Temas & Noticias



“Hablamos español” recoge firmas en Barcelona para que no se “excluya” el castellano en las escuelas catalanas

“Hablamos español” recoge firmas en Barcelona para que no se “excluya” el castellano en las escuelas catalanas

“Hablamos español” recoge firmas en Barcelona para que no se “excluya” el castellano en las escuelas catalanas

La asociación quiere que las familias puedan elegir lengua vehicular en la escuela y que “no se priorice” una lengua por competencia profesional

La asociación Hablamos Español está este viernes en Barcelona, junto a la Illa Diagonal, recogiendo firmas para la iniciativa legislativa popular (ILP) que quieren que se debata en el Congreso a favor de la “libertad de elección lingüística “.

Su presidenta, Gloria Lago, ha explicado que quieren que las familias puedan elegir lengua vehicular en la escuela y que “no se priorice” una lengua por competencia profesional. “Catalunya es el paradigma contra el que intentamos luchar, o solucionar; el español está completamente excluido como lengua vehicular”, ha asegurado.

En este sentido, espera que la recogida de firmas sirva para “remover la conciencia de las cúpulas de los partidos” porque considera que hay “sensibilización” entre el colectivo hispanohablante: “Hace un año habría sido casi imposible, la gente tiene ganas de salir del armario”.

En el caso concreto de la inmersión en las aulas, Lago ha defendido que se pueda estudiar en la lengua materna de cada uno, o la que se elija, y que se tenga un segundo idioma como “asignatura o con reparto equitativo”. “Que no se excluya la lengua materna de la enseñanza”, remachó la dirigente de esta entidad. Y por eso, la presidenta de Hablamos Español confía en que su ILP acabe aplicado porque “lo que es lógico se acaba imponiendo”. “Que no se pueda estudiar en una lengua oficial en todo el país es un disparate”, ha insistido.

Lago pone por ejemplo sistemas educativos como el de Finlandia. “Los niños que estudian en su lengua están felices”, asegura reclamando la libertad de elección. Y en el caso de Catalunya “muchos padres, no”.

Si son egoístas, sí están contentos” con la inmersión lingüística en las aulas catalanas. Pero “los que no sean egoístas, sentirán pena por los niños castellanohablantes”, remachó.

Hablamos Español comenzó a recoger firmas en Madrid a principios de diciembre y en un día en recogió 30.000. En necesita 500.000 de certificadas para que la propuesta sea debatida en el Congreso.

Lago ha explicado que de momento no han recibido el apoyo explícito de ningún grupo parlamentario pero quieren demostrar a los partidos que “la gente lo quiere”. “Moverlos desde abajo, que remueva las conciencias de las cúpulas”, aseguró al afirmar que militantes y cargos orgánicos de algunas formaciones ya han avalado su propuesta. La asociación asegura colaborar con entidades como Sociedad Civil Catalana, De España y Catalanes, Periodistas Pi y Margall y Somatemps, entre otros.

LA VANGUARDIA, Barcelona, 29-12-2017

Social

Powerpoint de la semana

Video Recomendado

Asombroso lo que hizo
Intervención Cerro San Cristóbal
Impresionantes Pinturas 3D del Artista Edgar Muller
La risa de Juan Pablo II

Humor

A comienzos de siglo XVIII reinó en Prusia un hombre muy temperamental. Federico Guillermo tenía la costumbre de pasear sin escolta por las calles de Berlín. Cuentan que cuando encontraba alguien que le desagradara, lo que ocurría con frecuencia, no dudaba en golpearlo con su bastón. Por esa razón cuando la gente lo veía a lo lejos, prudentemente huía lo más rápido posible.

En cierta ocasión, como de costumbre, el rey avanzaba golpeando el suelo con su bastón. Un berlinés, tomado por sorpresa, tratando de huir del monarca, se ocultó en un portal. Ahí lo sorprendió Federico Guillermo, y lo increpó de inmediato:

- Eh, tú, ¿A dónde vas?

El pobre hombre, que temblaba de miedo, le indicó con la cabeza una la puerta.

- ¿Vives ahí?, lo interrogó.

El hombre hizo un gesto de negación.

- ¿Es la casa de un amigo tuyo? Volvió a preguntar.

- No, Majestad.

El rey lo miró con sospecha,

-Entonces, ¿por qué entras en ella?

El hombre tuvo miedo de que se le considerara como ladrón, así que confesó:

- Lo hacía para evitar encontrarme con su Majestad. Federico Guillermo lo miró extrañado.

- ¿Y por qué quieres evitarme?

Bajando la vista, decidió decirle la verdad:

- Porque tengo miedo de su Majestad.

Al escuchar esto, Federico Guillermo montó en una de sus famosas rabietas. Agarró al infeliz por el cuello, lo sacudió violentamente, y lo increpó:

- ¿Cómo te atreves a tener miedo de mí? ¡Soy tu rey, así que tienes que amarme! ¡Ámame, desgraciado! ¡Te ordeno que me ames!

----------------------------------------------------------------