Temas & Noticias



La encrucijada en la que se encuentra Ángela Merkel

La encrucijada en la que se encuentra Ángela Merkel

La encrucijada en la que se encuentra Ángela Merkel

Tras no lograr aún formar Gobierno, la canciller se ha abierto a nuevas elecciones. No obstante, ello podría no solucionar el complejo escenario de la líder germana.

La física y política alemana Ángela Merkel ha ocupado desde 2005 el cargo de canciller en Alemania, período en que varias veces ha sido destacada como la mujer más poderosa del mundo. Sin embargo, tras las elecciones realizadas en septiembre pasado las dos cosas ya no se dan por sentadas. Y es que a partir de los resultados de dichos comicios, la líder germana no ha logrado llegar a buen puerto para formar Gobierno, por lo que incluso se ha abierto a repetir la votación antes que gobernar en minoría. Y pese a que los socialdemócratas se habían negado a seguir como aliados de Merkel y pasar a la oposición, el viernes dejaron abierta la puerta para sentarse a negociar. Sin embargo, el líder del SPD, Martin Schulz, fue claro en cuanto a que si dichas tratativas los llevan a una participación en el Gobierno, los militantes de su partido deberán votar la aprobación al respecto. Dado ello, el riesgo para Merkel sigue abierto.

No obstante, esta semana podría existir un poco más de claridad al respecto, luego de que Schulz se reúna con la canciller y su aliado bávaro Horst Seehofer, encuentro que será mediado por el Presidente federal, Frank-Walter Steinmeier, quien quiere a toda costa evitar nuevas legislativas. Y es que es muy posible que una nueva elección no solucione la encrucijada en la que se encuentra la canciller Merkel.

PULSO, 27-11-2017

Social

Video de la semana

Video Recomendado




JUAN PABLO II
Párroco: "Tenemos que mirar para adelante, decir que es la parroquia de Karadima es tendencioso"
Reabren la joya barroca de la Ópera del Margrave

Humor

Hacia 1770, la moda de las pelucas empolvadas de la aristocracia francesa e inglesa habían alcanzado tal magnitud, que las pelucas podían alcanzar 1,2 metros de alto, y se decoraban hasta con pájaros embalsamados, réplicas de jardines, platos de fruta o barcos a escala.

La falta de higiene (no se las quitaban por semanas o meses) y el volumen de estas pelucas ocasionaba que no sólo piojos y pulgas las infestaran, sino que hasta pequeños ratones hicieran de ellas su hogar.

------------------------------------------