Temas & Noticias



METIDAS DE PATA NO SOLO DE MISSES

METIDAS DE PATA NO SOLO DE MISSES

METIDAS DE PATA NO SOLO DE MISSES

Lillian Calm escribe: “Los periodistas que nos dedicamos al periodismo también nos equivocamos, pero eso quedará para otra oportunidad. Y son errores menores si se los compara con el de la niñita que sin leer ni siquiera un manual de historia fue a pontificar a Bolivia, quizás pensando que iba a cosechar apoyos”.

Hay quienes meten la pata y se retractan. Son los que se equivocan.

Hay quienes meten la pata y porfían. Son los que ni siquiera saben lo que dicen.

¿A qué viene todo esto? A las declaraciones de una miss de belleza chilena que en Bolivia, en un concurso menor, ante una pregunta respondió: “Creo que ustedes tienen que saber que el pueblo chileno está con Bolivia; estamos con ustedes, queremos que sigan luchando por sus derechos (…) El mar le pertenece a Bolivia”. Y luego se empecinó en sus dichos.

Se comprende que la niñita no ha leído texto alguno de historia de Chile. Y si lo ha hecho ha sido en forma demasiado somera. Pero afortunadamente la corona se la llevó la candidata filipina.

En todo caso, estas gaffes de misses de belleza suelen ser muy corrientes. Célebre, por ejemplo, es el caso de una Miss Tegucigalpa a la que le preguntaron en una oportunidad con qué personaje de la historia de su país se identificaría. Respondió: “Me identifico con mi madre, porque ella tiene carácter y sabe cómo actuar cuando hay problemas. Gracias”.

Otra, me parece que era de Honduras, quizás fue más ambiciosa: ¿Si usted tuviera la posibilidad de que se le cumplieran tres deseos…? Respuesta: “Primeramente estar con mi familia, tener mucha salud Y SER MUY INTELIGENTE”.

Parece que, aunque nunca se puede generalizar, éste es uno de los atributos que escasean en el gremio, pero seamos justos: no solo entre las misses sino entre más de alguno de quienes se encuentran con un micrófono en las narices por mucho expertise que tengan. Y no estoy diciendo que tengan la  inteligencia de algunas misses.

El candidato presidencial Alejandro Guillier, que se supone estaba acostumbrado a los medios, ha tenido resbalones serios porque han herido a muchos. Recuerdo que en una entrevista radial comentó refiriéndose a Mario Fernández: “Yo no sé si el ministro del Interior sufre Alzheimer o es así. Porque tú vas a hablar con él y al mes siguiente le dices, ‘¿cómo nos va?’ y te dice ‘¿de qué conversamos?’”.

Esas palabras fueron pronunciadas como si tal cosa por el periodista. El propio ministro del Interior declaró: “No me sentí ofendido”. Bien por el ministro, pero por mi parte no fue así y lo expliqué en una columna que escribí en su momento. Yo me sentí profundamente ofendida con esas palabras, como pienso que se han sentido muchos de quienes han conocido el Alzheimer muy de cerca. Mi madre sufrió por más de dos décadas de ese mal.

Pero parece que Guillier no aprendió: hace sólo unos días le mandó a decir al candidato José Antonio Kast referente a un alcance de este último: “Que se pegue una pasadita por el psiquiátrico; hace rato que anda fuera de foco”. Entonces intervino hasta la presidenta del Colegio Médico, quien le respondió: “Estas patologías psiquiátricas no pueden ser utilizadas en forma peyorativa (…) Justamente el rol nuestro como colegio profesional es educar a la ciudadanía y a los candidatos para que esto no se repita, para no favorecer el estigma de los pacientes y poder colaborar, sobre todo, en salud mental”.

Esta vez dejaré hasta ahí las salidas de Guillier, aunque un día que esté con más tiempo analizaré la poca sutileza de sus lanzazos dirigidos a otros candidatos.

Pero hay más metidas de pata, incluso de personajes de peso, que han causado hilaridad. Como cuando hace muchos, pero muchos años, llegó a Chile el ex Presidente de Francia, Charles De Gaulle, y en su  discurso principal, en vez de referirse a Chile nombró ya no recuerdo qué otro país latinoamericano también incluido en su gira. Pero ésa no fue metida de pata, sino faux pas o gaffe en francés… por tratarse de De Gaulle.

Con los himnos patrios suelen producirse chascarros, como cuando se entonó nuestra Canción Nacional en vez de la uruguaya en un partido con México por la Copa Centenario. Guardé esa información que consigna: “Los jugadores no lo podían creer” y luego: “La cara de los jugadores de la ‘Celeste’ lo decía todo y más aún los rostros de los cientos de hinchas presentes en el recinto de los Estados Unidos”.

Los periodistas que nos dedicamos al periodismo también nos equivocamos, pero eso quedará para otra oportunidad. Y son errores menores si se los compara con el de la niñita que sin leer ni siquiera un manual de historia fue a pontificar a Bolivia, quizás pensando que iba a cosechar apoyos; pero así no más le fue: en vez de ganar la corona apenas se ganó un twitter del inefable Evo Morales en que le dice “Saludamos a Miss Chile”… y otras palabras ya recurrentes sobre el mar.

Lillian Calm

Periodista

Temas y Noticias

 

Social

Video de la semana

Video Recomendado

Párroco: "Tenemos que mirar para adelante, decir que es la parroquia de Karadima es tendencioso"
Reabren la joya barroca de la Ópera del Margrave
Psiquiatra Marian Rojas Explica Que Es La Ideología De Genero
LA DEVOCION MARIANA DE UN SANTO

Humor

Durante un viaje en avión a Chicago, un amigo del multimillonario Philip Knight Wrigley (1894-1977) le preguntó que por qué seguía promocionando los chicles que fabricaba su empresa si esta ya era la más exitosa de todos los tiempos en todo el mundo. Wrigley le respondió:

—Por la misma razón que el piloto de este avión deja los motores en marcha cuando ya estamos en el aire.

----------------------------------------------------------

Al devolver un original no solicitado a un autor novel, el sabio estadounidense Samuel Johnson (1709-1784), sin más miramientos, le dijo:

—Su manuscrito es a la vez bueno y original; pero la parte que es buena no es original, y la parte que es original no es buena.

-----------------------------------------------------