Temas & Noticias



¿La secuela del caso Litvinenko?

¿La secuela del caso Litvinenko?

¿La secuela del caso Litvinenko?

El incidente del ex espía Sergei Skripal, en estado crítico en un hospital británico por intoxicación con una “sustancia desconocida”, va camino de convertirse en una ‘secuela’ del caso de Alexander Litvinenko, envenenado en el 2006 con polonio radioactivo. El titular del Foreign Office, Boris Johnson (foto), comparó los dos casos durante una comparecencia parlamentaria y calificó al Kremlin como “una fuerza disruptiva y maligna”.

La ‘premier’ Theresa May convocó al Consejo Nacional de Seguridad, mientras la unidad antiterrorista se hizo cargo de la investigación y los servicios de inteligencia se desplazaban a la localidad de Salisbury, donde ocurrió el incidente. El secretario de Defensa Gavin Williamson acusó por su parte al presidente ruso Vladimir Putin de tener “intenciones hostiles” y recalcó cómo la postura agresiva del Kremlin hacia el Reino Unido ha ido a más en los últimos 12 meses.

Desde Moscú, el portavoz del Kremlin calificó de “trágico” el incidente, pero dijo no saber nada sobre ello y mostró su disposición a colaborar. Dimitri Peskov eludió comentar las acusaciones sobre la supuesta implicación de Rusia en el envenenamiento de Skripal, pero señaló que “no se han hecho esperar”.

“Es pronto para especular y no voy a apuntar con el dedo porque aún no podemos hacerlo”, declaró por su parte Boris Johnson, en respuesta a una interpelación parlamentaria a las pocas horas del incidente. “Pero quiero advertir a cualquier Gobierno del mundo que cualquier intento de acabar con la vida de gente inocente en suelo británico se enfrentará a sanciones y castigos”.

Padre e hija, en estado crítico

El secretario de Exteriores advirtió que el Gobierno británico responderá de “una manera fuerte y apropiada” si se demuestra la implicación de Rusia en la intoxicación de Sergei Skripal (66 años) y de su hija Yulia (33). Los dos fueron encontrados el domingo tumbados en un banco, en un centro comercial de Salisbury, con síntomas de una fuerte intoxicación.

La policía local del condado de Wiltshire acordonó la zona del centro comercial donde fueron hallados, incluido un restaurante italiano, como medida precautoria. Según una testigo, Freya Church, padre e hija estaban semiparalizados y exhibían síntomas parecidos a los de haber sido expuestos a un agente nervioso. Los dos permanecían el martes en estado crítico.

Yulia estaba visitando a su padre, un ex coronel del ejército ruso, condenado en el 2006 (el mismo año de la muerte de Litninenko) a 13 años de cárcel por “espionaje y alta traición”, por revelar supuestamente la identidad de decenas de agentes rusos al MI6 británico.

En el 2010 se benefició de una amnistía del entonces presidente Dimitry Medvedev y acabó recalando en el Reino Unido por una permuta de espías, en calidad de “refugiado” y con una nueva identidad. Durante años vivió como un anónimo jubilado en la ciudad de Salisbury, donde vivía también su esposa, fallecida en el 2012 por una cáncer diseminado en el útero. Su hijo, de 43 años, falleció recientemente y en extrañas circunstancias durante un viaje a San Petersburgo.

El propio Skripal había revelado recientemente sus temores por su propia seguridad. Aún así, llevaba una vida aparentemente normal y hasta media hora antes del incidente estuvo paseando por el centro comercial en compañía de su hija, que vino a verle desde Rusia.

El sospechoso del caso Litvinenko

En Rusia, algunas miradas se han vuelto hacia el diputado ruso Andrei Lugovoi, a quien las autoridades británicas acusaron de asesinar de una manera similar al ex espía ruso Alexander Litvinenko en 2006. “Me parece un bulo propagandístico de los periodistas, pues no ha habido información oficial sobre su estado de salud”, dijo Lugovoi, que también fue agente de los servicios de seguridad rusos.

Lugovoi explicó a la agencia rusa Sputnik que Skripal “no representaba ya amenaza alguna para Rusia”, ya que “fue arrestado, condenado, castigado, luego indultado y canjeado”. “En el Reino Unido siempre aparecen cuentos sobre caballeros huidos de Rusia, no hay mucho de qué sorprenderse”, concluyó Lugovoi, cuya extradición ha pedido sin éxito Londres.

La viuda de Alexander Litvinenko, Marina, recalcaba entre tanto los puntos en común entre los dos casos: “Es muy similar a lo que ocurrió con mi marido, pero necesitamos más información. Tenemos que saber la naturaleza de la sustancia empleada. ¿Acaso fue radioactiva?”.

EL MUNDO, España, 07-03-2018

Social

Para leer en familia



Ver mas artículos

Powerpoint de la semana

Video Recomendado

Psiquiatra Marian Rojas Explica Que Es La Ideología De Genero
LA DEVOCION MARIANA DE UN SANTO
Asombroso lo que hizo
Intervención Cerro San Cristóbal

Humor

Doña María Manuela Kirkpatrick, condesa de Montijo, acudía a todos los actos sociales que se celebraban con el propósito de ‘colocar’ a sus hijas Francisca y Eugenia.

Durante una recepción en el Palacio del Elíseo, en 1849, el Presidente de la República Francesa, futuro Napoleón III, fijó sus ojos en su benjamina Eugenia, y quedó prendado de ella.

En un encuentro posterior, el maduro pretendiente quiso ir más allá con la joven, a la que llevaba 18 años de diferencia, y le preguntó cómo podría llegar hasta su alcoba. Sin inmutarse, Eugenia de Montijo contestó: -Por la Iglesia.

El 30 de enero de 1853, él ya convertido en Emperador de los franceses, Napoleón III y la bella española se casaron en la catedral de Notre Dame.

---------------------------------------------------------