Temas & Noticias



La compleja disyuntiva de Guillier: elegir entre la DC y el PC en una eventual segunda vuelta

La compleja disyuntiva de Guillier: elegir entre la DC y el PC en una eventual segunda vuelta

La compleja disyuntiva de Guillier: elegir entre la DC y el PC en una eventual segunda vuelta

En el caso de que sea el abanderado de la Fuerza de la Mayoría quien pase al balotaje -hoy es el mejor posicionado de la centroizquierda-, deberá evaluar si su mensaje estará enfocado en cautivar a la izquierda o al centro, en un contexto de “tensión” entre la falange y el comunismo.

En las reuniones en que yo he participado nunca se ha planteado la idea de que Carolina Goic sea la jefa de campaña u otra persona antes de saber qué pasa el 19 de noviembre”, dice a “El Líbero” Sergio Bitar (PPD), ex ministro y coordinador del comité político estratégico de la campaña de Alejandro Guillier.

Sus palabras responden a las publicaciones que hicieron algunos medios, sobre que el equipo del abanderado de la Fuerza de la Mayoría ya estaría trabajando en un comando para la segunda vuelta y que uno de los nombres que se barajaban para asumir como generalísima, era el de la candidata de la DC, Carolina Goic.

Lo cierto es que pese a la rápida respuesta de la senadora de la falange -“yo no voy a ser la generalísima, vamos a pasar a segunda vuelta. Y quiero insistir que no me parece que hoy día se dé por cierto el resultado que no está dado”, dijo-, fueron los miembros del comando del periodista quienes salieron a descartar que se haya evaluado la posibilidad. “No me puedo hacer cargo de una cosa de ese tipo. No me hago cargo y es una cuestión que no hemos analizado, si es necesario desmentir, claro que sí, pero el punto es que se trabaja sobre la base de filtraciones”, dijo el vocero de la candidatura, Juan Andrés Lagos, a Cooperativa. 

De todas maneras en la DC no cayó nada de bien que apareciera el nombre de Goic previo a la elección. “Hablar de ella como generalísima es una especie de ninguneo. En el fondo, es decir que no tiene ninguna posibilidad de ganar en esta primera vuelta cuando aún nadie ha votado”, dice un influyente democratacristiano.

En el comando de Guillier son conscientes de la importancia de no “pelear” con la DC con miras a los apoyos que se trabajan para un eventual balotaje, ya que saben que la unidad de la centroizquierda es la única posibilidad de ganarle al ex Presidente Sebastián Piñera, quien por estos días mantiene amplia ventaja.

Pero que haya aparecido el nombre de la senadora en el tablero para algunos fue una estrategia conocida, ya que rápidamente se les vino a la memoria cuando la ex ministra DC Soledad Alvear asumió como generalísima de la campaña del ex Presidente Ricardo Lagos con el fin de convocar al voto femenino y de centro, pero además asegurar a la DC una coalición multipartidista.

Es por eso que el senador Carlos Montes dijo a La Segunda que el nuevo generalísimo tiene que ser “una persona que reúna características que permitan abarcar, capaz de convocar a amplios sectores. Carolina es una persona de esas características y hay varias otras vinculadas a la DC”.

Pero los “guiños” a la DC no son para nada agradables para el Partido Comunista, quienes tienen un rol preponderante en el comando del periodista y que saben que hoy por hoy a la falange no le acomoda estar con ellos. Así lo ha manifestado la propia Goic, quien no sólo ha dicho que “ha habido una excesiva influencia del PC que no es sana” en el Gobierno, sino que además que la candidatura de Guillier “está capturada por el PC” y que “con el actual Partido Comunista no hay condiciones para gobernar en conjunto”. Lo propio ha hecho el comunismo, que en voz de su presidente, Guillermo Teillier, ha señalado que “pensaríamos dos veces estar en un gobierno con ella”.

Así las cosas, en el caso de pasar Guillier a la segunda vuelta -él es hoy el mejor posicionado para hacerlo-, deberá lidiar con qué partido prefiere estar, o buscar la manera de poder replicar una Nueva Mayoría 2.0, donde los dos convivan en “armonía”, lo que en ambas colectividades ven “difícil”.

Pero Bitar le baja el perfil al rol del Partido Comunista en el comando diciendo que “una cosa es ser activo y otra es gravitar, entonces no confundamos las dos cosas. El PC está trabajando y está trabajando bien, tenemos que reconocerlo, pero no es el que manda en esta coalición”. Asimismo agrega que “la DC y el PC han conversado y han trabajado juntos en el gobierno de la Presidenta Bachelet” y que si bien es “difícil” lograr un acuerdo “no es imposible”.

