase magistral, titulada “Parra, el poeta de las mil voces” (y a la que se puede asistir virtualmente -si es que a ello se le puede llamar asistir- desde la página de la Universidad de los Andes), no solo fue literaria. Estuvo salpicada de anécdotas personales y, también, de la relación de la obra de Parra con la de otros poetas que, claro, no llegaron a ser anti.

Me da pena que ningún sueco de la Academia (es la Academia Sueca la que concede el Nobel de Literatura) haya asistido a la clase magistral de José Miguel Ibáñez. Es que están en otra, como se dice ahora, procurando solucionar uno de los más bullados escándalos en la historia del Premio. Hasta se habla de supuestos abusos sexuales y ya han renunciado por lo menos siete personas clave.

No quiero ahondar, pero ni siquiera se sabe si habrá premio este año. El año de la muerte de Parra.

Pero él ya no está.

Sin duda contaba con demasiado talento poético y antipoético, y sin embargo eso no bastaba: quizás le faltaron padrinos políticos que directa o indirectamente tuvieran voz y voto en el jurado de Estocolmo.

Lillian Calm

Periodista

TEMAS Y NOTICIAS, 3-05-2018

 

Social

Powerpoint de la semana

Video Recomendado

Psiquiatra Marian Rojas Explica Que Es La Ideología De Genero
LA DEVOCION MARIANA DE UN SANTO
Asombroso lo que hizo
Intervención Cerro San Cristóbal

Humor

Cuando en 1865 se realizó la autopsia al doctor James Barry, cirujano del ejército británico en la batalla de Waterloo, se descubrió que era ¡mujer! El estudio de la Medicina estaba prohibido para las mujeres en esa época.

-------------------------------------------

En 1898, catorce años antes de que el Titanic zarpara, el marino norteamericano Norman Robertson escribió una novela llamada Futilidad, sobre un lujoso barco que se hunde en su viaje inaugural al chocar con un iceberg en el Atlántico. La nave era la más grande del mundo, con un casco triple, imposible de hundir. Sus pasajeros eran la flor y nata de la aristocracia y no había suficientes botes salvavidas. ¿El nombre del barco imaginario? Titan.

-------------------------------------------------------