Temas & Noticias



¿Estudias o videojuegas?

¿Estudias o videojuegas?

¿Estudias o videojuegas?
noviembre 23

El éxito de la segunda edición de Madrid Gaming Experience, celebrada del 27 al 29 de octubre pasado, muestra la importancia que ha cobrado la industria del ocio. Un ejemplo entre otros es la extensión de los deportes electrónicos, en forma de competiciones con videojuegos. Y como en los deportes “reales”, también en estos hay deportistas amateurs y profesionales. Para cada vez más jóvenes, jugar no es mero entretenimiento: es también una actividad lucrativa.

Experience es una feria dedicada al ocio, tanto analógico como digital. En la primera vertiente se pudo ver gran cantidad de productos de entretenimiento: cómics, muñecos, camisetas, gorras y demás artículos de coleccionismo, sin olvidar los cosplays, es decir, fans que se disfrazan de sus ídolos de los videojuegos, cómics y películas, y que, además, suelen imitar hasta cierto punto su comportamiento, sobre todo en las fotos y vídeos.

Los e-sports se han abierto rápidamente paso en medio mundo tras su enorme éxito en países como Estados Unidos y Japón

El ocio digital, estrella de la convención, incluía, naturalmente, el muestrario de videojuegos que las distribuidoras hacían relucir para vender sus mejores títulos. Empresas como PlayStation, Nintendo, Ubisoft o Electronic Arts llevaron sus grandes apuestas: PlayStation VR con juegos que ya están en venta y otros de próxima aparición –Assassin’s Creed Origins, FIFA 18…– que llegan fieles a sus citas de cara a la campaña navideña, este año junto con la nueva consola de Microsotf, Xbox One X.

Numerosos puestos de venta ofrecían materiales relacionados con series de éxito como Stranger Things o Juego de Tronos, además de juegos como Mario Bros., Half Life 3(nunca materializado y objeto de numerosas bromas), Fallout, Sonic y un larguísimo etcétera. No hay que olvidar, por supuesto, la zona retro, donde tanto jóvenes como adultos podían ver el pasado de la informática y los videojuegos: Amstrad, Atari, Game Boy, NES, Super NES, PlayStation, PlayStation 2, Xbox y otras tantas.

La feria ha recibido más de 104.000 visitantes, con las consiguientes colas de larga duración, no solo para entrar, sino también para disfrutar gratis por unos minutos de algún producto. Ello muestra que los videojuegos siguen atrayendo a gran cantidad de personas que desean divertirse, así como otras que sienten la necesidad de demostrar su valía, rapidez y reflejos a los mandos de su consola u ordenador.

Deportistas electrónicos

La guinda del pastel en esta feria del ocio eran los deportes electrónicos (e-sports): competiciones de alto nivel entre jóvenes, cuyas edades están entre los 15 y los 25 años. Los e-sports se han abierto rápidamente paso en medio mundo tras su enorme éxito en países como Estados Unidos y Japón. La mejora de las telecomunicaciones, con velocidades de Internet realmente considerables a precios relativamente bajos, y la fuerte apuesta de las compañías por exportar los grandes exponentes de los videojuegos que más los representan – League of Legends, World of Warcraft, Call of Duty, Battlefield y tantos otros–, han hecho que las distrbuidoras ofrezcan suculentos premios económicos, que resultan muy atractivos a los jóvenes jugadores.

Las distribuidoras estimulan la competición con suculentos premios económicos, que resultan muy atractivos a los jóvenes jugadores

A esto se suma la gran potencia de las consolas que se ponen al mercado, la cual hace diez años apenas era imaginable. Siempre se verán superadas por los PC, pero no deja de ser sorprendente la velocidad y capacidad de procesamiento que están teniendo las videoconsolas de nuevo diseño como PlayStation 4 Pro y Xbox One X. Potencia fundamental para poder procesar correctamente las rapidísimas órdenes que reciben de los expertos jugadores de los deportes electrónicos, quienes exigen respuestas inmediatas para multitud de órdenes.

Horas sin cuento ante los mandos

Sin embargo, todo esto no deja de suscitar una reflexión: esa velocidad implica una práctica de muchísimas horas delante del aparato. Es un tiempo quizá robado al estudio, a la familia y a los amigos, o a otras formas de ocio. En el caso de la práctica de e-sports, algunos jóvenes parecen haber decidido dejar los estudios para buscar el triunfo en los deportes electrónicos. Es una actividad que puede ser muy lucrativa, pero también perjudicial para el porvenir y la salud de un joven, como distintas voces ya han empezado a advertir.

La práctica de e-sports puede ser muy lucrativa, pero también perjudicial para el porvenir y la salud de un joven

Los padres deben estar prevenidos contra la excesiva inversión de tiempo y energías en estos videojuegos por parte de sus hijos. Eventos como Madrid Gaming Experience muestran que el ocio interactivo es cada vez más intenso, más especializado y más importante en la vida muchos. Pero presenta el peligro de convertirse en una especie de adicción destructiva, que lleve a abandonar otras facetas de la vida.

Miguel Soria Ruiz-Ogarrio. ACEPRENSA, 14-11-2017

Social

Powerpoint de la semana

Video Recomendado

Asombroso lo que hizo
Intervención Cerro San Cristóbal
Impresionantes Pinturas 3D del Artista Edgar Muller
La risa de Juan Pablo II

Humor

A comienzos de siglo XVIII reinó en Prusia un hombre muy temperamental. Federico Guillermo tenía la costumbre de pasear sin escolta por las calles de Berlín. Cuentan que cuando encontraba alguien que le desagradara, lo que ocurría con frecuencia, no dudaba en golpearlo con su bastón. Por esa razón cuando la gente lo veía a lo lejos, prudentemente huía lo más rápido posible.

En cierta ocasión, como de costumbre, el rey avanzaba golpeando el suelo con su bastón. Un berlinés, tomado por sorpresa, tratando de huir del monarca, se ocultó en un portal. Ahí lo sorprendió Federico Guillermo, y lo increpó de inmediato:

- Eh, tú, ¿A dónde vas?

El pobre hombre, que temblaba de miedo, le indicó con la cabeza una la puerta.

- ¿Vives ahí?, lo interrogó.

El hombre hizo un gesto de negación.

- ¿Es la casa de un amigo tuyo? Volvió a preguntar.

- No, Majestad.

El rey lo miró con sospecha,

-Entonces, ¿por qué entras en ella?

El hombre tuvo miedo de que se le considerara como ladrón, así que confesó:

- Lo hacía para evitar encontrarme con su Majestad. Federico Guillermo lo miró extrañado.

- ¿Y por qué quieres evitarme?

Bajando la vista, decidió decirle la verdad:

- Porque tengo miedo de su Majestad.

Al escuchar esto, Federico Guillermo montó en una de sus famosas rabietas. Agarró al infeliz por el cuello, lo sacudió violentamente, y lo increpó:

- ¿Cómo te atreves a tener miedo de mí? ¡Soy tu rey, así que tienes que amarme! ¡Ámame, desgraciado! ¡Te ordeno que me ames!

----------------------------------------------------------------