De todas maneras en el “guillerismo” saben que la conversación que se viene en el caso de competir en el balotaje es hacia donde se enfoca la campaña, la izquierda o el centro.

La conformación de un nuevo comando

En el entorno de Guillier son conscientes de que la composición de un comando de cara a la segunda vuelta va a estar sujeta al resultado que obtenga el abanderado el 19 de noviembre, ya que si es bueno va a ser más fácil convocar a los distintos mundos a apoyarlo. Sin embargo, si es muy distante con Piñera, podría hacer la tarea más complicada.

Algunos sectores de la centroizquierda que apoyan a Guillier creen que debe haber un cambio estratégico, ya que en esta primera etapa ha faltado “política” y coordinación con los partidos. “Ha habido muchos pasos en falso”, dice un parlamentario de la Nueva Mayoría. El problema, comentan a “El Líbero”, es que el abanderado confía sólo en su círculo más cercano, compuesto por su jefe de gabinete, Enrique Soler, el generalísimo de la campaña, Osvaldo Correa, el publicista Juan Enrique Forch, y su hijo Andrés Almeyda, lo que ha hecho que las colectividades hayan perdido protagonismo en el proceso. 

Es por eso que una de las principales críticas que ronda por estos días en los adherentes de la campaña es la falta de “mirada política” en el comando, además de tener poca capacidad de “resolver” distintas situaciones, es por eso que se considera fundamental traer un “peso pesado” o que “convoque mayorías” como generalísimo de la campaña. 

Esto ha producido cierto desdén en algunos sectores de la Nueva Mayoría, como los que se sienten más cercanos a la Concertación, que si bien tomaron la opción de respaldar al senador piensan que la mirada de trabajo es incorrecta. Un ejemplo de eso, dicen, es que la elección se gana en el “centro político” pero la mirada del hijo del senador es que el triunfo vendría por la izquierda. “Es una mirada errada, ya que si bien Piñera se ha derechizado, nosotros deberíamos apuntar al mundo moderado”, comenta un dirigente de partido. 

De esta manera, una de las estrategias que se han conversado es que el abanderado intente convocar a la mayor cantidad de adherentes posibles a la candidatura, pero se filtre sobre quienes sean los protagonistas, dado que si en un momento tanto la DC como el Frente Amplio deciden ponerse tras su figura, que hablen todos a la vez, podría generar grandes problemas.

Carmen Novoa. EL LÍBERO, 15-11-2017

Social

Powerpoint de la semana

Video Recomendado

Asombroso lo que hizo
Intervención Cerro San Cristóbal
Impresionantes Pinturas 3D del Artista Edgar Muller
La risa de Juan Pablo II

Humor

A comienzos de siglo XVIII reinó en Prusia un hombre muy temperamental. Federico Guillermo tenía la costumbre de pasear sin escolta por las calles de Berlín. Cuentan que cuando encontraba alguien que le desagradara, lo que ocurría con frecuencia, no dudaba en golpearlo con su bastón. Por esa razón cuando la gente lo veía a lo lejos, prudentemente huía lo más rápido posible.

En cierta ocasión, como de costumbre, el rey avanzaba golpeando el suelo con su bastón. Un berlinés, tomado por sorpresa, tratando de huir del monarca, se ocultó en un portal. Ahí lo sorprendió Federico Guillermo, y lo increpó de inmediato:

- Eh, tú, ¿A dónde vas?

El pobre hombre, que temblaba de miedo, le indicó con la cabeza una la puerta.

- ¿Vives ahí?, lo interrogó.

El hombre hizo un gesto de negación.

- ¿Es la casa de un amigo tuyo? Volvió a preguntar.

- No, Majestad.

El rey lo miró con sospecha,

-Entonces, ¿por qué entras en ella?

El hombre tuvo miedo de que se le considerara como ladrón, así que confesó:

- Lo hacía para evitar encontrarme con su Majestad. Federico Guillermo lo miró extrañado.

- ¿Y por qué quieres evitarme?

Bajando la vista, decidió decirle la verdad:

- Porque tengo miedo de su Majestad.

Al escuchar esto, Federico Guillermo montó en una de sus famosas rabietas. Agarró al infeliz por el cuello, lo sacudió violentamente, y lo increpó:

- ¿Cómo te atreves a tener miedo de mí? ¡Soy tu rey, así que tienes que amarme! ¡Ámame, desgraciado! ¡Te ordeno que me ames!

----------------------------------------------------------------