Temas & Noticias



Diego Simeone: “Alexis debe ser de los mejores del mundo”

Diego Simeone: “Alexis debe ser de los mejores del mundo”

Diego Simeone: “Alexis debe ser de los mejores del mundo”
enero 11

El 2007 Alexis Sánchez llegó a River como una de las promesas del fútbol sudamericano. Con el entrenador Daniel Pasarella no jugó mucho por una rebelde lesión, pero en 2008 alcanzó su mejor versión en canchas argentinas con Diego Simeone como su DT.

De la mano del ‘Cholo’, el chileno jugó 17 partidos, anotó dos goles y se consagró campeón del torneo.

“Alexis Sánchez es un jugador extraordinario, qué más podría decir de él. Yo lo quiero mucho, porque lo tuve cuando era sólo un chico”, recordó en la conferencia tras el triunfo del Atlético ante Getafe

Luego, los caminos de ambos se separaron, pero hoy los dos han alcanzado el éxito y la consolidación en el fútbol de Europa. El argentino ha seguido de cerca la carrera del ‘7’ y por eso es que no duda en alabar su carrera y evolución.

“Ha crecido enormemente. Debe ser de los mejores del mundo”, sentenció.

MSN DEPORTES, 10-01-2018

Social

Powerpoint de la semana

Video Recomendado

Asombroso lo que hizo
Intervención Cerro San Cristóbal
Impresionantes Pinturas 3D del Artista Edgar Muller
La risa de Juan Pablo II

Humor

A comienzos de siglo XVIII reinó en Prusia un hombre muy temperamental. Federico Guillermo tenía la costumbre de pasear sin escolta por las calles de Berlín. Cuentan que cuando encontraba alguien que le desagradara, lo que ocurría con frecuencia, no dudaba en golpearlo con su bastón. Por esa razón cuando la gente lo veía a lo lejos, prudentemente huía lo más rápido posible.

En cierta ocasión, como de costumbre, el rey avanzaba golpeando el suelo con su bastón. Un berlinés, tomado por sorpresa, tratando de huir del monarca, se ocultó en un portal. Ahí lo sorprendió Federico Guillermo, y lo increpó de inmediato:

- Eh, tú, ¿A dónde vas?

El pobre hombre, que temblaba de miedo, le indicó con la cabeza una la puerta.

- ¿Vives ahí?, lo interrogó.

El hombre hizo un gesto de negación.

- ¿Es la casa de un amigo tuyo? Volvió a preguntar.

- No, Majestad.

El rey lo miró con sospecha,

-Entonces, ¿por qué entras en ella?

El hombre tuvo miedo de que se le considerara como ladrón, así que confesó:

- Lo hacía para evitar encontrarme con su Majestad. Federico Guillermo lo miró extrañado.

- ¿Y por qué quieres evitarme?

Bajando la vista, decidió decirle la verdad:

- Porque tengo miedo de su Majestad.

Al escuchar esto, Federico Guillermo montó en una de sus famosas rabietas. Agarró al infeliz por el cuello, lo sacudió violentamente, y lo increpó:

- ¿Cómo te atreves a tener miedo de mí? ¡Soy tu rey, así que tienes que amarme! ¡Ámame, desgraciado! ¡Te ordeno que me ames!

----------------------------------------------------------------