Temas & Noticias



Nuevas formas de combatir la fibromialgia

Nuevas formas de combatir la fibromialgia

Nuevas formas de combatir la fibromialgia

La terapia de la andulación reduce el dolor y ayuda combatir el estrés

Dolor muscular generalizado, cansancio extremo, alteraciones del estado de ánimo… son los síntomas más habituales de la fibromialgia, una enfermedad crónica que afecta a multitud de personas y rostros conocidos. Lady Gaga, Cher, Morgan Freeman, Sinéad O´Connor, son algunas figuras del mundo de espectáculo víctimas de la enfermedad.

En España, una de los primeros nombres que se asoció a la fibromialgia fue el de la exalcaldesa de Santa Coloma de Gramanet (Barcelona), Manuela de Madre. En los últimos tiempos, María Jesús Campanario, casada con el torero Jesulín de Ubrique, se ha añadido a la lista de afectados, que se acerca a los 700.000 en todo el país (cerca de un 4 % de la población)

¿Una enfermedad de mujeres?

En la relación de nombres que acabamos de exponer llama la atención un detalle significativo: la gran mayoría son mujeres. Los datos corroboran esta circunstancia. Según las estadísticas médicas, la incidencia de la fibromialgia es 20 veces superior en las mujeres que en los hombres, lo que lleva a pensar en un posible componente hormonal de la enfermedad. En cuanto a la edad, la mayor parte de casos se detecta en mujeres maduras, aunque también puede presentarse la enfermedad en personas jóvenes.

El origen exacto de la fibromilagia todavía se desconoce. Algunos estudios apuntan a una causa psicológica o neurológica, otros tienen en cuenta el factor hereditario y una tercera línea de investigación establece una relación de la enfermedad con dolores o traumatismos padecidos durante la infancia.

Diagnóstico y puntos gatillo

Hasta hace unos años, el diagnóstico de la fibromialgia resultaba complejo. Los múltiples síntomas asociados llevaban al paciente de especialista en especialista, lo que incrementaba el desánimo y la sensación de incomprensión. En la actualidad, sin embargo, los protocolos de diagnóstico han evolucionado y es el doctor de cabecera, con la ayuda puntual del reumatólogo, el que se encarga de extraer conclusiones.

Entre las alertas que ayudan a afinar el diagnóstico destacan los denominados puntos gatillo. Se trata de zonas concretas del cuerpo sensibles al tacto y que se localizan principalmente en torno al cuello, hombros, espalda, codos, pecho, área lumbar y rodillas. En total, se han catalogado 18 puntos, en los que se experimenta dolor con una simple presión.

Otros síntomas asociados a la fibromialgia pueden ser:

– Colon irritable y mala digestión

– Alteraciones del sueño

– Dolor de cabeza

– Rigidez matutina

– Ansiedad y depresión

– Falta de memoria y problemas de concentración

– Dolores menstruales intensos

– Hormigueos en manos y pies

El dolor persistente puede llegar a limitar las actividades cotidianas y es causa frecuente de incapacidad laboral.

Tratamientos

La fibromialgia es una enfermedad crónica y muy difícil de curar en su totalidad. La mayoría de tratamientos intentan aliviar los síntomas, de manera que el paciente sufra menos dolor y pueda recuperar su ritmo diario.

Los tratamientos son diversos e incluyen desde farmacología, hasta fisioterapia y técnicas de relajación. También hay dispositivos novedosos que ayudan a aliviar síntomas.

Terapia de la andulación

Consiste en combinar el poder terapéutico de las vibraciones mecánicas con la aplicación de calor infrarrojo en profundidad. El tratamiento se realiza a través de unos dispositivos ergonómicos que pueden colocarse en casa, de manera que el paciente recibe la terapia cómodamente y sin necesidad de desplazarse a un centro.

En la web de HHP, pioneros en la tecnología de la andulación, se puede encontrar una amplia información sobre los dispositivos y sus efectos sobre la salud. La andulación produce un alivio del dolor prácticamente inmediato, favorece la circulación sanguínea y produce además un efecto relajante. Es útil para tratar problemas articulares, lumbalgias, dolor cervical, alternaciones del sueño y cefaleas. Además, ayuda a combatir el estrés y a eliminar la celulitis.

Farmacología y EMT

El fármaco más habitual en el tratamiento de la fibromialgia es el tramadol, un potente analgésico que suele crear problemas de adicciòn. Algunos especialistas trabajan actualmente con la Neuroestimulación Magnética Transcraneal (EMT) de bajo campo, que envía señales al cerebro para disminuir la sensación de dolor. Esta terapia se utiliza también para abordar casos de Alzheimer, Parkinson y esquizofrenia.

Fisioterapia

Existen diversas formas de abordar la fibromialgia desde la vertiente de la fisioterapia. Las más habituales son los masajes en el tejido conectivo, los ejercicios dirigidos y la aplicación de calor o frío.

Terapias alternativas y relajación

La acupuntura y la osteopatía tienen efectos positivos en buen número de pacientes afectados de fribromialgia. Los tratamientos con aceites esenciales también contribuyen a paliar el dolor.

Otra forma de combatir la enfermedad es aprender a relajarse. El paciente con fibromialgia sufre un considerable estrés, por lo que es importante que realice técnicas de relajación o realice actividades como yoga o meditación.

Psicoterapia

El dolor generalizado y el cansancio extremo pueden derivar en depresión. Por ello, un buen número de pacientes han de combinar los diferentes tratamientos con terapia psicológica.

Ejercicio físico

Aunque pueda parecer contradictorio, el dolor generalizado puede encontrar alivio con la práctica de algún deporte de resistencia. Caminar, correr, ir en bicicleta, nadar, son actividades muy recomendables, así como algún ejercicio cardiovascular moderado.

PERIÓDICO DE JAÉN, Ibiza, 09-01-2018

Social

Para leer en familia



Ver mas artículos

Video de la semana

Video Recomendado




JUAN PABLO II
Párroco: "Tenemos que mirar para adelante, decir que es la parroquia de Karadima es tendencioso"
Reabren la joya barroca de la Ópera del Margrave

Humor

Detrás de esa aura de inviolable dignidad y severidad de la reina Isabel II, se esconde su alma de bromista implacable y desconcertante.

La actriz Sheila Hancock recuerda que cuando fue invitada al Palacio de Buckingham, pisó a uno de los perros de la reina.

-“Me sentí mortificada y le ofrecí disculpas a la reina, pero ella contestó, sin que se le moviera un párpado:

- ‘Es su culpa (de la mascota), por ser del mismo color de la alfombra’

---------------------------

Durante una visita a una exposición de pinturas de Lucien Freud, Isabel se detuvo frente a sus característicos desnudos. El curador de la muestra le preguntó:

- “¿No fue usted pintada por Freud?”

- “Sí, pero no como a ellos”, contestó la Reina, muy seria.

--------------------------------------------------------