Temas & Noticias



El “estilo Macri” en la estrategia territorial de Piñera de cara a la segunda vuelta

El “estilo Macri” en la estrategia territorial de Piñera de cara a la segunda vuelta

El “estilo Macri” en la estrategia territorial de Piñera de cara a la segunda vuelta

Junto a alcaldes, parlamentarios, concejales y dirigentes vecinales, el candidato de Chile Vamos encabezará el próximo fin de semana un masivo “puerta a puerta”, muy similar a las famosos “timbrazos” que tan buenos resultados electorales le dieron al actual Presidente de Argentina en 2015

Más contacto directo con los electores es la propuesta central del plan territorial que está trabajando el comando de Sebastián Piñera de cara a la segunda vuelta presidencial del próximo domingo 17 de diciembre.

Así lo dejó en claro el senador RN Francisco Chahuán, luego de ser presentado como uno de los tres “refuerzos” de Piñera para reiniciar la campaña en terreno y sumar más electores. “Vamos a desplegarnos por cada rincón de Chile, será una campaña a escala humana, para poder transmitir cómo le vamos a cambiar la vida a los chilenos a partir de las ideas de nuestro programa”, sostuvo Chahuán, quien junto Felipe Kast y Juan Antonio Coloma, se integraron ayer al consejo estratégico, la primera línea del comando de Piñera.

En la misma línea, en el comando señalan que la campaña tendrá “menos discursos, pero mucho más terreno”. Y en la práctica, reconocen que se parecerá bastante a la estrategia territorial que utilizó Mauricio Macri para ganar primero la alcaldía de Buenos Aires, y luego la presidencia de Argentina.

Francisco Chahuán anunció que el fin de semana se realizará un gran “puerta a puerta” en varias regiones de Chile, liderado por el ex Presidente Piñera, y donde participarán principalmente los parlamentarios electos, además de los alcaldes y concejales de la coalición. El objetivo es intensificar el contacto directo con los electores y sus familias, disponer de más tiempo para esos encuentros y desarrollarlos en muchas localidades.

En Argentina, las campañas “puerta a puerta” se conocen como los “timbrazos”, que consisten en que un candidato o figura ya electa se presenta sin aviso previo en las casas de los electores de una determinada ciudad, para lograr entablar un diálogo directo. Para Macri existe un consenso que este tipo de campaña fue uno de los puntos fuertes que lo condujeron primero en 2007 a tomar el control de Buenos Aires, y luego el 2015, a ganar las elecciones presidenciales.

Marcos Peña, uno de los asesores electorales y actual jefe de gabinete del Presidente de Argentina, definió el objetivo de los “timbrazos”, de la siguiente manera: “estamos llevando a la práctica una política horizontal por sobre la del político que va a las masas. El contacto es uno a uno. Queremos romper la barrera de la distancia y escuchar”.

Todo este discurso está diseñado por el consultor ecuatoriano Jaime Durán Barba, que también trabajó en la campaña de Macri y que en su libro “El arte de ganar”, asegura que “los votantes se sienten atraídos más por el color, una sonrisa o un gesto que por los discursos cargados” y que “las imágenes que transmiten sentimientos” valen más que “las palabras que transmiten ideas”.

Cobra sentido entonces el discurso de ayer del diputado Felipe Kast, quien anunció una campaña “con alegría, con optimismo, con unidad y muy cercana a la gente”. Además señaló que “vamos a escuchar a nuestros electores, nos vamos a dar el tiempo, y les vamos a explicar por qué es tan importante y tan trascendente votar por Sebastián Piñera en segunda vuelta”.

Finalmente, en la campaña territorial para la segunda vuelta de la candidatura de Chile Vamos van a disminuir los banderazos y los volanteo en las calles, aunque no van a desaparecer.

Nicolás González S. EL LIBERO, 22-11-2017

Social

Powerpoint de la semana

Video Recomendado

Asombroso lo que hizo
Intervención Cerro San Cristóbal
Impresionantes Pinturas 3D del Artista Edgar Muller
La risa de Juan Pablo II

Humor

A comienzos de siglo XVIII reinó en Prusia un hombre muy temperamental. Federico Guillermo tenía la costumbre de pasear sin escolta por las calles de Berlín. Cuentan que cuando encontraba alguien que le desagradara, lo que ocurría con frecuencia, no dudaba en golpearlo con su bastón. Por esa razón cuando la gente lo veía a lo lejos, prudentemente huía lo más rápido posible.

En cierta ocasión, como de costumbre, el rey avanzaba golpeando el suelo con su bastón. Un berlinés, tomado por sorpresa, tratando de huir del monarca, se ocultó en un portal. Ahí lo sorprendió Federico Guillermo, y lo increpó de inmediato:

- Eh, tú, ¿A dónde vas?

El pobre hombre, que temblaba de miedo, le indicó con la cabeza una la puerta.

- ¿Vives ahí?, lo interrogó.

El hombre hizo un gesto de negación.

- ¿Es la casa de un amigo tuyo? Volvió a preguntar.

- No, Majestad.

El rey lo miró con sospecha,

-Entonces, ¿por qué entras en ella?

El hombre tuvo miedo de que se le considerara como ladrón, así que confesó:

- Lo hacía para evitar encontrarme con su Majestad. Federico Guillermo lo miró extrañado.

- ¿Y por qué quieres evitarme?

Bajando la vista, decidió decirle la verdad:

- Porque tengo miedo de su Majestad.

Al escuchar esto, Federico Guillermo montó en una de sus famosas rabietas. Agarró al infeliz por el cuello, lo sacudió violentamente, y lo increpó:

- ¿Cómo te atreves a tener miedo de mí? ¡Soy tu rey, así que tienes que amarme! ¡Ámame, desgraciado! ¡Te ordeno que me ames!

----------------------------------------------------------------