Temas & Noticias



¿Va a caer Trump?

¿Va a caer Trump?

¿Va a caer Trump?

Se trata del presunto involucramiento del gobierno ruso en la campaña presidencial republicana, lo cual podría llevar a la destitución del Presidente

Difícil explicar los intríngulis de la “trama rusa” que está afectando la presidencia de Trump en Estados Unidos. Hay muchos temas involucrados. Si tuviéramos que resumirlo se trata del presunto involucramiento del gobierno ruso en la campaña presidencial republicana, lo cual es ilegal y podría llevar a la destitución del Presidente (juicio de impeachment) por parte del Congreso.

¿Qué sabemos hasta ahora?

Paul Manafort es un viejo consultor político del Partido Republicano. Junto con Rick Gates tuvieron, durante años, al partido pro-ruso de Ucrania como su cliente. Ambos se integraron a la campaña presidencial de Trump a principios de 2016.

George Papadopoulos entró a la campaña como asesor de asuntos internacionales y comenzó a reunirse con funcionarios rusos. Un ciudadano de ese país le ofreció información comprometedora sobre la candidata presidencial demócrata, Hillary Clinton.

En mayo de 2016, Trump nombró a Manafort como jefe de campaña.

En junio hubo una reunión en la Torre Trump, donde estuvieron presentes Manafort, el hijo del candidato, Donald junior, y su yerno, Jared Kushner. La abogada rusa Natalia Veselnitskaya prometió proveer información muy dañina sobre Clinton. Donald junior envió correos electrónicos informando al respecto.

Hackers infiltraron los servidores del Partido Demócrata y extrajeron información de la campaña de Clinton.

El FBI comienza a investigar la posible interferencia del gobierno ruso en las elecciones estadunidenses. Varios personajes de la campaña de Trump sostienen reuniones con funcionarios rusos. En vísperas de la convención del Partido Demócrata, WikiLeaks publica los correos electrónicos de la campaña de Clinton que habían sido hackeados.

En agosto de 2016, Trump despide a Manafort como jefe de campaña por no haberse registrado como cabildero de una organización extranjera. El director del FBI, James Comey, le informa al Presidente del posible involucramiento ruso en la elección. Obama se calla con la idea que era lo mejor tomando en cuenta las altas probabilidades de ganar de Clinton. No obstante, Trump gana la elección.

Continúan las reuniones del equipo del Presidente electo con funcionarios y personajes rusos. El FBI sigue con su investigación y presenta un reporte a Obama, quien impone una serie de sanciones a Rusia por haber interferido en las elecciones. Uno de los personajes involucrados es el general Flynn. Obama le pide a Trump que no lo nombre como su asesor de seguridad nacional. Trump toma posesión y designa a Flynn en el puesto mencionado. Además, le pide “lealtad” al director del FBI, James Comey.

Frente a las presiones, Flynn renuncia. Trump le solicita a Comey que deje de investigarlo. El procurador estadunidense, Jeff Sessions, se recusa de las investigaciones de la “trama rusa” por posibles conflictos de interés. Comey testifica en el Congreso y acepta que existe una investigación. Trump lo presiona para que la abandone. Comey se rehúsa y el Presidente lo despide.

El subprocurador, Rod Rosenstein, nombra un fiscal especial para el caso: Robert Mueller. Trump se enfurece y comienza a hablar mal del procurador Sessions.

El FBI arresta a Papadopoulos, quien se declara culpable de perjurio en lo que parece un acuerdo con el fiscal para rebajarle la pena a cambio de información comprometedora. Mueller convoca a un Gran Jurado para indiciar a Manafort y Gates. El lunes pasado, los arrestaron por 12 cargos en su contra, entre ellos, conspiración contra el país, desestimar el registro como agente de una entidad extranjera, suministrar declaraciones falsas y lavado de dinero. Manafort y Gates se declaran inocentes. El juez ordena su arresto domiciliario a cambio de una fianza.

Hasta aquí este resumen sucinto. El fiscal, al parecer, está haciendo su chamba. No sabemos qué información le dio Papadopoulos, pero ya logró que un Gran Jurado indiciara a Manafort y Gates. Como suele suceder con la justicia estadunidense, han atrapado a los peces más chicos para ofrecerles una negociación a cambio que entreguen a los más grandes. En este caso, podrían ser el hijo de Trump, su yerno y hasta el propio Presidente.

La gran pregunta es qué tanto sabía Donald Trump del involucramiento del gobierno ruso en su campaña. De comprobarse alguna vinculación del Presidente, el fiscal Mueller podría recomendar al Congreso su destitución.

¿Quiere decir esto que Trump está cerca de caer? No. A esto le falta mucho. La detención de Manafort y Gates y la declaración de culpabilidad de Papadopoulos ya estaban descontadas. Todo el mundo las esperaba. De hecho, este evento no movió las apuestas de si Trump termina o no su periodo presidencial. Los apostadores le están dando una probabilidad de 30% de que no acabe el 2018 como Presidente y de 40% en el 19.

Columna de Leo Zuckermann. Twitter: @leozuckermann

EXCELSIOR, México, 01-11-2017

 

Social

Powerpoint de la semana

Video Recomendado

Impresionantes Pinturas 3D del Artista Edgar Muller
La risa de Juan Pablo II
Lo que está detrás de la ideología de género (Benigno Blanco)
Loving Vincent - Trailer 2016 (web)

Humor

Hacia 1770, la moda de las pelucas empolvadas de la aristocracia francesa e inglesa habían alcanzado tal magnitud, que las pelucas podían alcanzar 1,2 metros de alto, y se decoraban hasta con pájaros embalsamados, réplicas de jardines, platos de fruta o barcos a escala.

La falta de higiene (no se las quitaban por semanas o meses) y el volumen de estas pelucas ocasionaba que no sólo piojos y pulgas las infestaran, sino que hasta pequeños ratones hicieran de ellas su hogar.

----------------------------------------------------

Cuando los conquistadores ingleses llegaron a Australia se asombraron al ver unos extraños animales que daban saltos increíbles.

Inmediatamente llamaron a uno nativos e intentaron preguntarles mediante señas qué era eso.

Al notar que siempre decían “Kan Ghu Ru” adoptaron el vocablo inglés “kangaroo” (canguro). Los lingüistas determinaron tiempo después que los indígenas querían decir “No le entiendo”.

----------------------------------------------------