Temas & Noticias



El Gobierno aprueba que plataformas como Airbnb tendran que identificar a inquilinos y caseros

El Gobierno aprueba que plataformas como Airbnb tendran que identificar a inquilinos y caseros

El Gobierno aprueba que plataformas como Airbnb tendran que identificar a inquilinos y caseros

Estas empresas estarán obligadas a presentar informes en los que detallen su actividad para evitar así el fraude

El Gobierno aprobó este viernes que las plataformas colaborativas como Airbnb, que intermedian en el arrendamiento o cesión de uso de viviendas con fines turísticos, tengan que identificar a los inquilinos y los caseros.

Esta es una de las modificaciones contempladas en los cuatro reales decretos aprobados por el Consejo de Ministros en relación con los Reglamentos de desarrollo de la Ley General Tributaria: el Reglamento de Aplicación de los Tributos, el Reglamento General de Recaudación, el Reglamento General del Régimen Sancionador Tributario, el Reglamento General de Revisión en Vía Administrativa, además del Real Decreto por el que se regula el Consejo para la Defensa del Contribuyente.

A partir del próximo mes de julio, plataformas como Airbnb, HomeAway, Wimdu o Niumba deberán enviar a la Agencia Tributaria la información relativa a los propietarios y a los inquilinos de los inmuebles, de manera que estas empresas estarán obligadas a presentar informes, de forma periódica, en los que detallen su actividad.

Concretamente, tanto las personas como las compañías que presten los servicios de intermediación tendrán que rellenar un formulario -denominado 179- para facilitar la información sobre los clientes en aras de aflorar y declarar buena parte de la actividad económica actualmente camuflada.

Estos cambios en las obligaciones de estas plataformas, que persiguen fines de prevención del fraude fiscal, contemplan también que se informe sobre la vivienda cedida y el importe por el que se ha alquilado. El régimen de esta nueva obligación se desarrollará por orden ministerial.

Además de luchar contra el fraude, estas reformas persiguen la agilización de las relaciones jurídico-tributarias, el incremento de la eficacia administrativa, el reforzamiento de la seguridad jurídica y la reducción de la litigiosidad.

Los técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) creen que la “lupa” de Hacienda sobre las plataformas de alquiler turístico está “respaldada” por la ley y servirá para ordenar el “caos” creado como consecuencia de ciertas transacciones realizadas por Internet y que, en ocasiones, provoca que la tributación haga aguas.

EL MUNDO, España

Social

Powerpoint de la semana

Video Recomendado

Asombroso lo que hizo
Intervención Cerro San Cristóbal
Impresionantes Pinturas 3D del Artista Edgar Muller
La risa de Juan Pablo II

Humor

A comienzos de siglo XVIII reinó en Prusia un hombre muy temperamental. Federico Guillermo tenía la costumbre de pasear sin escolta por las calles de Berlín. Cuentan que cuando encontraba alguien que le desagradara, lo que ocurría con frecuencia, no dudaba en golpearlo con su bastón. Por esa razón cuando la gente lo veía a lo lejos, prudentemente huía lo más rápido posible.

En cierta ocasión, como de costumbre, el rey avanzaba golpeando el suelo con su bastón. Un berlinés, tomado por sorpresa, tratando de huir del monarca, se ocultó en un portal. Ahí lo sorprendió Federico Guillermo, y lo increpó de inmediato:

- Eh, tú, ¿A dónde vas?

El pobre hombre, que temblaba de miedo, le indicó con la cabeza una la puerta.

- ¿Vives ahí?, lo interrogó.

El hombre hizo un gesto de negación.

- ¿Es la casa de un amigo tuyo? Volvió a preguntar.

- No, Majestad.

El rey lo miró con sospecha,

-Entonces, ¿por qué entras en ella?

El hombre tuvo miedo de que se le considerara como ladrón, así que confesó:

- Lo hacía para evitar encontrarme con su Majestad. Federico Guillermo lo miró extrañado.

- ¿Y por qué quieres evitarme?

Bajando la vista, decidió decirle la verdad:

- Porque tengo miedo de su Majestad.

Al escuchar esto, Federico Guillermo montó en una de sus famosas rabietas. Agarró al infeliz por el cuello, lo sacudió violentamente, y lo increpó:

- ¿Cómo te atreves a tener miedo de mí? ¡Soy tu rey, así que tienes que amarme! ¡Ámame, desgraciado! ¡Te ordeno que me ames!

----------------------------------------------------------------